lunes, 7 de mayo de 2012

El socialismo vuelve al poder después de 17 años en Francia


El socialismo vuelve al poder después de 17 años en Francia

El socialismo vuelve a Francia luego de 17 años y lo hace en medio de la crisis económica que atraviesa Europa. En un resultado apretado, François Hollande derrotó en segunda vuelta al actual presidente Nicolás Sarkozy, de esta manera gobernará el país galo durante los próximos cinco años.

Al cierre de esta edición, los resultados oficiales al 90% de los votos escrutados le daban al socialista Hollande 51.5%, mientras que Sarkozy alcanzaba un 48.5%. La diferencia entre ambos fue apenas de 3 puntos porcentuales, que aproximadamente equivale a 1 millón 300 mil votos. Además, se registró un 19% de abstención en los comicios.

Luego de conocer su virtual victoria, Hollande se dirigió a los miles de seguidores que lo esperaban en la localidad de Tulle, ubicado en el departamento de Correze, su región natal, y aseguró que será un “presidente ejemplar”.  

“Muchos esperaban este momento desde hace tiempo. Estoy orgulloso de haberles devuelto la esperanza. Siento su emoción y la comparto, pero debe ir acompañada de orgullo y sentido de la responsabilidad”, expresó.

MENSAJE A MERKEL
Era inevitable que en su discurso triunfal Hollande se refiera a la difícil situación económica de la zona euro. En un mensaje claramente dirigido a la canciller alemana, Angela Merkel, el socialista dijo que la “austeridad no puede seguir siendo una fatalidad para Europa”.

“Me doy cuenta de que los ojos de Europa están sobre nosotros y que muchos países han sentido alivio. Hay que poner fin a la Europa de la austeridad y promover el crecimiento. Es lo que le diré a nuestros socios de la Unión Europea (UE) con Alemania a la cabeza. Queridos compatriotas, no somos un país cualquiera, somos Francia”, exclamó.

Por su parte, Angela Merkel lo llamó para felicitarlo por su triunfo y ambos acordaron trabajar juntos en una relación francoalemana que sea fuerte y al servicio de Europa. También lo invitó a viajar a Berlín lo antes posible luego de que asuma el cargo.

Asimismo, el gobierno alemán se comprometió a mantener una “estrecha colaboración” con Hollande para poder salir de la crisis europea, teniendo en cuenta dos puntos centrales: el pacto fiscal y el crecimiento económico en la Unión Europea.

Así lo afirmó el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, quien calificó de “acontecimiento histórico” la victoria del candidato socialista durante las elecciones en Francia.

EL PERDEDOR
Tras conocer los primeros resultados que daban como ganador a su rival François Hollande, el actual presidente, Nicolás Sarkozy, reconoció su derrota: “Francia tiene un nuevo presidente de la República. Es una elección democrática. François Hollande es el nuevo presidente y debe ser respetado. Acabo de hablar con él por teléfono para desearle buena suerte. Será difícil, pero es necesario que Francia supere los retos que nos aguardan porque nuestro país es más importante que nosotros”.

DATO: El presidente electo, François Hollande, deberá asumir el cargo a más tardar el próximo martes 15 de mayo, fecha en que concluye el mandato de Nicolás Sarkozy.