martes, 10 de septiembre de 2013

ÁNTERO FLORES: “ALAN ME LLAMÓ Y ME DIO LA ORDEN PARA QUE INGRESEN LOS FISCALES A LA OFICINA DE MIRAFLORES”

Aparece un nuevo hecho que confirma que el expresidente Alan García habría cometido instigación de usurpación de funciones en el caso BTR. El exministro de Defensa Ántero Flores Aráoz confirmó ayer que el líder del partido de la estrella lo llamó por teléfono el pasado 8 de enero de 2009 para pedirle que le dé facilidades a la entonces fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, para que pueda realizar un allanamiento, sin orden de un juez penal, en la sede del Servicio de Inteligencia de la Marina.
¿Se necesitaba un mandato judicial para realizar esa inspección?, le preguntó diario 16 de Perú a Antero Flores Aráoz respondió que no, pero aclaró que el exjefe de Estado nunca le mencionó si el equipo de fiscales liderado por la entonces fiscal de la Nación tenía una orden judicial para realizar esa labor.
El extitular de Defensa explicó que abrió las puertas de esa oficina de la Marina en cumplimiento a la Ley del Ministerio Público (Decreto Legislativo Nº 052), que indica que los funcionarios públicos deben de dar facilidades a los fiscales para realizar su trabajo.
No obstante, el juez penal Edwin Elmer Yalico Contreras había rechazado el allanamiento de ese destacamento naval.
Es decir, el expresidente, por encima del juez Edwin Yalico, ayudó a que la fiscal de la Nación Gladys Echaíz y el fiscal Wálter Milla ingresen a esa oficina sin tener una orden judicial. ¿Por qué lo hizo?
Luego, el preinforme final de la Megacomisión ha establecido que ese cateo se realizó sin peritos informáticos y no hubo auditoría, como consta en el acta de verificación de fojas 002511.
Además, en la investigación del fiscal Milla se exoneró a los altos mandos de la Marina, pese a que se comprobó que desde ese lugar se realizaron interceptaciones telefónicas en perjuicio del Estado y terceros, en coordinación con Business Track.
Por esas razones, el citado informe preliminar ha recomendado denunciar a Alan García por el delito de instigación de usurpación de funciones, por el hecho anteriormente señalado, ya que vulneró el artículo 361 del Código Penal al ordenar a Flores Aráoz que permita que la fiscal Echaíz realice el allanamiento del Servicio de Inteligencia de la Marina sin la orden de un juez penal.
Este viernes el preinforme será debatido en la Megacomisión y, posteriormente, tendrá que ser aprobado.
¿Qué es lo que pasó ese día?
La fiscal Echaíz, el 10 de agosto de 2010, dijo ante una comisión del Congreso que investigó el caso, que sí se reunió con el expresidente Alan García en Palacio de Gobierno, y que este le preguntó si ya habían ingresado los fiscales a inspeccionar la sede de Inteligencia de la Marina.
La respuesta fue negativa. Entonces, García se mostró diligente y llamó inmediatamente al ministro de Defensa en funciones, Ántero Flores Aráoz, y le ordenó el ingreso de un equipo de fiscales, liderado por Echaíz, al Servicio de Inteligencia de la Marina, tal como lo indica la conclusión número 17 del preinforme de la Megacomisión del Congreso, que investiga este supuesto hecho de corrupción.
La diligencia se concretó ese mismo día: el 8 de enero de 2009. Una comitiva integrada por la fiscal de la Nación en ejercicio y el entonces titular de la Tercera Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada, Wálter Milla López, concurrió a la sede de inteligencia naval.
La delegación fue recibida “por el contralmirante Pedro García Llaque (jefe del servicio de Inteligencia) y el capitán de navío Rogelio Fernández del Castillo (oficial de menor rango en la oficina)”, señala otra parte del documento.
No obstante, Flores Aráoz reveló ayer a este medio que él también estuvo en ese encuentro.
“Ordené que les dieran todas las facilidades y que investigaran: puertas abiertas de todo; no había nada que esconder. Me quedé un buen rato”, recordó.
¿Fue testigo de que los fiscales se llevaron documentos u otro material?, le consultamos. “No he visto que hayan sacado nada. Se fue la fiscal de la Nación, me fui y se quedaron los fiscales asignados haciendo lo que les correspondía”, añadió.
En esa diligencia no participó ningún perito informático –añade el expediente de la Megacomisión– ni se realizó una auditoría con el Encase Forense, como consta en el acto de verificación de fojas 002511.
Este es un hecho que llamó la atención de la Megacomisión.
El expresidente García, durante su comparecencia como testigo ante el Poder Judicial, mintió sobre ese hecho, es otra importante revelación del preinforme final. “Ante esa comisión negó haber sostenido algún tipo de reunión específica respecto a la investigación de Business Track SAC” sostuvo.
Sin embargo, la cita con Echaíz y su llamada a Flores Aráoz demuestran lo contrario.
El caso BTR o Business Track se reveló en 2010. Se trata de una empresa que, en coordinación con la oficina de Inteligencia de la Marina, realizó espionaje telefónico en perjuicio de funcionarios del Estado y terceros, para favorecer a empresarios vinculados a los negocios petroleros.
“El informe de la Megacomisión es recontracierto”
A continuación reproducimos parte del diálogo del exministro de Defensa Ántero Flores Aráoz con Diario 16:
-Diario16: Entonces, el preinforme de la Megacomisión que indica que el presidente García lo llamó para que deje ingresar a la fiscal de la Nación a la oficina de Inteligencia de la Marina, ¿es cierto?
-Ántero Flores Aráoz: Pero discúlpeme: recontracierto. Además, no necesitaría ni darme una orden (el presidente); uno tiene que cumplir con la Constitución y la ley…Se les dio facilidades ya que el Decreto Legislativo 52 así lo obliga. Es lo regular. ¿Qué hubiera sido lo irregular? Obstaculizar a la ley. Al revés. Facilitar es lo normal. Es lo legal.
-D16: ¿Por qué el presidente toma la iniciativa de llamarlo a usted?
-A.F.A.: Pregúnteselo a él, no me lo pregunte a mí; cómo lo voy a saber. Pero no era ni necesario. Bastaba con que la fiscal me lo hubiera pedido.
-D16: ¿Por qué la fiscal no se comunicó con usted?
-A.F.A.: Pregúnteselo a ella, por qué no me lo comunicó directamente; yo qué voy a saber.
-D16: ¿El hecho de que un presidente se comunique directamente con el ministro para una diligencia es un procedimiento normal?
-A.F.A.: Yo no sé si la fiscal se lo pidió.
-D16: ¿A usted no le sorprendió que le llame por ese motivo?
-A.F.A.: No. Por qué me va a sorprender si el presidente es el jefe de los ministros.
-D16: Pero estamos hablando de un organismo independiente, como es el Ministerio Público…
-A.F.A.: El Ministerio Público no es poder del Estado, es el ente que hace las investigaciones. El presidente, lo que ha dicho, cumple con la ley.
CNM evalúa abrir investigación a la exfiscal de la Nación
El pleno del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) evaluará investigar a la ex fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, por los delitos de abuso de autoridad y de asociación ilícita para delinquir, en el proceso del caso Business Track, tal como lo ha sugerido el preinforme final de la Megacomisión.
El presidente de la CNM, Máximo Herrera Bonilla, aseguró ayer que en las próximas horas se pronunciarán sobre ese tema.
Echaíz, según las pesquisas, es la presunta autora del delito de abuso de autoridad al haber supuestamente abusado de sus atribuciones ordenando arbitrariamente que el fiscal superior Mateo Castañeda Segovia, coordinador de las fiscalías especializadas contra la criminalidad organizada, se encargue de las investigaciones.
La exfiscal también sería investigada por el delito de asociación ilícita para delinquir ya que habría ayudado a que las investigaciones en este caso no se realicen con transparencia.
Ni Alan ni Del Castillo fueron juzgados por BTR
El congresista Luis Llatas aseguró ayer que el caso BTR puede reabrirse, ya que el expresidente Alan García y el expremier Jorge del Castillo no fueron denunciados ni juzgados en este hecho de interceptación de llamadas telefónicas, a favor de personas vinculadas al APRA para ganar licitaciones de empresas petroleras.
El proceso se llevó a cabo en 2010 y solo fueron juzgados y sentenciados tres miembros de la empresa Business Track (BTR): Elías Ponce y Carlos Tomasio fueron sentenciados a siete años de prisión efectiva; y Giselle Giannotti, a cinco años. A ellos se les halló culpables de los delitos de interceptación de las comunicaciones y asociación ilícita para delinquir.
El preinforme final de la Megacomisión ha recomendado denunciar penalmente al expresidente Alan García por tres delitos: instigación de usurpación de funciones (por haber ayudado a que la fiscal de la Nación en funciones pueda realizar el allanamiento de la oficina del Servicio de Inteligencia de la Marina sin la orden de un juez penal), infracción constitucional (por darle el ascenso a Manuel Elías Ponce Feijóo, la cabeza de la empresa Business Track, cuando no le correspondía ningún derecho) y por haber formado parte de una organización delictiva destinada a obstaculizar la labor de la justicia y evitar el esclarecimiento del caso BTR.
El dato:
El líder aprista pasó por encima del juez penal Edwin Elmer Yalico Contreras, quien ordenó que no se allane el Servicio de Inteligencia de la Marina, y dio luz verde para que la fiscal de la Nación Gladys Echaíz y el fiscal Wálter Milla López allanen esa oficina. ¿Por qué lo hizo? Luego desaparecieron pruebas del chuponeo.
JUAN CARLOS CHAMORRO