viernes, 19 de julio de 2013

Pruebas Audios revelan que Obregón coordinaba pista clandestina y envíos de droga

obregon.jpg
Además de la acusación de diez testigos, hay conversaciones entre febrero y marzo 2013 en las que la ex parlamentaria nacionalista pide falsificar documentos de venta de coca a Enaco para justificar que su cosecha no se va al narcotráfico. Según la Policía y la Fiscalía, las grabaciones son la prueba esperada de su vínculo con el tráfico y la facción del Vraem.
Miguel Gutiérrez R.
"Espero que sepan lo que están haciendo porque de lo contrario se la van a ver conmigo", dijo tranquila pero desafiante la ex congresista de la República Nancy Obregón al fiscal Héctor de la Cruz y los oficiales que conversaron brevemente con ella el martes en una oficina de la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro). 
El aplomo mostrado por la dirigente cocalera desde la madrugada del domingo, día que fue apresada, ha preocupado a  más de un oficial antidrogas que ha participado y que ha leído completas las 165 páginas del informe de la investigación, en el cual se ha basado el fiscal especializado para solicitar la detención de ella y de 29 personas más por el delito de tráfico ilícito de drogas y terrorismo. 
Partes del Informe Nº 03-2013-Dirandro-PNP/Divinesp.Depinv.D que ha sido difundido a través de la prensa en estos días se basa mayormente en información proporcionada  por ex acopiadores de droga e integrantes de la agrupación subversiva del Huallaga como del Vraem, ahora apresados y que han decidido colaborar con la justicia en un afán de disminuir su pena.
Si bien hay señalamientos  claros sobre el rol que jugaba la ex legisladora, muchos se preguntaban si sus versiones podrían ser tan contundentes  que la ex congresista nacionalista no pudiese rebatirlas. 
Desde 2004, como dirigente cocalera, Obregón había sido vinculada hasta el cansancio con personas investigadas y procesadas por narcotráfico;  entre ellos, su propio esposo. Sin embargo, ella lograba esquivar muy bien esas indagaciones... hasta ahora.
Interrogantes sobre la real  contundencia de las pruebas  a la nacionalista llegaron provenientes de Palacio y del Congreso a la sede de la Dirandro, particularmente, a los responsables de la investigación.
"Si hubiera dudas, no nos habríamos animado a presentar el pedido al juez. Lo que tenemos es contundente y lo sabe el magistrado. Las conversaciones de Obregón la incriminan y el juez ya las escuchó", comentó un oficial de la División de Investigaciones Especiales (Divinesp) cuando el alto mando de la Policía Antidrogas inquirió preocupado sobre la operación "Conquistar" en la que aparece implicada una ex aliada del actual presidente Ollanta Humala.
pruebas clave
Las comunicaciones interceptadas por el programa de interceptación conocido como"Constelación" son resultado de la intervención de las comunicaciones de los teléfonos celulares de diez personas vinculadas directamente con la dirigente cocalera.
Más de dos de esas conversaciones fueron grabadas entre abril del 2012 y abril del 2013. Al menos 40 registros de audio fueron considerados por la Divinesp para armar el caso por narcotráfico en el que aparece como cabecilla Obregón, y en el que es identificada como "La Vieja". 
En algunas de estas comunicaciones la dirigente se comunica con voceros o responsables del autodenominado Comité Regional del Oriente, el brazo armado en el Huallaga que apoya las acciones de la facción subversiva del Vraem.
Entre noviembre y diciembre del 2012, "Constelación" registró conversaciones de Obregón con su esposo, Fabio Chávez Peralta, y Wilder Satalaya Apagueño, dirigente de la Confederación de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú(Conpaccp), en las que les pide crear documentos falsos a fin de justificar las falsas entregas de hoja de coca a Enaco (Empresa Nacional de Coca), agencia del Estado que compra la coca legal de los agricultores. 
Obregón deja entrever que la documentación falsa servirá para justificar la no entrega de coca.  En una conversación anterior, ella expresa su molestia porque puede ser investigada al no poder probar que la coca que cosecha va para el consumo lícito.
Probablemente, las comunicaciones que comprometen más a la ex parlamentaria son la registradas entre febrero y marzo de este año por los escuchas de la Dirandro.
En la comunicación del 19 de febrero 2013, Obregón conversa con un personaje cuya identidad está en proceso de investigación, pero que tendría nacionalidad italiana. 
La dirigente cocalera dialoga con esta persona en términos que buscan encubrir el tema principal, pero que, según los analistas de inteligencia antinarcóticos, se trata de negociar droga. La palabra  más evidente usada por ella es "tenía 1,000 rayas", y que según los analistas,  se referiría a una tonelada de pasta básica.
Otro diálogo contundente para los investigadores antidrogas es el chuponeado el 19 de marzo del 2013. En este, Obregón se comunica desde su teléfono personal con el mismo personaje, para tramitar abiertamente una operación de exportación de droga. 
De acuerdo con lo registrado, ella hace las coordinaciones para utilizar una pista de aterrizaje clandestina en la selva ayacuchana para, desde ahí, embarcar una carga de pasta básica de cocaína, con destino a algún punto de Bolivia.
Contactos del Vraem
Otras comunicaciones interceptadas por "Constelación" dan cuenta de encuentros entre dirigentes cocaleros y emisarios del grupo subversivo de los Quispe Palomino.
En un diálogo sostenido por Wilder Satalaya Apaqueño, dirigente de la Confederación cocalera, con un representante de los Quispe, el primero le confiesa que "la señora Nancy" le dio una oportunidad más para seguir liderando la organización cocalera, lo cual demostraría para la policía antidrogas que Obregón tenía "influencia e injerencia sobre el movimiento cocalero".
Después, en nueva comunicación entre ambos personajes, en la que esta vez dan cuenta de una reunión en Huancavelica, el subversivo le pregunta a Satalaya qué piensa "La Vieja" sobre el encuentro a llevarse a cabo.
Estas comunicaciones han sido escogidas por la Dirandro y el fiscal Héctor de la Cruz para convencer al Poder Judicial de que Nancy Obregón, de 43 años, su esposo, sus 3 hermanas y colegas del movimiento cocalero, no solo dejaban pasar un pacto entre cocaleros y narcotraficantes sino que coordinaban con la subversión al mismo tiempo de que se beneficiaban en forma particular del negocio ilegal de la droga. 
Según se sabe, Nancy Obregón será la última en ser interrogada, y ante el juez deberá confirmar o negar si la voz que aparece en esos audios es la suya. Eso será crucial.
Audio del 17 de abril del 2013
 Ex legisladora pide falsificar documentos de venta a Enaco para demostrar que su coca sí es vendida al Estado y no al narcotráfico. 

Nancy Obregón: Tráeme las boletas de la venta de las cosechas de coca a Enaco.
Fabio Chávez:  No  tenemos nada
Nancy Obregón: Caraj.. no puede ser... ¡con esto me vas a fregar!
Fabio Chávez: No tenemos ninguna. No hemos vendido nada a  Enaco ahora
Audio del 18 de junio del 2012
Un mando de la facción del Vraem  preguntó al dirigente cocalero Wilder Satalaya si Nancy Obregón está de acuerdo con el encuentro. 

Wilder Satalaya:  ¿Cuándo vamos a hacer la reunión?
Mando del Vraem: Está por confirmarse... ¿qué dice "la Vieja" (Nancy Obregón) del encuentro?
Wilder : Está bien. La señora Nancy me ha dado una oportunidad para seguir coordinando todo...
Mando del Vraem: bueno...

LA FAMILIA 14
Nancy Obregón y sus familiares son conocidos como la "Familia 14", la cual consta de tres grupos. El primero lo conforma Obregón y su esposo y socio "Fabio".  En este grupo, estaba su cuñado "Becker", quien habría manejado las pozas de maceración halladas en los terrenos de la familia. También aparece su hermana Sandra, a quien se señala como la persona a la que se le encargaba ocultar la droga.