lunes, 24 de junio de 2013

“Asidua” visitante niega romance con Fujimori, pues siente un “cariño paternal”


“Asidua” visitante niega romance con Fujimori, pues siente un “cariño paternal”

En entrevista para “Reporte semanal”, Ana María Cárdenas Manchego-Muñoz, la mujer que intentó ingresar un celular de última tecnología a la DIROES, donde se encuentra recluido Alberto Fujimori, dio la cara y, como era de esperarse, negó todo, incluso ser la amante del expresidente.

Según Cárdenas, quien afronta una denuncia por este hecho, es mentira que haya intentado ingresar un celular a la DIROES. Sostuvo que los agentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que la detuvieron y aquellos que hicieron el informe están mintiendo, pues “es ilógico” pensar que una mujer intente ingresar un aparato prohibido cuando se pudo haber pedido a un congresista que lo haga, dijo con total desparpajo, como si fuera normal saltarse las reglas.

Asimismo, dijo que es una “invención” de la prensa el hecho de que al ser descubierta haya intentado desaparecer el teléfono lanzándolo por el inodoro en una bolsa de kiwicha. Sin embargo, hay que señalar que fue el propio jefe del INPE quien dio la información y así consta en la denuncia policial.

Sobre su interés en visitar a Fujimori, Cárdenas dijo que conoce al expresidente hace años y que su admiración nació a raíz de la lucha contra el terrorismo, pues su familia tenía una hacienda que fue atacada por los subversivos.

“Soy una persona muy apasionada y yo me propongo: lo voy a apoyar. Toda mi vida lo he admirado y le tengo mucho agradecimiento a él como persona… Es netamente amistad. Cuando lo visito, conversamos, le leo las redes sociales, se ríe. Él está muy deprimido y en realidad no habla mucho, más es lo que yo le converso”, dijo.

En ese sentido, dijo que ella tiene novio y que le indigna que la quieran hacer aparecer como “otra amante” más del reo de la DIROES. “Con tal de dejar mal al expresidente, lo quieren hacer ver como un viejo libidinoso y mañoso. Y a mí me están usando como si yo fuera cualquier cosa”, declaró al indicar que conoce y ha almorzado con los hijos de Fujimori.

Cárdenas reiteró que las afirmaciones del INPE no eran ciertas; sin embargo, cuando se le volvió a preguntar cuál es el verdadero interés en visitar a Fujimori, la mujer, con ojos llorosos, dijo que hace cuatro años perdió a su padre y que todo el cariño paternal que tiene se lo trasmite al reo de la DIROES.

“Cuando comencé a visitar al ingeniero volqué mi cariño paternal hacia él. ¡Me indigna ver todas las calumnias de la prensa de que yo soy su amante, y eso no es cierto”, dijo.

EL DATO:

Cárdenas aseguró que continuará visitando a Fujimori porque no permitirá que se “dañe nuestra amistad, el aprecio, el cariño y el respeto que le tengo”.