jueves, 22 de agosto de 2013

Chile: Augusto Pinochet guardaba cajas de toxinas capaces de matar a miles de personas

Chile: Augusto Pinochet guardaba cajas de toxinas capaces de matar a miles de personas
Augusto Pinochet habría usado toxinas contra presos políticos.

El dictador chileno habría ordenado la inyección de bacterias a los presos para provocarles botulismo, dijoIngrid Heitmann, exdirectora del Instituto de Salud.

Santiago de Chile. El régimen militar del dictador chilenoAugusto Pinochet (1973-1990) dispuso de toxinas botulínicas capaces de eliminar a miles de personas, según reveló la exdirectora del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), Ingrid Heitmann, en declaraciones exclusivas a la agencia de noticias DPA.
Los químicos, que permanecieron en secreto por 27 años en un subterráneo del ISP  junto al EstadioNacional de Santiago, fueron descubiertos e incinerados en 2008, sin informar al gobierno de Michelle Bachelet o a la Justicia, admitió este jueves Heitmann, que estuvo al frente del ISP entre 2007 y 2010.
“Eran dos cajas llenas de ampollas con toxina botulínica, suficientes para matar a la mitad de Santiago”, dijo la profesional, quien luego matizó su afirmación. “Se podía matar a muchísimos, pero no sé cuántos”.
De hecho, un adulto de 70 kilos muere si se le inyecta 0,15 picogramos de la toxina. Cada picogramo equivale a apenas la billonésima parte de un gramo. La toxina también puede ser suministrada oralmente.
La botulina, que desde hace pocos años tiene usos cosméticos, es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum que provoca parálisis muscular progresiva yque como arma de destrucción masiva está prohibida por las Convención de Ginebra y la Convención sobre Armas Químicas.
La dictadura de Pinochet, bajo la cual 38 mil personas fueron torturadas, desaparecidas o ejecutadas, según informes oficiales, utilizó diversas formas de exterminio. Asimismo, ejecutó asesinatos o intentos de homicidio en Buenos Aires, Roma y Washington, desplegando el uso de civiles, armas convencionales, bombas y químicos.