lunes, 12 de agosto de 2013

La Brigada Lobo merece un gran reconocimiento. Conoce un poco más de ellos

EN ACCIÓN. Efectivos de las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOES), de la Marina, integran las Fuerzas Especiales Conjuntas (FEC).
Ángel Páez/
La Brigada Especial Antiterrorista es la responsable de las operaciones secretas “Albergue”, “Nuevo Horizonte” y “Mantaro”, que se cumplieron el 4 de julio, el 5 de agosto y el 8 de setiembre, con el propósito de capturar a los hermanos Víctor (“José”), Jorge (“Raúl”) y Martín (“Gabriel”) Quispe Palomino, componentes de la llamada Dirección Central de la organización terrorista que opera en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, y en la provincia cusqueña de La Convención.
En el lapso de cuatro meses el equipo de élite ha conseguido la captura de 12 senderistas, el rescate de 11 niños, el desmantelamiento de tres campamentos y la muerte de “camarada William”, o “camarada Roger”, el número cuatro de la agrupación, cuya verdadera identidad es Víctor Castro Ramírez. “William” o “Roger” cayó en combate el 5 de setiembre, convirtiéndose en el primero de la dirigencia terrorista en quedar fuera de juego.
El resultado hasta el momento obtenido por la Brigada Especial Antiterrorista es mucho mayor de lo que las Fuerzas Armadas ha logrado desde la constitución del Comando Especial del Vraem en el 2007.
La formación de la brigada deriva de la experiencia de la detención del jefe senderista del Huallaga, “camarada Artemio”, el 12 de febrero de este año. La captura fue obra de la División de Investigaciones Especiales (Divinesp), de la policía antidrogas, que practicó un intenso trabajo de inteligencia.
La Brigada Especial Antiterrorista es una versión del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), compuesto por agentes de la policía antiterrorista, que consiguió el arresto de Abimael Guzmán Reynoso y de buena parte de la cúpula de Sendero Luminoso, el 12 de setiembre de 1992.
La diferencia radica en que el GEIN actuaba en el ámbito urbano, mientras que la brigada lo hace en el campo y la componen efectivos policiales y de las Fuerzas Armadas.
ASÍ FUNCIONA
Además, el GEIN era un equipo permanente, en tanto que la brigada se forma únicamente cuando se aprueba una operación, de acuerdo con los siguientes pasos:
Un equipo de inteligencia de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), que maneja las fuentes humanas –colaboradores, informantes, arrepentidos–, formula un Plan de Operaciones.
En una reunión de Alto Nivel en la que suelen participar los ministros de Defensa, Interior y el jefe del Comando Conjunto, el equipo de la Dircote expone el Plan de Operaciones y señala los objetivos que se propone, fundamenta el número de hombres que requiere, así como el equipamiento y el apoyo logístico.
Una vez aprobado el Plan de Operaciones, se forma la Brigada Especial Antiterrorista que, dependiendo de la naturaleza del objetivo, la constituyen una o varias patrullas.

La coordinación de las operaciones ha sido delegada por el presidente Ollanta Humala al viceministro de Orden Interno, César Vega Loncharich, quien informa al jefe del Estado las 24 horas del desarrollo de las acciones.
Por lo general, una patrulla de la Brigada Especial Antiterrorista la conforman agentes de la Dircote y de la Dirandro, quienes se encargan de los informantes, guías o colaboradores. La Dirandro aporta el equipo de escucha “Constelación” y miembros del Grupo de Operaciones Tácticas Antidrogas en Jungla (GOATJ).
Completan las patrullas efectivos de las Fuerzas Especiales Combinadas (FEC). Las FEC son integradas por elementos de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOES), de la Marina; de los Comandos del Ejército; y del Departamento de Operaciones Especiales (DOES), de la Fuerza Aérea.
LA LECCIÓN DE OBAMA
Dependiendo de las características de la operación, intervienen efectivos del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas (Cioec), organismo del Comando Conjunto.
La Brigada Especial Antiterrorista –que algunos denominan Brigada Especial Los Lobos– se inspiró en gran medida en la convergencia de fuerzas que se constituyeron para la ubicación y neutralización del jefe terrorista de Al Qaeda, Osama bin Laden.
El 29 de abril del 2011, luego de haber recibido el presidente Barack Obama la confirmación sobre la presencia de Bin Laden, este ordenó la ejecución de la “Operación Lanza de Neptuno”. De inmediato, equipos del Grupo de Desarrollo de Guerra Naval Especial (una unidad de élite de la fuerza de operaciones especiales conocida como SEAL), en coordinación con la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), se desplazó hasta la localidad de Abbottabad (Paquistán) a cumplir la misión.
El 1° de mayo, el equipo de élite penetró en la residencia y se dirigió hasta la habitación de Bin Laden, quien escapó a otro piso, donde finalmente fue alcanzado por el fuego. La “operación quirúrgica” fue seguida en directo por el presidente Obama. En el caso peruano, el mandatario Humala fue el primero en recibir la confirmación de la caída del “camarada William”.
Otras dos fuentes de inspiración fueron la “Operación Fénix” –con participación del Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía de Colombia–, que concluyó con la muerte del líder lasFARC, Raúl Reyes, el 1° de marzo del 2008, y la “Operación Sodoma”, que cumplió la Fuerza de Tarea Conjunta “Omega” (integrada por equipos del Ejército y de la Fuerza Aérea colombianas), con el resultado de la muerte de otro cabecilla de las FARC, el“comandante Mono Jojoy”, además de otros 21 terroristas el 22 de setiembre del 2010.
Pero, sin duda, el factor que gatilló la constitución de la Brigada Especial Antiterrorista, o Brigada Especial Los Lobos, fue el fiasco de la “Operación Libertad”, que se improvisó para liberar a 36 trabajadores de Camisea y culminó sin haber apresado a ni un solo terrorista. Así que el Ejecutivo optó por ensayar otra alternativa.
LA FUERZA DE LA BRIGADA RADICA EN LA INTELIGENCIA
Una de las primeras decisiones fue entregar a la policía especializada, la Dircote, la responsabilidad de la obtención de información de inteligencia sobre la organización terrorista del Vraem, con la contribución de la Divinesp de la Dirandro, y se delegó a lasFuerzas Especiales Conjuntas (FEC) la ejecución de las operaciones.
Como resultado, la Brigada Especial Antiterrorista, mediante la ejecución de las operaciones "Albergue", "Nuevo Horizonte" y "Mantaro", ha penetrado en territorio enemigo como nunca antes y ha identificado a la totalidad de los miembros de la Dirección Central y a los principales “mandos militares”.
 La detención de los 12 senderistas –algunos de los cuales se han acogido a la Colaboración Eficaz–, así como los documentos y los manuscritos encontrados en poder del "camarada William", contribuye decisivamente en el conocimiento más profundo de la organización terrorista, cuya vulnerabilidad ha quedado al descubierto. Los senderistas creían que las fuerzas del orden nunca llegarían a sus zonas de refugio. Eso ha cambiado radicalmente. Ahora ya no se pueden sentir seguros en ninguna parte.
Varios terroristas detenidos en las recientes operaciones han aportado información sobre las rutinas de desplazamiento, la ubicación de los campamentos y de los escondites de los francotiradores.
CLAVES
Los integrantes de la brigada se agrupan en la base del Comando Especial del Vraem, en Pichari (Cusco), o en la Base Antidrogas de Mazamari, en Satipo (Junín). Todo depende de la ubicación del ámbito donde habrá una incursión.
En la “Operación Mantaro”, cuyo objetivo era destruir un campamento senderista, se produjo intercambio de disparos. La niña Zoraida Caso murió por un proyectil. La fiscalía investiga para establecer responsabilidades.