martes, 27 de agosto de 2013

“soldados fantasmas”



Durante su gestión como jefe de la Tercera Brigada de Fuerzas Especiales, el general Juan Quintana Briceño rindió cuentas por el pago de propinas y otros ingresos a soldados y otros subalternos que no existían en planillas, entre 2010 y 2011, según la acusación del Ejército.
Por: Ángel Páez y María Elena Hidalgo
La fiscalía suprema del Fuero Policial Militar pidió al tribunal castrense disponer la detención del general de brigada EP (r) Juan Quintana Briceño, a quien las autoridades de su institución le atribuyen haber acreditado rendiciones de cuenta por el pago de propinas y otros ingresos de soldados y otros efectivos inexistentes.
El último 24 de mayo, el Consejo de Investigación de Oficiales Generales (CIOG), bajo la presidencia del comandante general del Ejército, general de división Ricardo Moncada Novoa, en un acto que no se registraba hace mucho tiempo en el instituto castrense, resolvió pasar al retiro al general Quintana por haber cometido una falta muy grave durante su gestión como jefe de la Tercera Brigada de Fuerzas Especiales, con sede en Tarapoto, región San Martín, entre 2010 y 2011.
Según la acusación del Ejército, durante el mandato de Quintana en la Tercera Brigada de Fuerzas Especiales entre 200 y 300 soldados, sargentos y subalternos que no estaban registrados en planillas cobraron puntualmente sus propinas y otros ingresos por un total de 35 mil a 40 mil soles mensuales, según rendiciones de cuentas suscritas por el general denunciado.
De acuerdo con la Ley de Situación Militar, se entiende por infracción muy grave el incumplimiento de las normas de manera deliberada con la finalidad de obtener alguna forma de beneficio.
De acuerdo con fuentes relacionadas con la defensa del general Juan Quintana, el oficial en retiro prefirió no declarar a La República hasta que se resuelva la apelación que ha interpuesto contra la resolución suprema que oficializa su baja por medida disciplinaria. Él se considera en actividad.
Quintana también deslizó que su pase al retiro, dispuesto por el mandatario Ollanta Humala mediante resolución suprema el pasado seis de junio, sería parte de una maniobra. Según el general en retiro, tenía asegurado un cupo para ascender al grado de general de división el primero de enero del 2014, pero ahora este le sería otorgado a un compañero de la promoción del jefe del Estado.
Pero el caso contra Juan Quintana Briceño no es reciente. Arrancó el 2011.
Fuentes del Fuero Policial Militar y del Ejército informaron que desde que el instituto militar inició la investigación del caso que involucra al general Quintana, por intermedio de sus abogados ha interpuesto una serie de acciones con el objetivo de desactivar el proceso que se le sigue.
El caso lo inició el comandante general de la Región Militar del Centro (RMC), general Leonel Cabrera Pino, bajo cuyo mando se encontraba el general Juan Quintana. Dispuso que el Inspector General de la RMC, general Miguel Aguilar Saldaña, investigara a Quintana y a otros oficiales y subalternos presuntamente relacionados con el reclutamiento de jóvenes sin DNI y por la rendición de cuentas de soldados que no existían
EL ÚLTIMO TRAMO
El general Miguel Aguilar concluyó en que Quintana es responsable.
En octubre del 2012, el general Juan Quintana recurrió ante el Ministerio de Defensa para apelar contra la resolución de la Comandancia General que disponía el inicio de la investigación en su contra. El ministerio rechazó el pedido por improcedente.
De este modo, en febrero del 2013, la comandancia general del Ejército nombró al jefe de Estado Mayor, general de división Felipe Aguilar Vizcarra, como investigador ad hoc para el caso del general Juan Quintana.

Después de negarse en varias oportunidades a presentarse a declarar ante el inspector general Felipe Aguilar, Quintana planteó una acción de hábeas corpus contra este oficial ante el 52° Juzgado Penal de Lima.
Empero, basándose en testimonios y evidencias documentales que recopiló, el inspector general Felipe Aguilar encontró responsabilidad en el general Juan Quintana Briceño y recomendó su pase al retiro por medida disciplinaria.
El Consejo de Investigación de Oficiales Generales citó a Quintana no se presentó la primera vez. Luego advirtió a los componentes del Consejo que si lo pasaban al retiro por medida disciplinaria los denunciaría por supuestos actos de corrupción. El 24 de mayo, los integrantes del CIOG decidieron sancionar al general Juan Quintana Briceño dándole de baja.
Seis días después, el comandante general del Ejército, Ricardo Moncada, ejecutó la medida.

QUINTANA DENUNCIA A JEFE DEL EJÉRCITO 
*El general Juan Quintana Briceño ha formulado denuncia contra el comandante general del Ejército, Ricardo Moncada Novoa, y otros altos mandos de la institución, ante la Quinta Fiscalía Provincial Penal de Lima.
*Quintana alega que mientras no se resuelva la apelación que ha interpuesto contra la Resolución Suprema que lo pasa al retiro por medida disciplinaria, se encuentra en situación de actividad. Sin embargo, el general Moncada le ha prohibido el ingreso para cumplir con sus labores en el Cuartel General del Ejército.
*Uno de los argumento de la defensa del general Juan Quintana es que en el Ejército es normal que se reclute a jóvenes sin DNI y que se les pague sus propinas mediante la firma de la recepción de los ingresos que perciben durante el servicio.