lunes, 8 de julio de 2013

Se profundiza el divorcio entre el presidente Ollanta Humala y sus ex aliados electorales de la izquierda

Romance breve. Humala el día que presentó, en plena campaña, el apoyo que le iban a dar diversos grupos de izquierda. La luna de miel duró poco.
José Carlos Díaz Zanelli.
El jueves 4 de julio se realizó una masiva movilización en rechazo a medidas promovidas por el gobierno central, y la única agrupación política que participó en la marcha fue el Frente Amplio, coalición de partidos de izquierda en cuyas filas se encuentra Ciudadanos Por el Cambio (CxC), ex aliados del presidente Ollanta Humala.
En la misma movilización el propio Nicolás Lynch, de CxC, reconoció que dicha participación formaba parte de la primera actividad del Frente Amplio como oposición al gobierno de Ollanta Humala.
El divorcio entre el mandatario y la izquierda que lo acompañó en su camino al poder no se dio cuando los calificó de “acartonados” en una entrevista en el diario El País. Tampoco cuando CxC, liderados por el ex premier Salomón Lerner, días más tarde emitió una carta abierta en la que, en pocas palabras, definió a Humala como mentiroso.
El distanciamiento del presidente Humala con sus cuadros de izquierda, otrora aliados de campaña y autores intelectuales de la Gran Transformación y la posterior Hoja de Ruta, se remonta a los últimos meses del 2011, cuando –aún con Lerner en la cabeza de la PCM– en el Ejecutivo se desataron pugnas en relación con temas como el conflicto social en Conga.
La consecuencia fue la renuncia de Lerner y de diez ministros. Era el primer cisma del gobierno de Humala y a la vez parecía un muy buen pretexto para orientarse hacia otra vertiente política. Fue a partir de ese momento que la izquierda comenzó a cuestionar que el gobierno humalista abandonaba la Hoja de Ruta y lo acusaban de "derechizarse".
"La salida de Salomón Lerner fue simplemente una consecuencia, porque creo que lo que marcó la distancia fue el comportamiento de algunos integrantes de Ciudadanos Por el Cambio", señaló el nacionalista Daniel Abugattás.
Sin embargo, lo que en los últimos días generó más fastidio en el seno de la izquierda fue que Humala dijera que, tras darles cargos fundamentales, ellos “no aguantaron ni seis meses en el gobierno”.
La respuesta a través de una carta abierta fue inmediata y estuvo a cargo de CxC: “Sería bueno recordar que quienes colaboraron de manera decisiva en la preparación de las bases ideológicas del Partido Nacionalista fueron personas de la izquierda”.
Esta última frase hace referencia sin dudas al trabajo de Félix Jiménez, integrante de CxC, quien se encargó del grupo que tuvo a su cargo la elaboración de la Hoja de Ruta, que es el plan de gobierno con el que Humala debía gobernar.
En respuesta a esta carta, el congresista Fredy Otárola, otro de los incondicionales del oficialismo, afirmó que hace falta recordarle a la izquierda que quien ganó las elecciones fue el Partido Nacionalista.
"Si ellos quieren imponer su plan de gobierno, pues que ganen las elecciones", refutó Otárola.
Para los dirigentes de izquierda, que hoy día se encuentran agrupados en el Frente Amplio, es claro que el presidente Ollanta Humala mintió en la entrevista al diario El País.  
"Humala no ha dicho la verdad y tampoco ha mostrado lealtad cuando se expresó así de los profesionales que fueron sus colaboradores desde el 2005", señala Félix Jiménez.
Sin embargo, Abugattás intenta encontrarle una explicación al alejamiento de los cuadros de izquierda del gobierno de Ollanta Humala. El congresista asegura que se debió únicamente a un tema de capacidad para gestionar.
"Yo, que personalmente he visto de cerca su manejo político, digo que fue muy torpe. Terminaron pagando derecho de piso", asegura.
El resultado
Decepcionados por lo que consideraron un viraje hacia una política "propia de una derecha neoliberal", la izquierda ha optado por embarcarse en su propio proyecto político a partir de la formación del Frente Amplio, que se construye con la agrupación de seis organizaciones izquierdistas.
"Con el Frente Amplio se inaugurará en el Perú las candidaturas a través de elecciones primarias. Que yo sepa, ningún partido ha realizado algo parecido antes. Lo más probable es que sea una persona independiente quien lidere la (candidatura) del Frente Amplio", puntualizó Carlos Tapia, uno de los dirigentes de la nueva coalición de izquierda.
Por su parte, el analista político Steven Levitsky ha señalado que el Frente Amplio "puede establecerse como un partido de oposición serio" y que al cabo de 10 años, con una bancada congresal nutrida y responsable, podrá recoger sus frutos electorales. Solo el tiempo lo dirá. 

Clave
Antes de que Humala asumiera como presidente, y habiendo sido ya elegido, ocurrió la primera discrepancia con sus aliados. El motivo fue la decisión de nombrar a Miguel Castilla como ministro de Economía y mantener a Julio Velarde como presidente del BCR, cuando la propuesta inicial de CxC era colocar a Óscar Dancourt al frente del BCR. Lo primero se impuso.