lunes, 13 de mayo de 2013

Procuraduría pedirá detención de Pastor y nulidad de transferencia


Encrucijada. Aurelio Pastor asegura que se exagera en acusaciones contra él, pero igual deberá explicar oportuna operación patrimonial por la que hoy él no posee casi nada.

La Procuraduría Anticorrupción pedirá hoy a la Fiscalía la detención preventiva del ex ministro aprista de Justicia Aurelio Pastor, además de un embargo preventivo de sus bienes por 200 mil soles.
Según los procuradores Julio Arbizu y Christian Salas Beteta, la separación de bienes de los esposos Aurelio Pastor y Anita Quesada se realizó luego de que la Fiscalía iniciara investigación preliminar contra Pastor por el presunto delito de tráfico de influencias, lo que podría constituir un intento de ocultar su patrimonio y obstaculizar un eventual embargo.
Según la alcaldesa de Tocache, Corina de la Cruz, Pastor le ofreció interceder por ella ante el Jurado Nacional de Elecciones para impedir su vacancia, a cambio de US$ 50 mil.
Para la Procuraduría, la liquidación de la sociedad conyugal favorece "indiscriminadamente" a la esposa de Pastor. Por eso, esta semana también pedirán al Poder Judicial la nulidad de la transferencia de los bienes.
Trámite sospechoso
El ex ministro de Justicia Aurelio Pastor ha declarado que la separación de patrimonios con su esposa Anita Quesada Bazalar solo ha "facilitado" un eventual embargo de la Procuraduría Anticorrupción, pero ha obviado decir que casi todo los bienes de la sociedad conyugal, y que superaban el medio millón de soles, han sido adjudicados a su esposa.  
Según los documentos de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, Quesada Bazalar es ahora la única propietaria de dos inmuebles ubicados en San Isidro. Ambos valorizados en 460.540 soles.
Es más, se le ha adjudicado una camioneta Honda valorizada en 40 mil dólares. Además de muebles y menaje que ascienden a 30 mil dólares.
En la minuta de separación de bienes, firmada ante el notario público Luis Dannon Brender el 29 de diciembre del 2012, también se refiere que del patrimonio conyugal Aurelio Pastor solo se quedará con el automóvil Hyundai valorizado en 21 mil dólares.
Y en vista de la falta de equidad en la repartición, en una de las cláusulas se detalla que en compensación con la distribución patrimonial, Quesada Bazalar ha decidido traspasarle una casa hipotecada de su propiedad, ubicada en el distrito de La Victoria, a su esposo el ex ministro aprista.
Cabe detallar que esta transferencia aún no se ha concretado debido a que previamente la cónyuge deberá sanear las cargas e impuestos que se encuentran pendientes de regulación. Es decir, por el momento Pastor solo es propietario de un vehículo que no llega ni a los cien mil soles.
"Mañana el juez puede embargar mi carro porque solo es mío (...). Lo que he hecho es traspasar uno de los bienes que era de mi esposa a mi nombre. ¿Eso es ocultar bienes?", se pregunta el ex ministro aprista.

NUEVO PATRIMONIO
La República visitó el inmueble ubicado en la Av. Iquitos 1343, La Victoria, y comprobó las malas condiciones en las que se encuentra la propiedad.
Los vecinos recuerdan haber visto al ex ministro aprista y a su esposa ir a cobrar el alquiler respectivo, pero ya hace más de una década que dejaron de hacerlo.
"¿Esta propiedad a quién le pertenece?", preguntamos al llegar. "Al congresista Pastor", nos contestó un caballero que habita en el inmueble hace más de 40 años.
"Él es dueño de la propiedad, pero hace tiempo que no viene a cobrar acá porque en esta quinta, como se han metido gente de mal vivir, (Pastor) tiene miedo entrar a cobrar”.
Según el inquilino, hace 15 años el ex ministro aprista no se apersona al inmueble. “Antes él mismo venía junto a su señora o a veces lo hacían por separado. Cobraban a dos familias y luego se iban porque tenían miedo”, anotó.
Consultado sobre las hipotecas del inmueble, el vecino asegura que no han recibido ninguna notificación. Asimismo advierte que las 21 familias que viven ahí no permitirán ningún desalojo pues afirma "el solar ya es nuestra propiedad desde que Pastor y su familia lo dejaron abandonado".
"Acá, de un solo medidor sacamos luz. De igual forma hacemos con el agua. Aquí vive gente de mal vivir y si Pastor ya dejó de venir es su problema, pero ahora este casa nos pertenece a todos los que vivimos acá y, repito, nadie nos saca", anota el inquilino.