martes, 28 de mayo de 2013

Le piden al rey de España que devuelva un yate que le regalaron

Es el Fortuna, un crucero de 41,5 metros valuado en 18 millones de euros. Juan Carlos I no lo usa más. Y sus donantes lo quieren de vuelta.
Eso de que los regalos no se devuelven no cuenta en tiempos de crisis. Veinticinco empresarios españoles, que le habían regalado al rey Juan Carlos de España un crucero de 18 millones de euros, ahora lo quieren de vuelta. Y le mandaron una carta al titular del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional solicitando la devolución del yate, ya que el monarca no lo usa más.
Según informó el diario El País de Madrid, los empresarios explicaron que "la donación del yate Fortuna fue una donación finalista, para uso del Rey y la familia real". Cada uno de los financieros desembolsó 600 mil euros para la fabriacación de la embarcación de lujo de mas 41,5 metros, y que demanda sólo para poner en marcha sus motores unos 20 mil euros en gasoil. El gobierno de Baleares también aportó la friolera de más de dos millones de euros para la noble causa.
El regalo, entregado en 2000, fue una gentileza de la Fundación Turística y Cultura (Fundatur) de Baleares, luego de que el monarca se quejara de que su vieja embarcación, el anterior Fortuna, ya estaba obsoleta.
Trece años después, con una España flotando a la deriva de la crisis económica, el rey decidió dar muestras de auteridad y anunció que no usará más la embarcación. Acto seguido, este lunes los donantes solicitaron que se les devuelva el bien, escribió El País.
Según el periódico, dos de los mecenas habían dicho en un principio que "un regalo es un regalo y quien lo posee hace con él lo que quiere". Pero luego dieron marcha atrás. Y ahora pretenden darle al Fortuna un "uso más rentable y eficiente".