martes, 17 de abril de 2012

El Gobierno conocía la expropiación de YPF desde diciembre


El ministro de Asuntos Exteriores ha asegurado que tras la visita del Príncipe Felipe a Argentina el pasado 9 de diciembre, su equipo se preparó para combatir "la confiscación".

"Lo que ocurrió ayer era algo que el Gobierno sabía desde hacía cierto tiempo", ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores en un foro de empresarios. 

"Los primeros signos llegaron con la visita del Príncipe de Asturias en diciembre, a su vuelta nos pusimos a trabajar en el asunto", ha declarado Margallo.

El ministro asegura que la decisión de Cristina Fernández de Kirchner era de esperar, debido a la nefasta situación económica de Argentina, con una inflación del 23% en 2012.

"Era obvio que iban a buscar una salida de emergencia para el siguiente cuarto de hora", ha asegurado Margallo. Pero subraya que el Gobierno argentino lo ha hecho sin pensar en el futuro.

La situación alertó tanto al Gobierno español, que provocó la visita del ministro José ManuelSoria a mediados de febrero a Argentina. "Gracias a esa intervención se paró la expropiación prevista para el uno de marzo [fecha del inicio de la nueva legislatura de CFK]", ha asegurado el ministro.

El Gobierno español preveía después que el anuncio de "la confiscación" de YPF se produjera durante el discurso de la presidenta argentina en el aniversario de la guerra de las Malvinas. 

Finalmente tampoco fue así, y después de la publicación del decreto de expropiación en un medio argentino el Gobierno español anunció medidas severas contra Argentina. 

Margallo ha vuelto a asegurar citando a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaríaque "las medidas no se anuncian, se adoptan".

"Tengan la seguridad de que el Gobierno lo hará", ha subrayado el ministro.