martes, 10 de julio de 2012

Gastón Garatea: Ni el Paro, ni el Estado de Emergencia ayudan al diálogo en Cajamarca


Gastón Garatea, junto a Miguel Cabrejos son los 'facilitadores'.
El gobierno aduce que la medida es para poner orden ante posibles desmanes. Por su parte, los antimineros convocaron a una nueva movilización regional.
Gastón Garatea, uno de los dos sacerdotes llamados 'facilitadores' del diálogo en Cajamarca, se mostró a favor de medidas de intransigencia por parte de ambas posiciones. Esto, tras permanecer el Estado de Emergencia en la zona y tras decretarse un paro regional para la próxima semana.
"¿El siguiente paso para flexibilizar la actitud podría ser levantar el estado de emergencia y dejar de lado el paro?", le preguntaron, a lo que él respondió:
"Se tiene que ser un pedido a ambas partes, es evidente, no podemos pedirle a un solo lado todo. Este es un pedido a la no violencia, porque todo eso es violencia", sostuvo.
El sacerdote, quien ayer llegó a Cajamarca y recibió once pedidos formales de los protestantes anti mineros, se mostró especialmente preocupado por que podrían darse un choque entre población y policías en cualquier momento:
"A mí me preocupa mucho lo del estado de emergencia, es una cosa que hace difícil el diálogo. Ayer estuve en la entrada de la asamblea, ha habido un grupo de gente gritando, Conga no va’, y eso está prohibido, y la Policía los miraba. Eso en sí está prohibido y eso hay que mirarlo bien, porque la gente no puede ser suicida ni meterse en un lío como ese", añadió.
No obstante, el expresidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza también llamó la atención sobre los miles de niños que día a día pierden clase en Cajamarca, a costa del paro.
"También hay que afinar el tema de la huelga. Cajamarca está en huelga desde hace mucho tiempo, hay que afinar el tema de la clase de los niños, pues hace más de un mes que no van a clase, pienso que están volviendo algunos grupos, pero son pequeños grupos los que vuelven a clase", finalizó.