jueves, 26 de septiembre de 2013

CARTA ABIERTA A MONS. CIPRIANI:


Con motivo del debate que se está dando en nuestro país, respecto al proyecto de la ley de los Derechos Civiles, muchos de sus detractores católicos, incluido Mons. Cipriani han pegado el grito al cielo, pues señalan que la unión de dos personas del mismo sexo está expresamente vetada en la Santa Escritura. Específicamente, en el versículo 18:22 del Levítico que dice: “No te echarás con varón como mujer, es abominación”.

A partir de tal argumento, me invaden muchas dudas respecto a la vigencia de los mandatos bíblicos en los tiempos de hoy; y como quiera que sea, no deseo ser un mal cristiano, por este medio quiero hacerle algunas consultas al pastor de la Iglesia en nuestro país, para que me oriente respecto a otras leyes bíblicas y cómo cumplirlas.

Ojalá tenga la suerte y que esta misiva pública me sea contestada para compartirlas con todos mis amigos y conocidos; así cómo cumplirlas personalmente. Gracias de antemano.

Mons. CIPRIANI:

a) Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como indica el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?

b) El Levítico, 25:44, establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como mujeres, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los ECUATORIANOS y no a los CHILENOS. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer esclavos chilenos?

c) Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su período de impureza menstrual (Levítico 5:19-24). ¿Cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero muchas se ofenden.

d) Tengo un vecino que insiste en trabajar el sábado. El Éxodo 35:2, establece que merece la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo?

e) En el Levítico 21:20 se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que uso anteojos, pues no veo de lejos. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100 por ciento? ¿Se puede rebajar un poco esta condición?

f) La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo bien cortado y cuidado, incluso en la zona de las patillas, a pesar de que esto está expresamente prohibido por el levítico, 19:27. ¿Cómo han de morir?

g) Sé gracias al Levítico, 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. ¿Puedo seguir preparando carapulcra los domingos en mi casa para mis hijas, con carne de cerdo?

h) Mi tío tiene una chacra en Ica. Incumple lo que se dice en el Levítico 19:19, ya que siembra dos cultivos distintos en el mismo campo (espárragos y maíz). Además, se pasa el día maldiciendo e insultando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlo? (Lev 24:10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada?

Sé que usted por su alta investidura ha estudiado mucho estos puntos, así que confío plenamente en su ayuda.

Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.