jueves, 21 de febrero de 2013

Mafia de curas gays habría provocado renuncia de Benedicto XVI



La posible existencia de una “red transversal unida por la orientación sexual” dentro del Vaticano y las relaciones homosexuales que entre los mismos miembros de la curia romana se habrían producido a la sombra de la Santa Sede, serían los principales motivos que forzaron al Papa Benedicto XVI.


Según informó el diario italiano La Repubblica, si bien se especuló desde hace un tiempo que fue el contenido del informe final del caso ‘Vatileaks’ lo que provocó la salida del Papa, recién se conocen los detalles de este documento, que contendría información tan “demoledora” que Benedicto XVI decidió que a su edad no podía enfrentar un problema de tales dimensiones.

El dossier, preparado por los cardenales Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi –todos mayores de 80 años y con amplio conocimiento de los tejes y manejes en el Vaticano– fue entregado el 17 de diciembre a Benedicto XVI y revela luchas de poder, malversaciones económicas, relaciones homosexuales y de chantaje entre miembros de la Iglesia.

El informe de La Repubblica recordó un escándalo que sacudió la Santa Sede en 2010, cuando se reveló una red de prostitución gay dentro de la Iglesia que ofrecía sexo con jóvenes seminaristas.

El próspero negocio era dirigido por un nigeriano llamado Chinedu Thiomas Eheim, miembro del coro de la Reverenda Capilla Musical de la Sacrosanta Basílica Papal de San Pedro.

“Solo te digo que mide dos metros, pesa 97 kilos, tiene 33 años y es completamente activo”, dijo Eheim a Angelo Balducci, en esa época ‘gentiluomo’ del Papa y presidente del Consejo Nacional italiano de Obras públicas.

La conversación fue descubierta luego de que la justicia italiana ‘chuponeara’ los teléfonos de Balducci en medio de una investigación por corrupción.