miércoles, 25 de julio de 2012

INSÓLITO: Villa Stein admite que, pese a haber sido minoría, impuso la sentencia


Insólito y peligroso. En entrevista periodística, reconocen que tres magistrados votaron a favor de interpretar que los crímenes de Colina sí son delitos de lesa humanidad y solo dos se pronunciaron en contra.
César Romero/
El presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema, Javier Villa Stein, reconoció ayer que tres de los cinco magistrados que integran este tribunal, es decir, la mayoría, consideraron que los crímenes cometidos por el destacamento Colina sí eran delitos de lesa humanidad.
Agregó que solo dos magistrados consideran que los crímenes del grupo Colina no constituyen delito de lesa humanidad, por lo que este fallo no podía utilizarse para cuestionar la sentencia dictada contra Alberto Fujimori con anterioridad.
De esta manera, Villa Stein corrigió lo que dijo a la prensa el viernes 20 de julio cuando anunció que la Sala Penal Suprema había acordado rebajar las condenas al grupo Colina y considerar que sus agentes no habían cometido delitos de lesa humanidad.
"Quedó de lado el concepto de lesa humanidad en contra de los integrantes del Grupo Colina por los crímenes que cometieron. No es posible que exista lesa humanidad, puesto que los delitos en los que están involucrados los actores no perpetraron sus crímenes en el marco de un ataque generalizado", indicó Villa Stein.
El lunes 22 de julio, Villa Stein enfatizó que decidieron dejar de lado esa calificación porque la Fiscalía no la incluyó en su acusación.
Pero luego de que La República demostrara que la Fiscalía sí acusó a los integrantes del destacamento Colina por delitos de lesa humanidad, Villa Stein dio una nueva versión a los periodistas.
Trampa Legal
La mañana de ayer Javier Villa Stein, secundado por los jueces supremos Jorge Salas, Josué Pariona, Baltazar Morales y Francisco Morales, no pudo evitar afirmar que solo dos jueces consideran que no hay delitos de lesa humanidad.  
"Tres de los 5 miembros de la Sala consideramos que se trata de hechos de lesa humanidad", enfatizó un nervioso Salas Arenas. Pero ninguno aclaró cómo es que con dos votos se hizo sentencia, cuando para ello se necesitan un mínimo de cuatro votos.
Lo correcto debió ser que   se llame a otros jueces hasta que una de las partes alcance los cuatro votos necesarios, y no forzar la situación para emitir una sentencia a favor de los intereses del fujimorismo.
Es más, lo usual es que sean los votos en minoría los que se anexen a la sentencia para ilustrar cómo se desarrolló el debate. En este caso, son los tres votos en mayoría los que se anexan al fallo.

Esto hizo recordar lo sucedido en el Tribunal Constitucional en 1998, cuando el fujimorismo impuso la ley de re-reelección de Alberto Fujimori. Como la mayoría de jueces del TC se oponían, publicaron primero los votos en minoría y dijeron que se aprobaba la reelección indefinida.
Investigación
Ante la inaudita revelación, uno de los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura solicitó ayer una reunión extraordinaria de este organismo para evaluar y decidir el inicio de una investigación disciplinaria a los jueces de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema y así esclarecer lo sucedido en el caso Barrios Altos.
Por su parte, el procurador en materia constitucional Luis Huerta Guerrero presentó una demanda de amparo ante la Corte Superior de Lima que busca anular y revertir el fallo que favorece al grupo Colina.