martes, 21 de octubre de 2014

Para quien juega López Meneses ?

Memorándum 326 de la VII Región Policial. Fuente: IDL-Reporteros.
Óscar López Meneses, que fué (¿o es?) un operador de Vladimiro Montesinos, gozaba de una exclusiva custodia policial en su domicilio de Surco. El destape de este hecho provocó el relevo de seis altos oficiales de la PNP la caída de un ministro del Interior y del asesor presidencial Adrián Villafuerte. Este fue el inicio de un extraño escándalo que huele muy mal, y muchos creen que hay más de un gato encerrado en todo esto.

El caso López Meneses ha unido de alguna forma mágica a Fujimoristas y Apristas en un escenario muy próximo a las elecciones presidenciales del 2016. Keiko Fujimori y Alan García hace rato están en campaña y las piezas de este interesante tablero de ajedrez recién comienzan a ubicarse.

Primero lo primero (como decía mi abuelo).

Oscar López Meneses para los desmemoriados, era yerno del ex ministro de defensa del gobierno de Fujimori, Víctor Malca Villanueva, quién se encuentra hasta hoy prófugo de la justicia desde diciembre del 2000.
OLM fue procesado por los delitos de peculado, interceptación telefónica y tenencia ilegal de armas y en 2012 fue sentenciado benévolamente a sólo cuatro años de prisión “suspendida”.
Según López Meneses, en el año 2001 fue al aeropuerto para recibir a Alan García acompañando al ex ministro Agustín Mantilla y funge de tener excelentes contactos en dicho partido. Famoso es el ampay en el restaurant Fiesta de Miraflores el año 2007 en el que se reunían “secretamente” importantes mandos militares con Agustín Mantilla, y el miembro del Tribunal Constitucional, Javier Ríos Castillo (Si no lo saben, éste jurisconsulto fue pieza clave para que José Antonio Chang amigazo de Alan, se hiciera de la Universidad San Martín de Porres donde estudio OLM, recomiendo leer la historia AQUÍ). 
Enlace permanente de imagen incrustada
En la foto (2007) López Meneses fue sorprendido participando en una reunión con el ex ministro aprista Agustín Mantilla y varios altos mandos militares, además del magistrado del Tribunal Constitucional Javier Ríos Castillo.

La sospecha de sus estrechos vínculos de OLM con el fujimorismo y el aprismo y su probable juego en pared con ambos, toma cuerpo al descubrirse una reunión en agosto del año pasado entre el congresista fujimorista Octavio Salazar (quien fuera ministro del Interior en el 2do gobierno aprista, el coronel Oswaldo Zapata, primo de OLM y el militante aprista, Ramón Murillo ligado al Instituto de Gobernabilidad de la Universidad de San Martín de Porres (de José Antonio Chang), que dirige Alan García.
La invasión de los topos.
¿Quién duda que la red montesinista tendida sobre todos los altos niveles del Estado desde los años 90s aún esta activa? Ni el gobierno de Ollanta Humala se ha librado de ella. La sospecha de infiltrados al parecer recae sobre todos, y entre todos deben estar mirándose para saber quien o quienes son los topos invasores. Cualquiera puede ser.
¿Acaso creen que no se le debe estar mirando de reojo y con sospecha al consejero del presidente Humala, Adrián Villafuerte quien hoy “dicen” está de perfil bajo manejando la DINI? Su karma es haber sido en tiempos del fujimorismo edecán del ex ministro de Interior y Defensa César Saucedo Sánchez condenado por enriquecimiento ilícito y recientemente liberado del Penal Sarita Colonia. Villafuerte dicen, firmó la vergonzosa “acta de sujeción” a Montesinos, en 1999.
Otro personaje que da mala espina, y califica como posible “topo” es sin lugar a dudas el coronel EP Oswaldo Zapata Corrales, primo de Óscar López Meneses y promoción de Ollanta Humala. Dicen que gracias a él, es que OLM asistió a la famosa ceremonia por el aniversario de la Séptima Región Policial de Lima. 
La historia que se cuenta es que este militar, visitaba frecuentemente a López Meneses cuando estuvo preso. No iba sólo, sino que se hacía acompañar con otros compañeros de promoción que estaban relacionados con la campaña de Humala. Al parecer cuando Humala se enteró de estas visitas los extornó de inmediato. Y adivinen quien habría sido el protector de este sujeto en el gobierno de Alan García? Bueno, dicen que fue el general Paul Da Silva Gamarra, un enemigo declarado de Ollanta Humala y que al parecer tiene su corazoncito naranja.
OPERACIÓN DEMOLER DESDE DENTRO
Como extraído de un capítulo de la famosa serie “Misión Imposible”, al parecer el plan de la red habría sido infiltrase en los niveles más altos del gobierno, minarlo en lugares estratégicos y una vez logrado ello, detonar las cargas. El posible objetivo: Insertarse a partir del 2016 sea con Alan o con Keiko en el manejo del Estado y cosechar a manos llenas.
El plan al parecer funciona hasta ahora como un reloj de cuarzo. La Comisión que investiga a OLM liderada por un fujimorista y secundada por apristas, nos dicen a los peruanos que las redes de López Meneses apuntan directamente a Palacio de Gobierno y es el Presidente de la República quien tiene que demostrar lo contrario.
Al unisonó, fujimoristas y apristas le exigen al Presidente Humala que declare ante la Comisión Investigadora y se sugiere que él y su entorno tienen vínculos cercanos a la red montesinista. Le dicen miedoso.

Mientras tanto en algún lugar de Lima, alguien debe estar sonriendo y esperando con tranquilidad el 2016. Al parecer el plan está resultando.