miércoles, 15 de mayo de 2013

“Fujimori está deprimido porque ha perdido poder”



Las cartas y dibujos del expresidente Alberto Fujimori representarían su estado de ánimo y develarían su personalidad. Estos detalles fueron analizados en un medio local por la psicoterapeuta Carmen González y el máster en programación neurolingüística Manuel Arámbulo.

Las quejas de Fujimori en su última misiva, significarían que estaría saliendo del cuadro depresivo que se le ha diagnosticado, advirtió la doctora González.

“Un paciente depresivo presenta un estado de ánimo muy bajo, pérdida de vitalidad y un desinterés por la vida. Pero en Fujimori, lo que veo, es cólera. Él en sus cartas está acusando que lo quieren volver a evaluar. Y esto es positivo, porque si está deprimido, significa que la cólera la está arrojando hacia afuera”. 

Pero en su carta, Fujimori también incluyó un dibujo, el cual muestra a una persona caminando cabizbaja, triste. En referencia al esbozo, el doctor Arámbulo señaló que el exmandatario intenta plasmar su estado de ánimo.

“Su último dibujo es depresivo. Se nota que es una manifestación de su estado de ánimo interno. Ahora, percibo que en sus cartas resalta algunas frases en mayúsculas, y todas son en relación al pedido de su libertad. Actúa de esa manera porque él cree tener derecho de exigir que lo excarcelen”, sostiene.

El especialista indicó también que es normal que el exmandatario atraviese un cuadro depresivo, porque el estar preso deprime a cualquier persona. Sin embargo, agregó que dicha depresión debe ser atendida, porque esta podría acarrear otras enfermedades.

Y esta depresión se habría originado por la no aceptación del encarcelamiento, porque ha perdido poder, según comentó la psicoterapeuta González. La especialista considera que, en lugar de aprovechar su carcelería para crecer como persona y enmendar sus errores –como lo hacen algunos presos-, Fujimori reclama su libertad y se define como inocente.

En ese sentido, González manifestó que la familia del exjefe de Estado no lo ayuda, porque se ha empeñado en solicitar el indulto y no lo está preparando en caso no lo reciba.

“La terapia para Fujimori es aceptar la realidad, porque esa es la madurez. Y la verdad es que cuando uno está bien por dentro, uno puede crecer pese a estar preso. Nadie lo está preparando en caso no le den el indulto”, dijo.

¿Una personalidad propensa a las enfermedades?

Arámbulo recalcó que es importante continuar evaluando a Fujimori para determinar si no posee una personalidad propensa a desarrollar enfermedades, debido a que su situación solo lo hace ver como una víctima y no como alguien que cumple con su condena.

“Existen personalidades que en 15 ó 20 años desarrollan enfermedades como el cáncer. Y eso ocurre cuando al paciente se le hace ver como una víctima. Eso no es positivo, el paciente tiene que aprovechar su estadía por la cárcel para hacer cosas productivas, que lo hagan crecer”.

La doctora González finalizó su análisis resaltando que no es fácil tratar a un paciente como Fujimori, pues tiene una personalidad narcisa, y eso podría estar vinculado a una precariedad de afecto recibido en su formación. “Sus padres han sido migrantes, pero no sé qué tan estrictos han sido con él para que hoy en día le sea tan difícil reconocer la culpa”.

Lo compara con Van Gogh

Por otro lado, el congresista Alejandro Aguinaga, de Fuerza Popular, señaló que Fujimori sí atraviesa una depresión, y el hecho de que escriba cartas no indica lo contrario. Dijo que muchos personajes de la historia han atravesado lo mismo, como el caso de Van Gogh.

“Dicen que al haber hecho una carta y hacer dibujos, no está deprimido. Eso no tiene nada que ver. El problema de los deprimidos es que la realidad que viven los complica. Es por eso que descargan a través de pintura y escritura. Grandes pintores con Van Gogh también han pasado por lo mismo”.

“Pucha, qué feo está”

Consultada por el desgaste físico del expresidente Alberto Fujimori, la exprimera dama Susana Higuchi dijo: “Pucha, qué feo está”.

ATILIO MUNDACA