miércoles, 27 de junio de 2012

Aprobación a gestión de Susana Villarán sube cinco puntos


Se recupera. Respaldo pasó de 22% a 27% y desaprobación de 72% a 69% desde mayo. Honestidad (60%) y reordenamiento de transporte (56%) son los puntos resaltantes de la percepción de los ciudadanos hacia su alcaldesa.
Rocío Maldonado/
Alejado el fantasma de la revocatoria, la gestión de la alcaldesa de Lima Susana Villarán  de la Puente parece encontrar el camino correcto a los ojos de los limeños, quienes en los últimos meses comienzan a tener una mejor percepción del trabajo de la autoridad edil.
Solo en el último mes –de mayo a junio– la aprobación a Villarán subió cinco puntos porcentuales, al pasar de 22% a 27%. La desaprobación, en tanto, se ubicó en 69%, tres puntos porcentuales menos que el mes anterior, revela la encuesta de GfK para La República, realizada en 31 distritos de Lima, del 14 al 16 de junio.
En los sectores socioeconómicos A/B y  E  la alcaldesa goza de mayor respaldo (34%) y (37%), respectivamente. En el sector E la aprobación a Villarán de la Puente se incrementa en 17 puntos en un mes.
Desde marzo, las mediciones de GfK muestran una recuperación de la imagen de la alcaldesa de la burgomaestre, que de un 16% de aprobación pasó a 27%. No obstante, la desaprobación aún sigue siendo muy alta (69%), pese a que se redujo en 10 puntos en los últimos tres meses.
Valoran Honestidad
Entre las principales razones que tienen los limeños para aprobar la gestión de Susana Villarán figuran: ser honesta y transparente (60%), ha ordenado el transporte (56%) y busca mejorar el espacio público (45%), tiene proyectos importantes en camino (42%), entre otras.
En contraposición, quienes  desaprueban su gestión lo hacen porque consideran que no hace obras/paraliza obras (44%), tiene malos funcionarios públicos (43%), no hace programas para mejorar el transporte( 43%), no combate la delincuencia, entre otras.
La encuesta muestra también que el proyecto de la comuna para  recuperar el río Rímac, que incidirá también en la mejora del transporte,  es conocido solo por el 41% de los limeños, pero de este porcentaje un mayoritario 89% aprueba la ejecución de esta obra.
Además, el sondeo también muestra el respaldo de los capitalinos a las medidas propuestas por la municipalidad para reordenar el transporte público, entre ellas: que se prohiba la música en los vehículos de transporte público (57%) o que se prohiba el comercio ambulatorio en dichas unidades (53%).
Decisión política
Respecto a la encuesta publicada por este diario, el director de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe Candia, considera que el resultado sugiere que los limeños perciben que ahora hay una decisión política clara de enfrentar el gran problema del tránsito y transporte en la ciudad capital.
"La última ordenanza 1599, que si bien puede ser perfectible, es general la norma con la que la municipalidad de Lima va a comenzar a ordenar el transporte a partir del 2 de julio. Esta ordenanza proviene del Decreto Supremo 017-2009", precisó Quispe.
El experto en temas de tránsito reconoció que hay mucho por hacer para reordenar el transporte en la capital y que lo que resta de la actual gestión edil no será suficiente,pero que Villarán de la Puente podría aspirar a dejar sentadas las bases para el cambio.
"Reordenar el transporte va a tomar mucho más tiempo, no se hará en tres años. Se calcula que por lo menos debe resolverse en unos 7 y 8 años", subrayó.
Respecto al Proyecto Vía Parque Rímac, Quispe Candia   afirma que se trata de una obra de infraestructura vial de primera línea, donde el  Estado no está invirtiendo un centavo, que  contribuirá a dar fluidez al tránsito hacia la zona oeste.
"Hay una gestión bastante eficiente en relación con el transporte, y en cuanto a las deficiencias, se pueden perfeccionar en el camino. Si Villarán continúa en esa dirección, lo más probable es que tenga más adherentes al finalizar su gestión", dijo Quispe, quien recomendó tener una autoridad técnica única para el tema del transporte.
 Claves
El sondeo de GfK muestra que progresivamente disminuye el porcentaje de limeños que piensan que la ciudad capital ha empeorado con la gestión de Villarán (de 48% en marzo a 29% junio).
También se observa que ha disminuido el porcentaje de las personas que consideran  que la alcaldesa Villarán aparece menos de lo que debiera en los medios de comunicación (de 61% en marzo pasó a 41% en junio).