miércoles, 21 de agosto de 2013

Hasta hace 48 horas, estas eran las versiones sobre la compra de Epensa

JUEGO DE TRONOS EN EPENSA

Escrito por: Jose Alejandro Godoy 
“No he hecho ninguna oferta ni me interesan las acciones de EPENSA”. Con esta frase brindada a La Mula, Salomón Lerner Ghitis culminaba el jueves por la noche con la serie de especulaciones que surgieron durante la última semana, sobre su supuesta participación en una operación que terminaría con un importante paquete de acciones de la empresa de la familia Agois en otras manos.
En estos días, se ha hablado mucho de una supuesta venta de Empresa Periodistica Nacional. Se dijo que Lerner Ghitis y Gustavo Mohme Seminario se habían asociado con Rafael Correa para comprar el grupo que edita los diarios Correo, Ojo, Ajá, El Bocón, así como la revista Correo Semanal y otros magazines.
A mitad de la semana pasada, DTP obtuvo la versión de dos fuentes que señalaban, claramente, que el expresidente del Consejo de Ministros no tenía papel alguno en esta intervención. Por tanto, la declaración de hace unos días era, básicamente, la confirmación de la misma.
¿Correa tenía algo que ver en la operación? Según la persona que señaló esta versión, la fuente de dicho rumor es aprista.  Y la misma carece de fundamento, si se ven todos los editoriales e informes publicados por La República sobre los atentados a la libertad de expresión cometidos por el gobierno del actual presidente ecuatoriano.
De acuerdo con la información que disponemos, el único vínculo norteño en la posible transacción está en el país de origen de la matriz del banco que financiaría parte de la operación. Cabe recordar que el grupo La República adquirió un paquete de acciones en Teleamazonas, televisora ecuatoriana, en 2010.
¿Se concretó la operación? Aún no. Y aquí es donde difieren las versiones sobre las razones.
A mitad de semana, una fuente señaló a DTP que, en efecto, existe un interés del grupo La República por adquirir el paquete de acciones de EPENSA perteneciente a Enrique Agois Paulsen. La impulsora de la venta es su segunda esposa, Marcia Mindreau. Según esta versión, la operación tenía un inconveniente: la posibilidad de una posible impugnación judicial de la operación por parte de los hijos de Agois Paulsen. La transacción suponía un desembolso de 17 millones de dólares: 10 millones proporcionados por el Banco Financiero (propiedad del ecuatoriano Banco de Pichincha) y 7 millones aportados por Mohme Seminario.
Hoy Semana Económica señala que, en efecto, existe la intención del matrimonio Agois - Mindreau de vender el paquete que involucra al 54% del total de las acciones de EPENSA. Y en efecto, el Grupo La República quiere comprar. Asimismo, SE indica que La República saldrá de sus intereses en Teleamazonas, con lo que dispondrá de una importante suma para invertir. Hay, sin embargo, detalles distintos a los que brindados en la versión anterior:
a) No hay impugnación judicial. Por el contrario, los hijos de Agois Paulsen buscarán ejercer su derecho preferencial de compra de acciones, para lo que requieren un socio con capital amplio. Una posibilidad es que sea Mohme Seminario quien brinde el capital necesario y que, de darse una fusión de empresas, El Popular desaparecería para que Ojo quede como el diario popular de la nueva empresa, a fin de competir con Trome.
b) Hay otros actores en la puja: además de miembros de la familia Agois y La República, se suman, de acuerdo a versiones recogidas por SE, el grupo RPP, el grupo El Comercio y Enfoca. Esta última empresa es un fondo de inversiones que controla, desde 2012, Frecuencia Latina, en lo que fue la operación vinculada a medios de comunicación más fuerte del año pasado.
Velaverde tiene en su edición de hoy otra versión, más parecida a la primera. Allí se indica que, en efecto, los hermanos Agois Banchero buscarían impugnar la transacción así como un poder otorgado por su padre en abril pasado a su madrastra para disponer de los bienes de Agois Paulsen. El caso está patrocinado por Enrique Ghersi, abogado que ganó el caso Tudela y quien, además, es miembro del directorio de EPENSA.
El problema legal es que, a diferencia del caso Tudela, aquí no hay un matrimonio por anular, sino un poder y una posible venta. Por tanto, lo máximo que podrían obtener los Agois es una curatela compatida, junto a su madrastra, para la administración de los bienes de su padre, en caso que compruebe que el patriarca del clan ya no tiene la capacidad para hacerse cargo de sus negocios.
El reportaje de Laura Grados también señala que los Agois Banchero buscarán ejercer su derecho de compra de las acciones de su padre y su madrastra, pero aún no tienen los socios para ello. De un lado, El Comercio, de acuerdo con esta versión, habría decidido no invertir en esta operación y, de otro, RPP quería hacerlo pero a través de canje de acciones, fórmula que no satisface las expectativas de quienes controlan el 26% del grupo EPENSA. Y a diferencia de las otras dos versiones, Lerner si aparecería financiando una parte de la operación.
Así las cosas, lo único seguro, por ahora, es la existencia de la posibilidad de nuevos vientos en un grupo mediático que cumplió sus primeras cinco décadas el año pasado. A inicios de 2013, EPENSA había tomado una decisión drástica, al retirar a Aldo Mariátegui como vicepresidente periodístico y director de Correo Lima, debido a las diferencias entre la familia Agois y el controvertido periodista. La línea editorial no varió, pero si se morigeró cierto afán de convertir al diario emblema de la cadena en vehículo para venganzas privadas. Pero esta operación, sin duda, puede representar un cambio mayor y/o una ruptura familiar, de ser el caso.