miércoles, 13 de febrero de 2013

Las metidas de pata del SÍ.


¿QUÉ DIJO LA VOCERA DE SOLIDARIDAD NACIONAL SOBRE DATUM?
Los partidarios de Solidaridad Nacional (SN) deberían seguir el ejemplo de su líder. Quien no habla nunca acierta, pero tampoco se equivoca. Lamentablemente, no callan. Hablan. Y mucho. Ahora aprendieron a aclarar que “no dijeron lo que dijeron”. El caso más reciente: el de la vocera de SN, Patricia Juárez. Ella brindó una entrevista a RPP y los titulares  fueron: “Patricia Juárez asegura que alcaldesa de Lima pagó 150 mil soles a encuestadora”.  DATUM respondió que la denunciarían por difamación. Doña Patricia no esperó ni un día, y en la noche del mismo domingo salió a repetir la frase que ya se hizo costumbre entre los revocadores: no dije lo que dije.
¿Qué declaró la representante de SN? Es cierto que no aseguró fervientemente que “la alcaldesa pagó a la encuestadora”, pero lo dio a entender. “Esta encuesta es sumamente cuestionable (refiriéndose a la de DATUM)”, argumentó hasta ahí. “Lo más grave de todo es que en un diario se dice que la señora Villarán pagó 31 mil soles a la encuestadora que publicó esta supuesta mejora de su popularidad. Todo esto nos lleva a pensar  que es una encuesta que fue hecha para confundir a la opinión pública”, expresó preocupada sin darse cuenta (o quizá sí) de que ella también confundió cuando tomó como fuente una información sin comprobar.
No es la primera vez que Juárez se va de encuentro.  El mes pasado denunció que la avenida Pachacútec, supuestamente rehabilitada hace tres meses por la alcaldesa de Lima, estaba en pésimo estado. Al día siguiente, la alcaldesa de Villa María del Triunfo le aclaró en vivo y a nivel nacional, que esas obras le pertenecen a San Juan de Miraflores, y que nunca fue rehabilitada por Villarán.
Juárez asumió que con ella no era la cosa. Se defendió con un “pido a los alcaldes mantener neutralidad” y no otorgó disculpas. Sin embargo, quien al parecer sigue difundiendo que la encuesta tuvo un sesgo porque “la alcaldesa alguna vez le pagó a DATUM”, es la desaparecida Martha Moyano.
LAS DESAPARECIDAS
A Martha Moyano se le vio por última vez el día del aniversario de Lima. Estaba acompañada de Marco Tulio. Ambos dejaron un arreglo floral con la palabra “SIempre” al monumento de Taulichusco (al que nunca antes habían ido a homenajear). “Esos son los matones de Villarán”, gritó Moyano luego de que los serenos los expulsaran de la plaza. Es poco común escuchar ese calificativo a quien asegura que un preso por Crímenes de Lesa Humanidad fue el mejor presidente del Perú.
Tras el escándalo de Taulichusco, Moyano reapareció en radio San Borja. “En el caso de las encuestadoras, sabemos que Susana Villarán, el municipio de Lima, contrató a DATUM por 30 mil soles en menor cuantía para que le haga un trabajo de imagen sobre el tema de transporte”, sostuvo muy convencida durante el programa “Pulso Informativo”. Por ahora, Moyano es una de las pocas fujimoristas que milita por la revocatoria. En su familia, su sobrino; el hijo de la dirigenta María Elena Moyano, apoyará el No. Y para aclarar más el asunto, afirmó que su madre votaría por el No de estar viva.
Quien también desapareció del mapa mediático fue a la aprista Nidia Vílchez. La exministra de Alan García reapareció junto a  sus “compañeros” para apoyar con uñas, dientes  y pañuelos la revocatoria. Para su mala suerte, el cobro indebido del bono de representación por la ministra de la Mujer, Ana Jara, estaba en la agenda mediática. Vílchez también había cobrado el bono siendo ministra y congresista.
Para defenderse no tuvo mejor idea que acusar de lo mismo a la actual vocera del “NO” y exministra de Alejandro Toledo, Anel Townsend. “Anel, siendo ministra, recibía un sueldo de S/.32 mil y además cobró el bono por representación”. Townsend salió al día siguiente a desmentirla. Sí. Del mismo modo como lo hizo la alcaldesa de Villa María del Triunfo con Patricia Juárez. Vílchez se disculpó y hoy por hoy, su cargo de vocera del APRA en la revocatoria es ocupado por una pelirroja que quiere debatir con todos.
REVOCATWITTERS
Otro que gusta de retar a debates; pero que no los acepta a quienes le retan; es el “compañero” Mauricio Múlder.  Es complicado determinar quién retó primero a quién. Lo cierto es que la regidora municipal, Marisa Glave, le solicitó un debate debido a que él “miente descaradamente”. “(…) Yo debato con los dueños del circo”, contestó Múlder  en alusión al publicista Luis Favre.  Todo mundo se preguntó dueño de qué circo era don Mauricio. “La señorita  Glave puede debatir con otras personas. Yo voy a perseguir por todas partes al verdadero dueño del circo que es el ciudadano brasileño Luis Favre (…)”. Y así lo hizo.