jueves, 23 de octubre de 2014

Billetera mata terrorista dice Hernando de Soto

Diego Pereira


¿Se acuerdan cuando hace unos años atrás Hernando de Soto nos salvó del terrorismo¿No, no? Bueno, ahora Hernando ensaya la posibilidad de combatir a ISIS no solo con la fuerza militar gringa, sino con empoderamiento económico.

"Yo mismo soy". Foto: Peru21
“Yo mismo soy”. Foto: Peru21

Al parecer se tomó en serio lo que John Oliver nos recomendó: un peruano finalmente se enfrenta a ISIS. 
 ¿Qué es lo que dice Hernando de Soto?
Una piscina así para el Medio Oriente. Ilustración: Disney
Una piscina así para el Medio Oriente. Ilustración: Disney

La única esperanza está en la economía. Particularmente en el empoderamiento económico. Es decir, si le das una oportunidad de tener un negocio/empresa/trabajo a un terrorista dejará de ser terrorista. No lo decimos nosotros, lo dice él:
Si la meta no es solo degradar lo que el Presidente Barack Obama con justa razón llama “la red de muerte” del Estado Islámico, sino también hacer que sea imposible que líderes radicales recluten terroristas en primer lugar, Occidente debe aprender una lección muy simple: la esperanza económica es la única manera de ganar la batalla por las circunscripciones que los grupos terroristas alimentan.
¿La finalidad de ISIS es más trabajo? Y nosotros acá pensando que era el establecimiento de un Estado Islámico (!). Además sus últimos reclutas han sido voluntarios y salieron de Gran Bretaña. Pero bueno, Hernando sabe “algo” sobre el tema:
Yo se algo sobre esto. Hace unas décadas, gran parte de Latinoamérica se encontraba agitada. En 1990, la organización terrorista marxista-leninista llamada Sendero Luminoso había tomado control de gran parte de mi país, Perú, donde yo servía como el principal asesor del presidente. La opinión de moda era que que las personas que se rebelaban eran los empobrecidos y subempleados esclavos asalariados de Latinoamérica, que el capitalismo no podía funcionar fuera de Occidente y que las culturas latinas realmente no entendían las economías de mercado.
Sin embargo, se demostró que la sabiduría convencional estaba equivocada. Las reformas en el Perú le dieron a los empresarios indígenes y campesinos el control sobre sus activos y una nueva, mas accesible marco legal sobre el cuál tener negocios, hacer contratos y préstamos -estimulando un crecimiento sin precedentes en el estándar de vida.
Cabe resaltar que este argumento fue negado por Carlos Tapia quien recuerda la historia de una manera distinta:
Esa es una visión equivocada, que de seguro responde a la excesiva autoestima de De Soto. El terrorismo fue combatido primero a nivel de rondas campesinas, luego con las Fuerzas Armadas y por último en la capital mediante el trabajo del GEIN (Grupo Especial de Inteligencia que capturó a Abimael Guzmán).
Pero de Soto insiste: ¡la solución es fácil!

Listo, problema resuelto

El capitalismo es una floro. Foto: rapgenius
El capitalismo es una flor que Estados Unidos debe regar. Foto: rapgenius

Aquí es cuando llega uno de los mejores momentos del artículo: cuando luego de comparar el “pesimismo económico y cultural sobre el mundo Árabe” con el que se oía sobre el Perú en los años ochenta, de Soto afirma que -así como Sendero Luminoso en el Perú- “los terroristas pueden ser derrotados por reformas (…)”:
Para hacer de esta agenda una realidad, el único requerimiento es un poco de imaginación, una fuerte dosis de capital (inyectada de abajo hacia arriba) y un liderazgo de gobierno para construir, racionalizar y fortificar las leyes y estructuras que permiten que el capitalismo florezca. Como cualquier persona que ha caminado por las calles de Lima, Túnez y el Cairo sabe que el capital no es el problema -es la solución.
Nota: el capital también podría ser como la cerveza, descrita por el filósofo norteamericano Homero Simpson como “la causa y la solución de todos nuestros problemas”.

No en serio, ya está

Ellos jamás serán terroristas. Foto: rabengroup
Ellos jamás serán terroristas. Foto: rabengroup

Luego de ensayar un ‘resumen’ de la historia peruana en la época del terrorismo y cómo fue crucial que el gobierno peruano (con Hernando incluido) pudieran convencer a Estados Unidos que no era caldo de cultivo para una revolución marxista sino para una nueva y moderna economía capitalista, el máximo combatiente de Sendero Luminoso cierra su artículo así:
Como los países desde China hasta Perú hasta Botswana han probada en años recientes, la gente pobre puede adaptarse rápidamente cuando les dan un marco de reglas modernas para la propiedad y el capital. El truco está en empezar. Debemos recordar que, a través de la historia, el capitalismo ha sido creado por aquellos que una vez fueron pobres.
Y ese resaltado es tu primera y última clase de Historia del Capitalismo.
Puedo decirles de primera mano que los líderes terroristas son muy diferentes a sus reclutas. Los líderes radicales con los que me encontré en el Perú eran generalmente asesinos de sangre fría, estrategas tácticos con ambiciones inquebrantables de tomar el control del gobierno. La mayoría de sus simpatizantes y posibles reclutas, por otro lado, hubieran podido ser agentes económicos legales, creando vidas mejores para sí y sus familiares.
Finalmente de Soto termina recomendando que la mejor manera de combatir el terrorismo es hacer que las clamas de estos peligrosos líderes terroristas lleguen a oídos desinteresados (por que están más interesados en ganar plata).

“Billetera mata terrorista”

Sobre este artículo de nuestro creativo economista publicado en el Wall Street Journal, la consultora Irma Montes Patiño hizo esta analogía en una columna publicada en El Comercio:
Coloquialmente decimos que “billetera mata galán” para graficar que en muchos casos hasta el más guapo de los guapos puede quedar relegado ante un hombre menos agraciado, pero exitoso económicamente. Eso aporta a la tranquilidad emocional que busca toda mujer, inclusive siendo ella profesional, pues así podrá además admirar a su compañero de vida. Lo mismo le pasa a cualquier ciudadano frente al Estado: espera tranquilidad y oportunidades para asegurar su bienestar económico. Concluiríamos así entonces que “billetera mata terrorista”.
Hay un tremendo salto lógico en ese argumento (y la comparación es un poco gratuita, sobre todo en la parte de la tranquilidad emocional de una mujer) pero es tan divertido que vamos a usarlo.
Solo basta darle con esto en la cabeza (?). Foto: dreamstime
Solo basta darle con esto en la cabeza (?). Foto: dreamstime
(Nota: el artículo original está en inglés así que todas las traducciones hechas en este post son propias)