lunes, 31 de diciembre de 2012


Maribel Velarde es recluida en carceleta judicial del Callao por lavado de activos

Delito. El lavado de activos atribuido a la Velarde es penado hasta con 25 años de cárcel.
En problemas. No pudo explicar desbalance patrimonial de US$ 500 mil. Su hermana y otros 8 implicados corrieron igual suerte. Bailarina sería trasladada hoy al penal Santa Mónica.
Ernesto Guerrero.
Hasta el final alegó inocencia. Dicen que lloró desesperada y puso como testigo de parte al mismísimo Jesucristo durante los interrogatorios que le practicaron en la sede de la Dirandro, pero no aportó ninguna prueba para aclarar el presunto desbalance patrimonial de US$ 500 mil que le atribuyen las autoridades policiales.
 La bailarina Maribel Velarde no convenció con su llanto a los agentes antidrogas. Tampoco al fiscal Juan Mendoza Abarca, quien ayer la denunció penalmente por supuesto lavado de activos y dispuso su inmediato traslado a la carceleta judicial del Callao.
Catorce días después de haber sido detenida en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, tras retornar a Lima procedente de Bogotá, Colombia, la controvertida vedette fue sacada enmarrocada de la sede de la Dirandro, en San Isidro.
Abandonó la sede oficial en horas de la madrugada, vestida con un pantalón de buzo y una casaca rosada, cuya capucha le cubría el rostro. Ella y su hermana Maritza Velarde Ylazaca, así como  otras 8 personas  arrestadas simultáneamente el 17 de diciembre por estar implicadas en el mismo caso, fueron llevadas en una camioneta tipo cúster hasta la carceleta.
A todos se les acusa de 'lavar' dinero sucio procedente del narcotráfico. Serían testaferros del mafioso Numa Pompilio Soto Sánchez, quien purga prisión en Lima por remesar cargamentos de cocaína a Estados Unidos y Europa.
Soto Sánchez tenía como lugarteniente a Gino Luciano Tello Otiniano, pareja sentimental de Maribel Velarde hasta el 21 de abril del 2010, fecha en que se suicidó disparándose un tiro en la cabeza.
El blanqueador
Gino Tello, según el fiscal Juan Mendoza Abarca,  era el encargado de blanquear el dinero mal habido obtenido por su jefe. Para ese fin adquirió varias propiedades a nombre de  la bailarina y sus familiares.  También habría utilizado a su ex esposa, Rosa Mía Gonzales Scoto con el mismo propósito.
Maribel Velarde y los otros inculpados fueron objeto de una investigación que se inició   en el 2010 y que hasta el momento ha permitido incautar seis amplios inmuebles en La Molina, Ate, y Surco, así como nueve modernos vehículos.
Pablo Vergaray, abogado de  la bailarina y de su hermana Maritza, aseguró que ambas habrían demostrado el origen legal de sus bienes. Por esa razón –dijo–  si las enjuician por lavado de activos, espera que el juez les permita ser procesadas en libertad.
El expediente acusatorio formulado por la Dirandro tiene 180 folios. Fuentes del Ministerio Público informaron que Maribel Velarde sería recluida hoy en el penal Santa Mónica de Chorrillos.

Más implicados

Aparte de Maribel Velarde y su hermana Maritza, están detenidos por este caso Rosa Mía Gonzales Scoto; Romel de la Cruz Campos; Georgina Huaranga Robles; Tito Soto Sánchez; Mary Puente de la Vega Alcántara; Jimmy Reinol Quijada Huaranga; Cristhian Bernal Huaranga y Leni Soto Rengifo.