jueves, 26 de marzo de 2015

Ricardo Arjona, el cantante de los que no leen

Ricardo Arjona, el cantante de los que no leen
Arjona suele aparecer ante las cámaras con una barba de tres días, boina al estilo del Ché y un puro en su boca. En su discurso suelen haber reflexiones vacuas sobre la vida, citas a Borges, Neruda y Benedetti y, cada vez que puede, un guiño a la revolución cubana. A primera vista podría tratarse de un revolucionario, uno de esos tipos que, como Manu Chao, tienen costumbres hippies como recorrer el continente en auto stop o escoger como guardaespaldas a una guardia indígena. Pero no se equivoquen, mientras el exlíder de Mano Negra es consecuente con su discurso, el guatemalteco no es más que un producto elaborado por las disqueras para descrestar a solteronas cursis y a torpes aspirantes a filósofos.
Seamos claros, Arjona no sólo es un mal poeta, sino que es un farsante.  Uno puede pensar que traerlo a cantar al país puede ser barato ya que él ha dicho hasta la saciedad que no tiene pretensiones materiales y que su única preocupación es alimentar a la musa que le dicta las canciones. Nada más alejado de la realidad. Para sus conciertos exige cosas tan absurdas como varias botellas de ron jamaiquino, galletas nepalíes, chocolate mexicano y 50 dobles para despistar a los fans que matarían por una hebra de su cabello. Es más fácil tocar el hombro de Barack Obama que el del autor de Quién diría;  la centena de guardaespaldas que lo protegen son una barrera infranqueable que ninguna fanática, por más histérica que esté, podrá rebasar.
Hijo de un profesor de colegio, en un principio quiso ser basquetbolista. Alentado por sus casi dos metros de estatura, Ricardo Arjona fue integrante de la selección nacional de su país y durante mucho tiempo tuvo el record de anotar más puntos en un solo partido: 78. En la universidad estudió comunicación social y durante unos años se desempeñó como profesor en colegios rurales. Pensó seriamente dejarlo todo para volverse sacerdote hasta que, para la mala fortuna nuestra, una guitarra se le atravesó en su camino.
Fue en 1985, a sus 21 años, cuando grabó un disco que hasta él mismo le da vergüenza reconocer, un salpicón meloso llamado Déjame decirte que te amo, uno de los fracasos más sonoros de Polygram. Convencido de que no tenía futuro como cantante, decidió seguir dando clases en su Jocotenango natal y, de vez en cuando, viendo el cráter de un volcán le pedía a algún espíritu maya que lo llenara de sabiduría y le ayudara a inspirarse un verso tan hermoso como El cadáver del minuto que pasó.
Cinco años después lo encontramos en la calle Florida de Buenos Aires. Su cultura literaria no pasaba de leerse un par de poemas de Benedetti en su Inventario y su ideología política era la misma que tienen los aspirantes a revolucionarios que pululan en las universidades públicas. Quería ser un rebelde, un maldito, un bohemio. Su cara comprimida como un ombligo, a lo Miguel Calero y su 1.95, despertaban algún tipo de piedad por parte de los caminantes y el sombrerito hongo que tenía en el piso, a veces se llenaba de monedas.
Entonces, en 1993, viene el inesperado éxito de Animal nocturno y Arjona pasa de ser un larguirucho aspirante a poeta, a uno de los hombres más deseados de Latinoamérica.  Allí viene la que probablemente sea la mejor de sus letras Jesús es verbo y no sustantivo, una canción plagiada al cantautor argentino Facundo Cabral.
Las chicas, a principios de los noventa,  soñaban con encontrarse en sus vidas con un tipo sensible, culto, guapo, anarquista y millonario como él.  Se casó, como le correspondía, con una Miss Universo. Diez años después vendría el escándalo. Leslie Torres pidió el divorcio después de que lo denunciara por torturarla física y sicológicamente. El hombre que dijo sobre las mujeres No sé quién las inventó, no sé quién hizo ese favor tuvo que ser Dios, intentó empujarla desde el octavo piso de un hotel. El hermano de la puertorriqueña testimonió  que el cantante: “La ha cacheteado, empujado, pateado, agarrado por el pelo, además de tirarla en la ducha completamente vestida y echarle agua fría”. Él, en vez de reconocer su falta, se defendió diciendo que Leslie Torres era alcohólica y drogadicta. Los jueces no le creyeron y lo obligaron a una indemnización millonaria. Sus fans, ciegas y sordas, no creyeron nada de esto y siguieron llenando sus conciertos, en donde se presentaba en ridículos escenarios convertidos en bibliotecas o bares, correspondiendo a la imagen de bohemio e intelectual que él mismo ha querido crear.
Sus versos ramplones e imposibles como El problema no fue hallarte, el problema fue encontrarte oCómo encontrarle una pestaña, a lo que nunca tuvo ojos, seguía siendo recitados por millones de jovencitas. Si Neruda era el poeta de los trabajadores y Rimbaud el de los fumadores de hachis, Arjona es el bardo de los que nunca han leído un libro.
Hoy en día su fama crece y eso ha generado indignación entre los que son artistas verdaderos. Fito Páez en el años 2010, dijo que el fanatismo que le profesaba su país a Arjona revelaba la aniquilación cultural que vivía la Argentina: “Si la ciudad de Buenos Aires le da 35 estadios Luna Park a Arjona, y a Charly García le da dos, tienes que pensar qué significan la política, los diarios en esta ciudad, en la que hay valores que fueron aniquilados”.
A sus 51 años Ricardo Arjona es inmune a los cuestionamientos. Ya lleva más de 20 millones de discos vendidos en Latinoamérica y, mientras la industria musical está en crisis y miles de verdaderos poetas de la canción fracasan en su intento de hacerse con un público, él es idolatrado y admirado. Su triunfo es la derrota del arte verdadero y una prueba clara y contundente de que a cualquier tarado que pueda ocurrírsele una canción tan insulsa como Pinguinos en la cama, puede aspirar a la gloria. El secreto para llegar a la fama no tiene nada que ver en el genio, sino en la habilidad de los mercachifles de la música y de interpretar los gustos, cada vez más limitados, de una muchedumbre culturalmente pobre. 
IVÁN GALLO. 

MANUEL SEVILLA ASUME LA JEFATURA DE LA DINI

Ejecutivo designa a Manuel Sevilla Echevarría como director de la DINI

El Ejecutivo enfrenta NUEVAMENTE problemas a causa de la DINI. Por lo pronto, se ha designado interinamente como Director a Manuel Sevilla Echevarría
Sevilla es abogado y era Jefe de la Oficina de Asesoría Jurídica de la DINI. Asume el cargo más con un objetivo político pues la Resolución Suprema dice que, mientras se reestructure la institución, la ejecución de acciones de inteligencia operativa y contrainteligencia está suspendida. 


Pero.... es interesante leer este artículo para entender cual fue el preludio de los acontecimientos. 

Ejecutivo designa a Manuel Sevilla Echevarría como director de la DINI

Movidas y contramovidas en la poderosa (y manoseada) Dirección Nacional de Inteligencia (DINI).

Informa: Gertrudis Jari
No era usual. Víctor Gómez Rodríguez  instauró una poco ortodoxa forma de celebrar el aniversario de Inteligencia. Días atrás ya había dispuesto cada detalle para que todo resultara inolvidable. El evento se llevó a cabo el pasado viernes 9 de enero en la mismísima explanada de la poderosa Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), en Chorrillos, en lo que es el antiguo local del otrora aún más poderoso SIN de Montesinos. Limpios y altos toldos, mozos elegantemente vestidos, mesas correctamente servidas con impolutos manteles, comida de gala y discursos a diestra y siniestra dieron el contexto del ágape. Las copas relucientes esperaban el cordial brindis.
Algunos cuadros sobrevivientes del ex SIN, entre cincuentones y sesentones, como los ex agentes de la promoción 1985 Fredy Melitón, Marnie Valdez  o Pancho Tello,  rememoraron aquellas antiguas bien rociadas fiestas que le gustaba ofrecer, entre los años 1988 a 1991, al general Edwin ‘Cucharita’ Díaz Zevallos, con motivo del aniversario institucional. Como sabemos, en la nueva DINI trabajan todavía alrededor de una decena de exfuncionarios del extinto SIN, acostumbrados a esas rifas que habría hecho ‘Cucharita’ con gastos reservados, según recuerdan algunos memoriosos.
1
Víctor Gómez Rodríguez, recientemente cesado como jefe de la DINI. Compañero de promoción del presidente Humala.
Sin embargo, en esta ocasión, pese a que la mesas estaban servidas, y no faltaban buenos licores, la cita fue sumamente tensa. Acaso algunos cazurros espías pensaban que los bocaditos podrían estar envenenados. En todo caso, los agentes de Inteligencia suponían que el capitán EP (r) Víctor Gómez Rodríguez, el compañero de promoción  de la Escuela Militar de Chorrillos del presidente Ollanta Humala, estaba asegurado a la cabeza de la institución los 5 años de gestión nacionalista. Los pronósticos, por problemas personales, sucumbieron ante la realidad de los hechos.
Gómez Rodríguez, el mismo que abrió las puertas del campamento minero de Toquepala a los hermanos Humala cuando el levantamiento de Locumba, decidió por un tema estrictamente familiar, abdicar al cargo. Allí empezó un cubileteo para buscar al nuevo hombre secreto. Nadie quería hacerse del muerto. Por default se recurrió a otro miembro de la ‘promo’ del presidente —Héroes de Pucará y Marcavalle, 1984—, el capitán EP (r) Javier Briceño Carpio, quien hasta el año pasado estaba como jefe de la Agencia de Compras Militares.
EL GRAN DISCURSO
2
Iván Kamisaki, actualmente número dos de la DINI.
Las celebraciones del viernes 9 no parecían ser tan fraternas como en aquellos tiempos de ‘Cucharita’. Esta vez no hubo gran orquesta, apenas algunos solitarios músicos a los que pocos prestaban atención. Los más experimentados hablaban a media voz, no vaya a ser que alguien hubiera instalado en las mesas algún ‘bicho’ electrónico para captar conversaciones. La experiencia enseña que entre espías, si quieres conservar la cabeza, es mejor escuchar que hablar. Tal vez por ello, las conductas fueron especialmente lacónicas. Sin embargo, entre mareos y soponcios de algún asistente próximo a su cese, se hizo de notar el largo discurso del capitán GC (r) Iván Kamisaki Sotomayor, número dos de la organización.
Tal fue el “robo de show” de Kamizaki en su discurso que Gómez Rodríguez no tuvo más remedio que hacer un simple agradecimiento en el ágape de espías, lo que a su vez desubicó al jefe entrante Javier Briceño Carpio; pues a estas alturas ya no estaba seguro de si el jefe era él o el referido Kamisaki, a quien habría acusado hasta de infidente. Sucede que en la DINI todo se sabe en prensa y en tiempo real, por la persistentes fugas de información que aquejan al organismo.
 VIEJOS AMIGOS
3
Javier Briceño Carpio, el nuevo ‘mero mero’ de la institución.
La fecha escogida de la reunión, 9 de enero, no era precisamente el ‘cumpleaños’ de la DINI, que en realidad es el día 4 de enero por la promulgación de la antigua Ley 28664. Como sea, la fecha propició que se vieran las caras viejos amigos y viejos enemigos. Juan Manuel Rivera, abogado y hombre de confianza en la Agencia de Compras Militares asumía la jefatura del gabinete de la DINI, lo que le produjo en la reunión una fuerte baja de presión arterial a su antiguo verdugo: Armando Palacios, su colega y jefe de personal, y quien sacó a Rivera del DINI en la gestión aprista. Allí estaba también Alberto Cortez, número tres de la organización y reciclado desde el gobierno fujimorista, un retazo de los estertores de los tiempos de dominio del Doc.
La celebración seguramente no fue, como en los rememorados tiempos de ‘Cucharita’, hasta la madrugada; y los tragos, esta vez, no rompieron el hielo. Y es que la inteligencia de ahora no difiere mucho de hace 20 años. Allí faltó, por ejemplo, Yober Alcarazo Valverde (recientemente mencionado por la revista Caretas como el hombre de la DINI en el Ministerio del Interior y brazo derecho de Urresti). Al parecer, los espías han aprendido a cuidarse. Por eso es que desde el ministerio del Interior no mandaron representantes para la susodicha fiesta de aniversario. Esa habría sido la recomendación del general PNP (r) Wilson Hernández, actual jefe de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior, y primer interesado en ocultarlo todo. Wilson Hernández trabajó en el SIN entre 1998 y 1999 destacado por su institución y fue viceministro de Orden Interno de ‘Meche’ Cabanillas; además de ser la ‘yunta’ de Iván Kamisaki.
Aunque se reciclen figuras del desaparecido SIN y aparezcan émulos que terminan siendo malas copias, el Doc, para bien o para mal, siguen siendo irrepetible. Será por ello que hoy día Javier Briceño anda cavilando en hacer los nuevos cambios muy lentamente porque no sabe qué petardos le van a poner en el camino, en un vía crucis lleno de agentes que no responden a la lealtad absoluta al jefe sino que tienen agenda propia. Sino, díganle eso a Kamisaki, Cortez o Palacios.
LOS NUEVOS MANDAMASES
Por el momento, y resumiendo, los que pisan fuerte en la DINI son los siguientes:
Juan Manuel Rivera Macpherson
Fue designado el jueves pasado jefe de Gabinete de Asesores de la DINI en reemplazo del coronel FAP (r) Franklin Martínez. Abogado por la PUCP. Ingresó al Consejo Nacional de Inteligencia (CNI) de la ‘chakana’ toledista el 2003. Su especialidad es la gestión del Estado y los temas jurídicos. Se desempeñó como Jefe Juridico del CNI. Fue cesado por el gobierno del APRA en su gestión como jefe jurídico de Inteligencia. Aunque postuló sin éxito al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, tuvo un efímero paso por los Registros Públicos entre agosto de 2011 y abril de 2012, y luego fue agraciado en este gobierno con contratos estatales en SEDAPAL, el Ministerio de Educación,  SUCAMEC, y desde noviembre de 2014 en la Agencia de Compras Militares del Ministerio de Defensa. Allí consolidó su relación con Javier Briceno Carpio. Se le ha visto desde la llegada de Briceño en cuanta ceremonia o encuentro se ha producido en la DINI desde el cese de funciones Victor Gómez Rodriguez.
Tiene en su haber problemas no investigados acerca de los documentos de la estructura complementaria de la DINI durante su gestión como jefe legal de la esa institución y problemas relacionados a la designación ilegal de su compadre Vicente Danessi Vega, el 2007, sentenciado por el Poder Judicial e inhabilitado para la función pública por fraguar documentos personales de la DINI.
Yober Alcarazo Valverde
 Agente de Contrainteligencia. Pisicólogo por la UNMS y poligrafista. Trabajó en la DINI desde el año 2007 como analista de Inteligencia. Se recicló en Contrainteligencia de la DINI y trabajó por muchos años en la Dirección de Inteligencia dirigida por el abogado Alberto Cortez Torres. Alcarazo fue designado en octubre de 2014 como asesor del COAS-MNINITER, bajo la batuta de Daniel Urresti. Viajó a Ecuador en comisión de servicios enviado por el ministro Urresti, Sería el enlace entre la DINI y el MININTER, y el señalado como el autor de ciertas páginas web con miras a la candidatura presidencial de Urresti.
 Alberto Cortez Torres
Abogado por la USMP y acomodaticio personaje de inteligencia. Profesional. Cercano al abogado Sergio Tapia, de Keiko Fujimori. Cortez fue mentor de Yober Alcarazo en la Dirección de Inteligencia Estratégica de la DINI.  Fue secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos fujimorista entre 1997 y el 2000, y ejecutor de las políticas de Derechos Humanos diseñada por el fallecido ministro Alberto Bustamante Belaúnde.  Durante la gestión aprista fue cesado de la DINI y misteriosamente se reincorporó a la misma a los pocos días de asumir la presidencia Ollanta Humala. El ‘vietnamita’, como se  conoce a Cortez por sus rasgos en los predios de la DINI, tiene conocida capacidad camaleónica para reciclarse en cualquier gobierno. Sumisión, más que lealtad, parece ser su palabra mágica para sobrevivir.

viernes, 27 de febrero de 2015

Enlace permanente de imagen incrustada

martes, 10 de febrero de 2015

DINI: Ollanta Humala no se opone a que el Congreso ratifique a futuros jefes

No hay mucha expectativa por el diálogo. (Perú21)
 
El presidente Ollanta Humala aseguró que no se opone a que el Congreso de la República ratifique el nombramiento de los futuros jefes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), luego que se anunciara su reestructuración.
 
El mandatario indicó que es probable que este punto sea incluido en el proyecto de ley que enviará en los siguientes días al Legislativo para el cierre temporal de esta institución.
 
“Nosotros no tendríamos ningún inconveniente (con que el Parlamento ratifique al jefe de la DINI), ese fue un tema que lo tocamos en el diálogo a pedido de Raúl Castro Stagnaro del PPC y nos parece una posición inteligente y sensata”, manifestó en declaraciones a la prensa tras inspeccionar unas obras en la avenida Néstor Gambetta, en el Callao.
 
Humala Tasso reiteró que su Gobierno no se pondrá de costado antes las acusaciones que vincula a la DINI con el presunto seguimiento a políticos de la oposición e incluso del oficialismo, como en el caso de la vicepresidenta Marisol Espinoza, aunque precisó que la reorganización de esta institución no implica que el Ejecutivo haya admitido tener alguna clase de responsabilidad en estas denuncias.
 
Asimismo, Ollanta Humala señaló que el cierre temporal de la DINI no constituye un obstáculo para las investigaciones que realizan tanto la fiscalía como el Congreso, sobre el supuesto reglaje.
 
CIERRE PODRÍA OBSTACULIZAR INVESTIGACIONES

 Sin embargo, el congresista y líder de Restauración Nacional, Humberto Lay, señaló que le preocupa el cierre de la DINI, si ello además de buscar una necesaria reorganización pudiera tener la intención de impedir que se descubra a los culpables del espionaje y seguimientos.
 
“Las últimas denuncias, algunas de las cuales apuntan a la primera dama, necesitan ser aclaradas y no esquivadas como parece que está sucediendo, por el bien del gobierno, de la institucionalidad y por la tranquilidad de la ciudadanía. Por ello el cierre de la DINI me preocupa, si es que tiene la intención de impedir que se descubra a los culpables y autores intelectuales del espionaje y reglajes revelados en las últimas semanas”, señaló.
 
“Lamento que el presidente de la República hasta el momento no muestre intenciones de realizar los cambios en el Gabinete que reclama gran parte de la oposición. Sería un gesto de humildad que, viniendo de una tan alta autoridad, le haría mucho bien al gobierno y tendría mucho más efecto que las horas empleadas en el diálogo realizado”, dijo.

jueves, 29 de enero de 2015

MÁS PRUEBAS DE ‘REGLAJE BAMBA’ PERO OPOSICIÓN LOGRA ARRINCONAR AL GOBIERNO




Consecuencias de un enfrentamiento preelectoral. Aprofujimorismo quiere cabeza del gabinete apoyado por periodistas de la ‘concentración de medios’
La verdad se abre paso. Un nuevo detalle en la denuncia de un presunto ‘reglaje’ a Alan García, que ha enfilado los dientes de la oposición al punto de pedir el cambio de todo el equipo ministerial al que parecen tenerle miedo, sobre todo, porque se han perfilado cuatro ministros políticos que les han hecho la guerra (en puyazos por televisión y por redes sociales), como son Ana Jara, Daniel Urresti, Pedro Cateriano y Carmen Omonte.
Pero hablemos de la nueva prueba del ‘reglaje bamba’. El supuesto informe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), que según el programa Sin peros en la lengua que conduce la periodista Milagros Leiva, es la prueba fehaciente de que existe un seguimiento al líder aprista, fue elaborado con recortes de párrafos de páginas de Internet como Wikipedia y el portal regional que rebota un artículo del diario chicha El Men. Así como lo lee, con lo que se desbarata un origen oficial de una institución de Inteligencia. Saque usted sus conclusiones.
Según se puede apreciar, las frases “quien nunca puede explicar por qué gasta más de lo que supuestamente declara” y “En 1978, compró una casa en la calle General Varela (Miraflores) (…) señaló que le costó $10,869, suma cancelada en buena parte por Pilar Nores”, se repiten tanto en el supuesto informe de la DINI, presentado el último domingo en el programa Sin peros en la lengua de América Televisión (del grupo El Comercio), como en un informe del diario El Men, que data del 6 de junio del 2013.
Esas frases son incorporadas en el capítulo “secreto” del supuesto informe de la DINI. ¿Alguien puede creer que la policía haga seguimiento dos años usando información de páginas Web?
Pero eso no es todo. En otro momento del informe “revelador” y que la periodista Leiva se ha encargado de decir que le fue remitido “desde la DINI, aunque no puedo revelar mi fuente”, se señala que agentes hicieron un perfil del líder aprista, lo que demuestra el seguimiento.
Sin embargo, como podemos apreciar en los documentos, el perfil de García Pérez no necesita un equipo de inteligencia, ni un policía, es más, ni un periodista, pues esos datos considerados en el supuesto INFORME SECRETO, son los mismos que se encuentran en el portal Wikipedia (www.wikipedia.org). Una página Web en la que se coloca información de personajes, eventos históricos, etc. O sea quienes elaboraron el documento solo tuvieron que ‘copiar’ y ‘pegar’ el texto.
Este es el tercer día que diario16 muestra pruebas que desinflan el ‘reglaje’ a Alan García. La primera fue la débil sustentación del informe que, al principio, fue presentado como confirmación del seguimiento a Alan García, para que luego la periodista Leiva dijera que era “un supuesto reglaje”. Además el reportaje estaba lleno de “suposiciones” y “habrías”, lo que también fue resaltado por destacados periodistas.
La segunda prueba es que el día en que supuestamente la DINI espió a García este se encontraba en Madrid, España, con su pareja Roxanne Chessman y su hijo Federico Danton. Entonces, si como dicen lo seguían desde el 2012, ¿cómo agentes de inteligencia no sabían que estaba en el extranjero?
Y ahora mostramos los documentos bamba que aprista, fujimoristas y otros partidos de oposición –en etapa preelectoral- no quieren considerar y pretenden continuar con lo que parecer ser un psicosocial para poner en ‘jaque’ al Gobierno. Tampoco, tampoco.
EL DAÑO ESTÁ HECHO
Con la ayuda de un pulpo editorial, la oposición ha tomado el caso del supuesto ‘reglaje’ como caballito de batalla para ‘golpear’ al gobierno de Humala.
Las siete horas que pasó ayer Ana Jara en el Congreso, en la comisión que investiga el tema del supuesto seguimiento a políticos, fueron una antesala de lo que veremos los próximos meses. Ataques tras ataques, gritos, y mucha presión para que la premier desintegre su gabinete y les dé lo que desean; la cabeza de sus ministros más valiosos, pero sobre todo uno: el ministro del Interior, Daniel Urresti, el de mayor popularidad y el único que ha podido dejar callados y escondidos a Alan García y Keiko Fujimori en los últimos dos meses, a punta de ‘cuadres’ y mucho sarcasmo.
La oposición parecer estar decidida a ‘bajarse’ a este ministro, aunque –como veremos más adelante- la población no piensa lo mismo.
Para el gobierno tampoco parece ser una condición la salida de Urresti, ni de Jara, la premier con más aceptación hasta el momento. Ambos figuras cuasi presidenciables, según encuestas.
“No renunciaré”, así de contundente fue Ana Jara, al ser consultada por la prensa sobre el pedido de la oposición, que ha solicitado su renuncia al cargo de primera ministra.
“Renunciar será admitir la responsabilidad de este gobierno y este gobierno es respetuoso de la democracia. Todas las personas tienen absoluta libertad de opinión, expresión y pensamiento”, señaló la titular de la PCM a su llegada al Congreso, para aclarar ante la Comisión Permanente las denuncias de estos supuestos seguimientos.
Según se pudo conocer, la oposición del Congreso tendrían los votos necesarios para censurar al gabinete Jara (65 votos). Sin embargo, tendrían que esperar hasta el inicio de la legislatura ordinaria para dicho fin; es decir, el 1 de marzo.

Pronunciamiento sobre publicación periodística

PCM_Jara_web
Con relación a la publicación efectuada el día de hoy por la revista Correo Semanal y Diario Correo, la Presidenta del Consejo de Ministros (PCM) hace de conocimiento de la opinión pública lo siguiente:
  1. A lo largo de mi trayectoria, como Ministra de Estado en las carteras de Mujer y Poblaciones Vulnerables, Trabajo y Promoción de Empleo y en la actualidad como Jefa del Gabinete Ministerial, me he desempeñado de manera transparente y responsable. Siendo mi prioridad trabajar en el desarrollo y bienestar de cada grupo poblacional que comprendía cada una de las carteras a mi cargo.
  1. En esa línea, siempre estuve y estoy acompañada con un equipo de profesionales y técnicos de primera línea, de gran experiencia en la gestión pública y privada, los que se han desempeñado en diferentes gestiones gubernamentales y cuentan con perfiles académicos calificados para los puestos que ocupan, de acuerdo a lo establecido por la normatividad vigente. Grupo humano que se sumó al personal administrativo y de carrera, en cada uno de los sectores que me ha tocado liderar.
  1. Sobre los sueldos percibidos por el personal de mi Despacho en la PCM, existe un marco legal vigente (desde finales del año 2011) que permite la contratación de Profesionales calificados. Asimismo, la norma dispone una compensación adecuada al servicio especializado que se brinda. La Ley lo permite, y esta modalidad es empleada por los diferentes ministerios.
  2. Dicho marco legal comprende la Ley N° 29806, Ley que regula la contratación de personal altamente calificado, y su Reglamento (Decreto Supremo N° 016-2012-EF) que regula los aspectos que se deben considerar para incorporar a los profesionales calificados para ocupar puestos en las entidades públicas del Poder Ejecutivo. Asimismo, el Decreto Supremo N° 026-2014-EF que amplió los cargos a ser cubiertos bajo la modalidad de personal altamente calificado, incluyéndose entre otros al puesto de asesor de la alta dirección de los ministerios.
  1. Respecto a mi relación con el señor Presidente de la República, ésta es directa y transparente. En esa línea, rechazo categóricamente que pueda estar vinculado con actos difamatorios, que no corresponde a la figura presidencial.
  1. En el tiempo que vengo desempeñándome como Presidenta del Consejo de Ministros, me he sentido respaldada por el Gobierno y por mi partido político.
  1. En el caso de la contratación de los profesionales calificados de la PCM, hemos respondido a los medios de prensa, con la información de parte que tiene carácter público.
  1. Estoy comprometida con mi labor frente al Gabinete Ministerial, abocada en llevar adelante el dialogo que el país necesita, con optimismo, como lo requiere el Perú.

ANA JARA VELÁSQUEZ
Presidenta del Consejo de Ministros
 Lima, 29 de enero del 2015

lunes, 26 de enero de 2015

Pagaba en efectivo a la Boston University



Las rendiciones de cuentas de keiko fujimori llegaban a Palacio de Gobierno. Documentos de la propia universidad norteamericana que Keiko Fujimori pagaba al “cash” cada ciclo entre 1994 y 1997. 

Ángel Páez. Unidad de Investigación. 

La Boston University enviaba a Keiko Fujimori su estado de cuentas directamente a Palacio de Gobierno. Los documentos obtenidos por La República indican que entre la segunda mitad de 1994 y la primera mitad de 1997, la hija mayor del ex mandatario Alberto Fujimori pagó en efectivo varios de los semestres. Por lo tanto, se confirma la versión original que la ex primera dama ofreció al Congreso sobre cómo su padrefinanciaba su carrera profesional y la de sus hermanos: con dinero contante y sonante que el ex jefe de Estado le entregaba en Palacio de Gobierno. 

No se trataba de los fondos que Fujimori obtuvo de la venta del inmueble de la calle Pinerolo, ya que recién le pagaron en 1999, dos años después de que Keiko terminara sus estudios en la Boston University, eso está claro. 

Como lo han dicho varios testigos, entre ellos Vladimiro Montesinos, Humberto Rozas Bonucelli, Matilde Pinchi Pinchi y María Angélica Ruiz, el ex asesor de inteligencia disponía de caudales secretos que escondía en el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) y mensualmente le remitía a Fujimori una suma que superaba los US$ 200 mil en efectivo para que los gastara a discreción. 
Montesinos ha dicho hasta en cuatro ocasiones --y no se ha rectificado– que el ex jefe de Estado usó esos fondos para costear los estudios de Keiko y sus hermanos. 

A MANOS LLENAS 

Precisamente, en el reciente caso por el que ha sido sentenciado Fujimori a siete años y medio de prisión, el fiscal supremo Avelino Guillén solicitó al tribunal que el Ministerio Público investigara el origen de los US$ 15 millones que el ex mandatario entregó al ex ministro de Defensa Carlos Bergamino en Palacio de Gobierno. Está acreditado que Fujimori manejaba caudales del SIN en la sede del Ejecutivo. En efecto, por esto mismo, el tribunal aceptó el pedido de Guillén. Se debería proceder de la misma manera para determinar si el efectivo con que Keiko Fujimori abonaba sus ciclos universitarios en Estados Unidos salía de los caudales que Montesinos suministraba a su padre. 

Las rendiciones de cuentas de la Boston University indican con absoluta claridad los siguientes pagos en efectivo: 

*El 10 de setiembre de 1994: US$ 4 mil 727 en efectivo y US$ 5 mil en cheque. 

*El 19 de enero de 1995: US$ 10 mil 711 en cheque. 

*El dos de setiembre de 1995: US$ 5 mil 800 en efectivo y el 9 y 14 del mismo mes US$ 3 mil 368 en cheques. 

*El 18 de enero de 1996: US$ 10 mil 050 en efectivo. 

*El ocho de setiembre de 1995: US$ 8 mil 500 en efectivo y el 11 de setiembre US$ 2 mil 602 en cheque. 

*El 15 de enero de 1997: US$ 5 mil 600 en efectivo y el 8 de abril US$ 4 mil 732 en cheque.

FALTA MUCHO MÁS 

En estos gastos reseñados no se incluyen los US$ 7 mil 203, enero -mayo de 1993, y los US$ 17 mil 684, que entre setiembre de 1993 y mayo de 1994 desembolsó Keiko Fujimori para costear sus estudios de inglés avanzado en el Stony Brook de la State University of New York. Es altamente probable que también haya procedido de la misma manera: pagar con dinero en efectivo. 

Keiko Fujimori, quien coincidentemente retornó de los Estados Unidos luego de que su padre recibió la sentencia de siete años y medio por corrupción, ha resuelto no hablar sobre el tema después de la conferencia de prensa en la que trató de cuadrar las cifras de sus gastos y la de sus hermanos con el dinero que le entregó su padre de la venta de la casa de Pinerolo. Pero, curiosamente, en esa presentación del pasado 19 de mayo, no se refirió al dinero en efectivo que su padre le proporcionaba en Palacio de Gobierno para que pagara, puntualmente, sus ciclos en la Boston University, así como los de sus tres hermanos. 

Pero no solo es importante seguir la pista al dinero en efectivo sino también a los cheques con los que Keiko Fujimori abonaba a la Boston University. Si no hay nada oscuro, la ex primera dama debería solicitar la documentación respectiva y entregársela a las autoridades. 

La testigo Higuchi aclara 

El 23 de abril del 2001, ante la fiscal Luz del Carmen Ibáñez, Susana Higuchi Miyagawa reveló que en el periodo en que vivió en Palacio de Gobierno (1990-1994) comprobó que su entonces esposo, el jefe de Estado, Alberto Fujimori, guardaba dinero en efectivo. “En el mes de diciembre de 1993, pedí abrir una caja fuerte que estaba en el dormitorio conyugal (...), fue así que en presencia de mis hijas Keiko y Sachie en dicha caja había la suma de US$ 100 mil”, declaró. 

Según el testimonio de Susana Higuchi, ese dinero era parte de un total de medio millón. Es decir, Fujimori ya había dispuesto de US$ 400 mil. “Aparentemente la suma total era de US$ 500 mil, porque se encontraban marcadas las huellas de otros fajos de US$ 100 mil”, señaló. Pero no fue la única ocasión en que vio dinero contante y sonante en Palacio de Gobierno. 


Al año siguiente, el propio Fujimori le mostró varias cajas de leche que contenían dinero. “Había aproximadamente un millón de dólares. Los soldados que las cargaban las apilaron una sobre otra”, explicó. 

La fiscal preguntó a Higuchi si sabía qué ingresos tenía su ex esposo en 1993, año en que empezó la disputa matrimonial. “Lo único que recibía eran 502 soles con 20 centavos, no conociendo que tuviera ingresos por otros conceptos. Era lo único que ganaba”, dijo.

LA REPUBLICA

domingo, 25 de enero de 2015

Víctor Andrés García Belaunde pretendería enlodar “El Expediente Prado”


El libro “El Expediente Prado” del parlamentario Víctor García Belaunde “Vitocho” publicado el año pasado primero en Lima y luego en Huánuco. Libro que narra la historia “negativa” del Presidente  Mariano  Ignacio Prado Ochoa (1876-1879).

Tal como lo resalta el autor en una entrevista replicada por el portal LaMula.pe  titulada “La casta Prado” (Publicado: 2014-07-21) ¿Prado huyó? De acuerdo a García Belaúnde, Prado Ochoa, no tuvo reparos en dejar el país en pleno conflicto que sumió al Perú en una de las más profundas crisis económicas y políticas de su historia.

“Según mi teoría, él huyó porque era casi un chileno”. “Era un general de Chile, con sueldo y espada dados por el Congreso chileno y toda su fortuna la tenía en Chile, tras la venta de dos barcos (el Atahualpa y el Manco Cápac) después de la guerra con España (1866)”, explica Belaunde.

Tras esto conversé con el pradista Andrés Santamaría Hidalgo “el brujo”, quien calificó como un “Expediente Nefasto” la publicación de García.  Santamaría, contó que se enteró por medios periodísticos del anuncio de la presentación del libro “El Expediente Prado”, donde bajo el camuflaje de investigación o estudio histórico, se escondía una perniciosa y clara tendencia a reavivar las llamas del odio y la venganza  al accionar de Mariano Ignacio Prado Ochoa durante su presidencia de la República y la guerra con Chile.

“Es verdad  que gran parte de la nación repudia el penoso episodio de nuestra historia protagonizado por  el Presidente Prado, por su supuesta huída del país en plena guerra y al robo de la colecta pública que se hiciera para la compra de armas en Europa, pero también  hay otra parte que discrepamos abiertamente con tal posición, por eso debo  advertir que según la historia que Prado salió del país por acuerdo del Congreso de la República”.  Vale recalcar que durante su ausencia, su archienemigo político Nicolás de Piérola le dio un golpe de Estado y le arrebató la presidencia, amenazándolo de muerte si volvía al Perú.

Después de aquellos sucesos en 1879, no se habló de la supuesta traición, terminada la guerra con Chile y el derrocamiento de Piérola, Prado retorno al Perú, promovido por el general Andrés Avelino Cáceres quien levantó los impedimentos que obstruían su retorno.

Ya instalado en nuestro país, Prado se mantuvo al margen de la actividad pública, dedicándose plenamente a su actividad de presidente de la Sociedad Fundadores de la Independencia y Vencedores del 2 de mayo de 1866.

Tras su viaje a Europa, murió en París, Francia, el 5 de mayo de 1901. Finalmente fue enterrado en el Cementerio Presbítero Maestro, en donde actualmente se encuentran sus restos junto a la de su hijo Manuel Prado Ugarteche también presidente de la República el año 1939 y en 1956 donde derrotó en las urnas a Fernando Belaunde Terry.

A partir de entonces los rezagos del pierolismo, camuflados  en el belaundismo, urdieron la trama de la traición, del robo, del enriquecimiento ilícito de los Prado, de su alianza con el APRA,  de su oligarquía y mil escarnios más, con el solo propósito de traerse abajo su figura política, que no pudo vencer ni la guerra. Refiere Santamaría.

Aquí el meollo del asunto, según Santamaría, al parecer el libro de García Belaunde reflejaría ese rencor guardado a raíz de que Manuel Prado Ugarteche hijo de del Presidente huanuqueño Manuel Ignacio Prado, venciera en  1956 en las urnas  al entonces joven Fernando Belaunde Terry quien también más adelante fuera Presidente del Perú, (familiar directo del Congresista Belaunde).

“García, con este libro pretendería reabrir innecesariamente las heridas del pasado (135 años después) que no solo dañan a la familia de Prado, sino también a la memoria y la dignidad de los huanuqueños, lo cual no entendemos por qué el desprestigio, salvo lo arriba mencionado, tanto será la pasión de García que se atrevió presentar su libro en la casa de Leoncio Prado en Huánuco, que fue para nosotros como si alguien se diera el lujo de hablar mal de uno en nuestra propia casa, esto es clínico”.

“En tal sentido,  creo firmemente que el libro del congresista García Belaúnde, aparte del reivindicativo para su familia, no es más que un asunto meramente mediático, como los tantos casos en nuestra intrincada política nacional hasta nuestros días”, finaliza Santamaría.

Estimados lectores, después de leer a “Vitocho” yo me quedo con lo dicho por el Brujo Santamaría: “¡Frecuentemente me pregunto por qué los peruanos tememos tanto a Chile, si entre nosotros solos basta y sobra para sacarnos los ojos!”. El presidente Fernando Belaunde Terry, siempre brilló con luz propia, y creo que nunca necesitará que alguien lo reivindique en la historia, sobre todo del que anuncio prematuramente la muerte del noble Presidente Valentín Paniagua Corazao.

Finalmente, Santamaría comparte con nosotros las cartas de debate que tuvo con el Congresista García Belaunde sobre el tema en mención.

miércoles, 21 de enero de 2015

Las guerrillas de 1965 y el Gral. Velasco






Antonio Zapata Escribe: Antonio Zapata V. 


Este año se conmemora el cincuentenario de las guerrillas de 1965. Fue un tema de gran trascendencia y provocó una enorme conmoción de la opinión pública. Mucho menos conocida es su influencia en la toma de conciencia de la situación social del país por parte de los militares. 

Las guerrillas fueron dos. La principal fue conducida por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR. Sus líderes fueron Luis de la Puente y Guillermo Lobatón; su plan era luchar en tres frentes, norte, centro y sur de la ceja de selva. Pero solo llegaron a estallar dos, habiendo fallado el norte. La segunda guerrilla era el Ejército de Liberación Nacional, ELN, y recibió el nombre de columna Javier Heraud, quien había fallecido dos años atrás, en la primera intentona de este mismo grupo; su líder era Héctor Béjar. 

Javier Heraud

Ambas guerrillas habían recibido apoyo externo. El ELN estaba ligado a Cuba y era el grupo preferido del Che. De hecho, cuando emprendió su última lucha armada, en Bolivia, el Che utilizó el mismo nombre, ELN. Mientras que, el MIR tenía contactos más amplios, incluyendo relaciones en China y Vietnam. Asimismo, ideológicamente era independiente, estando presente la influencia maoísta en su seno.


No obstante, la táctica militar del MIR fue inocente. Apostaron por “zonas de seguridad”, supuestamente  inaccesibles, donde habían establecido refugios, que incluían auditorios para asambleas con campesinos del lugar. Por ello, el ejército pudo identificar estas áreas, cercarlas y acabar con los guerrilleros en sus propios núcleos. Los disparos empezaron en junio y para fin de año habían sido aniquilados.

Por su parte, el ELN se movía sin cesar, inspirado por un foquismo ortodoxo, se desplazaba entre la sierra y la selva en la zona conocida como “oreja de perro” en la provincia de La Mar, Ayacucho. Su movilidad le permitió mayor eficacia, pero Béjar enfermó de uta y salió del teatro de operaciones. El resto del grupo fue emboscado en diciembre de 1965; apenas duraron tres meses. 

El ejército intervino rápidamente porque estaba preparado. En toda América Latina había expectativa de combate contra guerrillas comunistas alentadas por Cuba. El ejército norteamericano prestaba colaboración y entrenamiento. Eran los días duros de la Guerra Fría y se anticipaban enfrentamientos entre potencias a través de terceros países.

El jefe de inteligencia del EP era Juan Velasco, quien reunió la información que permitió la elaboración de planes para terminar rápido con la subversión. Fue eficaz y gracias a sus méritos ascendió a general de división. El presidente era Belaunde y su gobierno estaba patinando. Las expectativas habían sido inmensas y estaban por los suelos.

Años después, ya retirado del poder, Velasco realizó su balance de las guerrillas, conversando con quien fue su secretario de prensa, Augusto Zimmerman. Según Velasco, los guerrilleros eran “un grupo de idealistas mal armados, que no podían con el ejército,… fue una guerra entre peruanos”… “nos hizo pensar (al EP) que debíamos llegar a soluciones de fondo, porque el peligro era la división interna. Ante ello, yo quise unir”. 

Velasco reconoce a los caídos del otro lado, “eran idealistas y peruanos”. Pero sobre todo subraya el aprendizaje del EP sobre la sociedad nacional, que era desigual y amenazada por la división interna. Ese fue el análisis que justificó la opción reformista en el seno de las FFAA.


Si pasaron a la acción y protagonizaron el gobierno revolucionario fue porque la democracia no dio fuego. Los militares habían apoyado a FBT para que realice reformas estructurales dentro del marco constitucional. Pero, no lo hizo, se trabó y la pelea política en el Congreso trajo abajo su gobierno. Entonces, los militares actuaron, al fracasar la democracia de los años 1960, pero su entendimiento de la urgencia social lo formularon en base a su experiencia de haber reprimido a la guerrilla. Así, cumplieron una máxima militar: aprender del adversario.