lunes, 3 de junio de 2013

Carta bomba en Caso Fefer


El portal Yo me llamo Perú difundió ayer una reveladora cartade puño y letra de Alejandro Trujillo Ospina, el asesino confeso de la empresaria Miriam Fefer. En esta misiva bomba, dicho personaje advierte un dato del que solo hubo sospechas, pero en el que la justicia nunca reparó.

El asesino asegura que Ariel Bracamonte Fefer le dio las llaves para entrar a la habitación de su madre, y que además estuvo con él en ese mismo espacio donde se produjo el crimen. Trujillo Ospina va más allá, pues involucra al empresario y amigo íntimo de la víctima Pinkas Flint Blank, quien fue excluido del juicio cuando presentó una queja. “Acá no hay inocentes, acá todos son culpables”, escribe, cuando faltan apenas tres días para que la Corte Suprema decida si ratifica o no la condena de 30 años de prisión para Eva Bracamonte Fefer.

A continuación un extracto de la carta:

Acá todos somos culpables porque todos sabían lo que iba a ocurrir esa noche del 14 de agosto del 2006. Y digo ‘todos’, porque son varios interesados en que se hiciera (el crimen)...

Ariel Bracamonte (es) más culpable de todos y es el que más habla, pues él tiene las manos manchadas de sangre porque él me dio las llaves para entrar a la casa y no sólo eso, sino que fue el único que estuvo ahí conmigo en esa habitación, a la misma hora, la noche que todo ocurrió…

¿Liliana, Tatiana, Pamela, Rodrigo y…? Saben quién fue la conexión entre la familia Fefer y yo… El padrastro Pinkas Flint Blank, ya que él me conoce porque yo ya había trabajado para él, les importó más los perros que la vida de la misma madre, ahora ya saben por qué no ladró el perro…

Acá hay muchos que se beneficiaron directa o indirectamente y están en el anonimato. Y si le abren nuevo juicio a Liliana deseo estar ahí para aclarar las cosas y decir quién es quién…

Alejandro Trujillo O.