viernes, 8 de junio de 2012

“Estoy dispuesto a que se me investigue en el Poder Judicial”




Luis Carlos Cervantes, rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, conversó con EXPRESO y negó las acusaciones que un ex profesor de esta casa de estudios le propinó, por lo que dijo que las instancias judiciales se encargarán de limpiar su imagen frente a las falsedades que serían parte de una venganza personal.
-Un medio periodístico informó que usted gana un sueldo de más de un millón y medio de soles. ¿Qué tiene que decir al respecto?
En primer lugar, gracias por la facilidad de poder dar mi descargo. Quiero señalar que lo que se está afirmando es totalmente falso, prueba de ello es que ustedes pueden recurrir a la Sunat para conocer mis cotizaciones y los montos que yo recibo como sueldo.
–De ser así, ¿cuál sería el móvil del denunciante? 
Cuando la gente quiere mentir, quiere dañar la reputación de un profesional, de un hombre de familia, puede señalar lo que quiera. Es por eso que hemos iniciado un proceso para tratar de esclarecer que las opiniones del ex trabajador de la universidad José Ochoa Pachas son completamente falsas. Quiero señalar que mis hijos sí trabajan en la universidad pero no perciben esa cantidad de sueldo. Es totalmente falso. Algo más, el señor da estas afirmaciones pero no muestra ningún documento oficial que acredite su denuncia.
–En el informe televisivo, el señor Ochoa Pachas mostró una supuesta planilla de pago de la Universidad…
Por eso le digo, si el periodista hubiera verificado ese documento en la universidad, se sabría si es verdad o no. Pero la pregunta que uno se hace es, si es verdad lo que dice este sujeto entonces, ¿qué hace un documento privado de la universidad en manos de terceros? Yo me pregunto si esto es legal o no.
Sin embargo, al margen de eso, cuando yo veo el reportaje de televisión no veo una relación de nombres nada más. Pero eso no es oficial, nosotros hemos preguntado si alguien se ha acercado a verificar si es verdadero o falso. Por lo tanto, esos documentos no son oficiales de la institución para poder señalar y juzgar. Yo lamento que el señor utilice los medios de comunicación para mentir a la población, para ponerse en plan de víctima.
–¿Por qué ha sido separado Ochoa Pachas de su cargo?
El señor Ochoa Pachas es un ex profesor de la universidad que ha cometido una serie de inconductas que están registradas como faltas graves en la institución. Por ejemplo, no informar trimestralmente al jefe de la oficina de planificación las actividades programadas para el funcionamiento del año 2011. Él no informaba absolutamente nada. Al estar en el cargo, como secretario técnico, no entregó el acervo documentario de esta dependencia. Eso es falta grave porque el acervo documentario es patrimonio de la universidad. El señor nunca lo entregó y se lo llevó y ha desaparecido. Otro punto es el abandono de cargo por sus constantes viajes al extranjero que son confirmados por su hoja de migración, sin contar con la justificación permanente. Es decir, se ausentó de su labor de trabajo sin el permiso respectivo.
–¿Está sugiriendo usted que sería una venganza por haber sido separado de su cargo? 
Claro, la denuncia contra mí ha sido porque yo soy el representante legal de la universidad. Además, cuando se le separó del cargo se ha iniciado un proceso de investigación interno. Prueba de ello es que el señor Ochoa ha recurrido dos veces al Poder Judicial para buscar su reposición y en doble instancia no le han dado la razón.
Aquí tengo el reporte del Poder Judicial, en el cual no se acepta su pedido y se archiva porque tiene que ir a otra jurisdicción, porque tiene que ir a otra dependencia. Eso prueba que el proceso ha sido transparente y dentro de lo que manda la ley. Por eso, el señor confunde y se viene en contra de mi persona porque yo soy el rector y el que firma la resolución. Pero hay que resaltar que este es un proceso que se investiga a través del proceso de control del órgano interno, pasa por asesoría legal, luego se hace el informe al consejo universitario, donde yo presido y no voto, se aprueba el informe y se comunica con el personal para ser notificado. 
–¿Otra denuncia que hace el señor Ochoa es que hay un pabellón que está a su nombre.
Quiero señalar que pareciera que en la mentalidad del señor Ochoa Pachas, los méritos y reconocimientos no se deben otorgar. Quizás esto se deba a que él en vida nunca ha obtenido un reconocimiento. Yo no tengo la culpa que una facultad y sus estudiantes, profesores, le pidan al Consejo Universitario que un auditorio lleve el nombre del rector. Eso yo no lo manejo. El decano presenta el pedido al Consejo Universitario, en mi ausencia, y se aprobó. Esto es a pedido del decano de la Escuela de Postgrado.
–¿Qué sabor le deja esta denuncia?
Es la situación que nos toca vivir producto de la envidia, producto de las pocas oportunidades que tienen pocas personas para tener éxito académico, profesional, personal y que tratan de disminuir la buena imagen forjada a través del tiempo. Yo creo que si alguien tiene la intención de ser autoridad, quiere ser rector, tiene todas las puertas abiertas, lo que no es correcto es utilizar estos métodos vedados para tratar de ensuciar la imagen de otro.
Me he adelantado a estos hechos y presentado mi denuncia judicial para que sea investigado y pueda demostrar en la vía correspondiente todo aquello que está afirmando, porque no se puede dañar la honra de una persona, no se puede dañar la imagen de una familia, no se puede poner en riesgo la seguridad por exponer que gano más de un millón de soles mensuales. Es un peligro para mí y para todas las autoridades que trabajan dentro de la universidad.