lunes, 24 de junio de 2013

Reveladora foto compromete a exministro aprista Garrido Lecca en caso BTR


Nuevas evidencias desmentirían las declaraciones del exministro del gobierno aprista Hernán Garrido Lecca sobre el caso Business Track (BTR), y también ayudarían a probar que sí hubo intervención política de ese régimen sobre las personas vinculadas con el escándalo de chuponeo.

El programa “Esnoticia” propaló una fotografía en la que se ve al exministro aprista reunido en un restaurante de Surco con Wilson Gómez Barrios, el exesposo de la analista de BTR Giselle Gianotti. Esta imagen, del 14 de enero de 2009, desmiente a Garrido Lecca, quien siempre negó cualquier acción que pudiera considerarse como una intervención política.

La Megacomisión que investiga los casos de corrupción del segundo gobierno de Alan García, que dirige Sergio Tejada, incluiría en su informe sobre este caso el dato de que Garrido Lecca habría citado a Gómez para ofrecerle sus influencias políticas con el fin de que este no sea procesado, a cambio de US$ 200 mil.

Para entonces Garrido Lecca ya no era ministro (lo fue entre julio de 2006 y octubre de 2008), pero seguía siendo un hombre cercano al gobierno aprista.

“Aparentemente Garrido Lecca lo buscó para decirle que él podía influir para que no se le incorpore en el proceso. (…) Pero este sabía que no estaba siendo incluido; esa es otra cosa que nos llamó la atención. Él (Gómez) rechazó la propuesta”, declaró Tejada.

En el proceso del caso BTR también se supo que entre el 15 y el 24 de enero de 2009, días en los que Gianotti estuvo detenida en la DIRANDRO, Garrido Lecca se comunicó al teléfono de Gómez, desde sus dos teléfonos personales, 23 veces.Tejada dijo que, para la Megacomisión, fue el exministro aprista quien trató de comunicarse con Gómez.

“Hay testimonios en la sentencia (judicial) que hablan de distintos tipos de presiones, llamadas, hacia personas que estaban en el proceso vinculadas (…), supuestamente para influir o para que no se comprometa a determinadas personas”, indicó el legislador.

ALGUIEN TENÍA MIEDO

Según Tejada, las llamadas eran de altos funcionarios del gobierno aprista, quienes también buscaban influenciar en los testimonios para que, por ejemplo, responsabilizaran a la empresa Petrotech como la financista del chuponeo.

Quienes han revelado estas presiones, además de ella, son los condenados por este caso Manuel Ponce Feijóo y Carlos Tomasio. La investigación congresal sobre este punto alcanza al expresidente García y a los exministros Garrido Lecca y Jorge del Castillo.

En su declaración en el proceso, Gianotti presentó como prueba de las presiones políticas el registro de llamadas de Gómez. “Esto prueba que efectivamente había cosas muy oscuras que ellos temían (…). El señor Del Castillo y Garrido Lecca estaban dirigiendo la investigación desde la calle. Tendrían la conciencia muy sucia para haberse asustado de esa manera. (Ellos) querían enterarse (del caso) y querían dirigir mis dichos”, sostuvo entonces.

¿NO LO CONOCÍA?

La fotografía revelada por “#Esnoticia” también prueba que Garrido Lecca no habría dicho toda la verdad ante la justicia y ante la Megacomisión. Cuando se presentó ante esta última declaró que solo conocía a Gómez socialmente. ¿Y el encuentro privado que tuvieron en Surco?

“(A Gómez) lo he conocido socialmente. Le insisto, yo ya he contestado todas las preguntas, incluso sobre intervención política en ese caso (…). Quiero decir que no hubo ninguna intervención política de mi parte en el tema de BTR (…); no hubo ninguna intervención de ninguna forma, en ninguna circunstancia, con ninguna persona. Yo niego rotundamente cualquier intervención política”, declaró.

En los próximos días, la Megacomisión entregará su informe final sobre el tema, el cual será debatido en el Pleno del Congreso para su aprobación.

EL DATO
Tejada reveló que los sentenciados por el caso BTR han denunciado que se han realizado llamadas desde sus números telefónicos cuando estos ya estaban lacrados. Indicó que este hecho se viene corroborando.