miércoles, 3 de julio de 2013

América Latina reacciona ante "agresión" a Evo Morales

EvoMorales Austria

La decisión de Francia y Portugal de negar el acceso al espacio aéreo al presidente de Bolivia, Evo Morales, desató en América Latina y el mundo, reacciones que rechazan la postura de los países europeos. El primer país en hacer pública su postura fue Venezuela, a través del ministro de reelaciones exteriores, Elías Jaua, quien calificó el hecho como una "agresión grosera y brutal". 

Uruguay. El Gobierno uruguayo expresó en un comunicado su "fuerte rechazo y condena" a la actitud de los países europeos. La administración del presidente José Mujica dijo que esa "prohibición" es "arbitraria e inexplicable". La nota del Ministerio de Relaciones Exteriores destaca además el "alto respeto" del "pueblo y el Gobierno" de Uruguay a la investidura del presidente Morales y su "solidaridad" por lo ocurrido.

Argentina. La presidenta argentina, Cristina Fernández, denunció la "impunidad" de los países europeos que revocaron el permiso de vuelo al avión de su homólogo boliviano, Evo Morales. "Definitivamente están todos locos. Jefe de Estado y su avión tiene inmunidad total. No puede ser este grado de impunidad", escribió Fernández en su cuenta de Twitter. Fernández consideró "muy humillante" las restricciones de vuelo impuestas a Morales y aplaudió la decisión del jefe de Estado boliviano de no permitir que revisasen el avión presidencial.
"Susana Ruiz Cerruti, nuestra experta en (cuestiones) legales internacionales de Cancillería, me confirma inmunidad absoluta por derecho consuetudinario, receptado por Convención de 2004 y Tribunal de La Haya", continuó la presidenta argentina.


Ecuador. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se solidarizó con su colega de Bolivia, Evo Morales, escribiendo a través de su cuenta en Twitter: "¡Increíble! ¡Niegan ingreso a espacio europeo de avión de Evo Morales! ¿Y después nos hablan de cumbres EU-AL? ¡A reaccionar Patria Grande!". El mandatario calificó el incidente de "extremadamente grave" y dijo que se mantiene en coordinación con el presidente de Perú, Ollanta Humala, también presidente de turno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Nicaragua. El Gobierno de Nicaragua calificó de "barbarie" la negativa de Portugal y Francia de negar el permiso de tránsito por sus territorios al avión del presidente de Bolivia, Evo Morales. "Decimos atentado porque la acción ha puesto en riesgo la vida de un jefe de Estado, algo inédito, negándole la posibilidad de sobrevolar y forzándolo a un aterrizaje de emergencia después de que habían sido autorizados todos los planes de vuelo", añadió.


Cuba. Cuba consideró el acto como un "acto inadmisible, infundado y arbitrario" y afirmó en una declaración que "ofende a toda la América Latina y el Caribe" la actitud de varios Gobiernos de Europa que "han denegado o retirado, con pretextos técnicos", los permisos de sobrevuelo o aterrizaje al avión del presidente boliviano.  Cuba llama a la comunidad internacional a movilizarse contra estas violaciones del Derecho Internacional y de los derechos humanos", añade.

La CAN. El Secretario General de la Comunidad Andina, Pablo Guzmán  consideró que no existe "ningún motivo" para que Francia y Portugal hayan revocado los permisos de aterrizaje y sobrevuelo. El secretario de la Comunidad Andina enfatizó que "no hay nada que justifique una actitud de esa naturaleza" y consideró que "no solo ha vulnerado los derechos de tráfico aéreo sino la seguridad del presidente" Morales.


Las Farc. En declaraciones en La Habana, los negociadores de paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) expresaron su solidaridad con el presidente boliviano "por la infamia de que fue objeto por parte de los gobiernos de Portugal, Francia e Italia, que todavía creen a estos pueblos colonia (...) hacen gala de un racismo desenfrenado y son mandaderos del imperio que también los domina a ellos", espetó el guerrillero Rodrigo Granda o "Ricardo Téllez", considerado el "canciller" de las FARC.


España. Por su parte el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, consideró lógico que España permita aterrizar en su territorio el avión del presidente boliviano, Evo Morales, porque no viaja junto al ex agente de la CIA Edward Snowden y, por ello, ha considerado "artificial" el debate generado en torno a este asunto.