lunes, 25 de febrero de 2013

Ministro de Agricultura en aprietos por ayudar a un amigo


Ministro de Agricultura en aprietos por ayudar a un amigo

Interceder por un amigo de toda la vida podría costarle caro al ministro de Agricultura, Milton von Hesse. Según un reportaje de Cuarto Poder, el titular de dicha cartera habría ayudado al empresario Carlos Alfonso Salcedo Ponce de León con un problema aduanero que su empresa Arkemas SAC tenía con la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat).

El 6 de noviembre de 2012, dicha empresa trajo desde Brasil 26 toneladas de madera por un valor total de US$ 86 498. Un día después, en la Aduana Marítima del Callao, empezaron a sospechar que el empresario habría realizado una incorrecta declaración de la madera para así evitar pagar el arancel que le corresponde.

Dependiendo de las características de la madera, hay algunas que no están obligadas a pagar arancel, pero también hay otras que sí tienen que cumplir con ese pago. En el caso de la mercancía del amigo del ministro de Agricultura, aduanas sospechaba que el tipo de madera que había traído de Brasil sí estaba agravada con un arancel de 6 %.

LOS CORREOS

Mientras los agentes de aduanas analizaba la madera para que se determine si por las características debía o no pagar un arancel de 6 %, el empresario Salcedo Ponce de León le envió un correo a Von Hesse, su amigo del colegio Inmaculada, para pedirle que lo ayude.

“Milton, tengo problemas con los de aduanas. Creo que alguien les está pagando para que me jodan. No sé si conoces a alguien que me pueda ayudar. Si puedes, dame una llamada para explicarte, sino aduanas me quiebra el negocio y en verdad yo siempre he trabajado honestamente”, le escribió el empresario al ministro de Agricultura.

Por su parte, el ministro Milton von Hesse reconoció que recibió el correo electrónico de su amigo y, además, indicó que él le envió una respuesta por la misma vía.

“Le dije: déjame pasarle esta información al intendente de aduanas. Tú redacta un correo diciendo qué es lo que ha pasado y cómo hasta ahora no puedes retirar (tu mercancía) aun cuando quieres pagar, y creo que esto es en beneficio a que se mejoren los procesos”, explicó.

Luego, el 12 de noviembre, el ministro de Agricultura, utilizando la cuenta de correo que le asigna su propia cartera ministerial, le escribió nada menos que al actual superintendente nacional adjunto de aduanas, Rafael García Melgar, y le envió el caso de su amigo. “Estimado Rafael, te envío el caso que te mencioné por teléfono. Muchísimas gracias”.

INFORME CONTUNDENTE

Ese mismo día, el laboratorio central de la Intendencia de Aduana Marítima del Callao obtuvo los resultados del análisis de la madera que trajo el empresario desde Brasil y confirmó que su mercancía sí estaba obligada a pagar un arancel de 6 %.

Asimismo, un informe de la aduana indicó que la empresa Arkemas SAC, del amigo del ministro de Agricultura, debía pagar US$ 6 392 por la madera que importó.

Pero además podría recibir una multa por el doble de esos tributos, es decir, por US$ 12 784 más por presuntamente haber intentado hacer pasar su mercancía como si fuera de una característica que no debía pagar arancel. En total, debía pagar cerca de US$ 19 000.

El mismo informe de la aduana advirtió que la empresa del amigo del titular de Agricultura dejó de pagar, en 2011, US$ 24 855 y, en 2012, US$ 44 613 por haber declarado mercancía como si no tuviera que pagar arancel cuando en realidad sí tenía que hacerlo.

EL DATO
Si se incluyen las multas que la empresa Arkemas SAC podría recibir por los montos no pagados en 2011 y 2012, el amigo del ministro de Agricultura tendría que pagar casi US$ 200 000.