miércoles, 15 de octubre de 2014

Denuncian que hermanos de Javier Velásquez se beneficiaron durante gobierno aprista

Javier Velásquez Quesquén (Foto: La República - Alberto Pereira)
Los apellidos Velásquez Quesquén son bien conocidos por los lambayecanos, no solo porque uno de ellos, Javier, es congresista y cara conocida del Partido Aprista, sino por haber obtenido contratos con el Estado durante el gobierno de Alan García y cuando su hermano encabezaba el Consejo de Ministros.
La empresa Construcciones Civiles S.A. (Concisa), asesorada por César Veláquez Quesquén, entre el 2007 y el 2011, obtuvo contratos  con el Estado, a través del Programa Agua Para Todos (PAPT), por más de 69 millones de soles, en diversas zonas de Lambayeque.
Según la investigación de la revista PODER, la contratación de esta empresa, coincidió con una ola de aprobaciones de proyectos de agua potable y saneamiento en Lambayeque, por parte de Agua Para Todos, pese a que las zonas beneficiadas no cumplían con el requisito de necesidad extrema.
La respuesta a este extraño comportamiento por parte de los funcionarios del programa sería la intervención del hermano de Velásquez Quesquén, quien entre el 2009 y 2010 registra 10 ingresos al Ministerio de Vivienda, específicamente a los despachos de altas direcciones ejecutivas como la de Agua Para Todos.
La referida revista pudo acceder al registro de ingresos al Ministerio de Vivienda y descubrió que el otro hermano del actual legislador aprista, Henry Velásquez también ingresó, hasta 15 veces, para reunirse con altos directivos de esa época.
Despierta suspicacias que los familiares del entonces Presidente del Consejo de Ministros tuvieran acceso a altos funcionarios del Ministerio de Vivienda y coincidentemente logren aprobación de proyectos.
En el caso de Henry, éste ya era cuestionado por haber ganado licitaciones, tres veces seguidas, con el municipio distrital de Moche, en Trujillo, para que su empresa les venda autopartes por 100 mil soles, cuando Javier Velásquez estaba en el poder.
César Velásquez por su parte sería conocido por hacer lobby a proyectos de saneamiento, los cuales terminan mal, como en el caso del asentamiento humano Ciudad de Dios, en Lambayeque, donde las obras emprendidas por Concisa se encuentran inconclusas hasta el día de hoy.
EL PAPEL DE JAVIER VELÁSQUEZ
Si bien el congresista Javier Velásquez Quesquén ha negado tener vinculación con las extrañas movidas de sus hermanos, pues alega que no se comunica con ellos, una visita que realizó en marzo del 2008 al asentamiento humano Ciudad de Dios, oscurece el panorama.
En aquella ocasión, según PODER, el legislador, personalmente, les pidió a los pobladores que pobladores que se organicen para pedir a través de su municipio la inversión de obras de agua potable a Ministerio de Vivienda. Como se conoce, la obra fue luego entregada a la empresa que asesoraba su hermano.