jueves, 20 de enero de 2011

Keiko promueve a abogado Sergio Tapia


Entre los personajes que aparecen integrando la lista parlamentaria Fuerza 2011 presentada oficialmente a la prensa el último martes destaca la figura de Sergio Carlos Baltazar Tapia Tapia.

Este abogado, quien ocupa el número 30 en la lista congresal por Lima, no destaca necesariamente por ser un rostro nuevo en la política como apuntó Keiko al momento de presentarlo, sino más bien por estar vinculado a personajes que no han estado precisamente en el lado correcto.

Si bien tiene una larga trayectoria en la defensa de acusados o investigados por violaciones de derechos humanos, su influencia en el Ejecutivo fue puesta en evidencia por IDL Reporteros cuando dio a conocer en agosto pasado que este abogado tuvo una activa participación en la elaboración del decreto legislativo 1097 o ley de la impunidad, propuesto por el entonces ministro de Defensa, Rafael Rey.

Con el aval de Rey, el abogado Tapia Tapia, el congresista fujimorista Rolando Sousa, César Nakazaki y su séquito de abogados se habían convertido en los creadores de una norma que buscaba los beneficios penitenciarios para los sentenciados por actos violatorios de los derechos humanos.

“Durante esos meses, Sergio Tapia se había convertido en el asesor externo del ministro Rey. Él llegó a plantear sugerencias en el decreto 1097”, comenta un abogado que lo vio subir varias veces hasta el piso 12 del Ministerio de Defensa.

Un oscuro personaje

El periodista Gustavo Gorriti, quien tuvo ocasión de conocerlo, señaló en su columna de Caretas lo siguiente sobre Tapia: “No exagero. Entrevisté algunas veces a Tapia en los años ochenta y debo decir que conocía mucho el funcionamiento de organismos de inteligencia y, en especial, de la Marina. Tapia llevaba tiempo vinculado con la ultraderecha clerical, en especial con la argentina, con los grupos católicos ultramontanos”.

El candidato de Keiko, efectivamente, ha estado ligado a la Marina inicialmente como abogado de efectivos acusados de violación de derechos humanos.

En 1984 fue abogado defensor del capitán de corbeta AP Álvaro Artaza Adrianzén, conocido con el apelativo de “Comandante Camión”, procesado por la muerte del periodista de La República Ayala Sulca ocurrida en 1984.

Tapia es abogado del actual primer Vicepresidente de la República, Luis Giampietri, en el proceso que éste tiene por la matanza de El Frontón ocurrida durante el primer gobierno de Alan García.

Gracias a esta relación, Tapia ha logrado ingresar al círculo de poder actual y ahora parece que quiere alcanzar el estatus de legislador a través del partido que defiende los intereses de los fujimoristas.

Dato relevante es su actuación el 2004 como abogado de Enrique Benavides, quien estuvo detenido en Alemania a la espera de que el gobierno peruano pida su extradición. El proceso se frustró y el socio de Montesinos sigue libre en Europa.

Otro “rostro nuevo” en la lista fujimorista

1] El ex ministro del Interior general (r) Octavio Salazar, sospechoso de haber ideado el escuadrón de la muerte policial en Trujillo según un informe periodístico, encabeza la lista fujimorista en La Libertad. Extrañamente, en esa misma lista, con el número 4, va el abogado de los asesinados por el escuadrón de la muerte, William Galindo Peralta.

2] Galindo no es realmente un defensor de los derechos humanos, sino más bien es conocido por defender a delincuentes y personas vinculadas al narcotráfico en Trujillo y Piura.

3] El candidato de Keiko Fujimori ha sido también abogado de Ismael Cornejo Alvarado, ex jefe de la Trigésima Segunda Brigada de Infantería del Ejército Peruano, acusado de enriquecimiento ilícito junto a Noé Inafuku Higa, quien fue presidente del Consejo Transitorio de Administración Regional en la época del papá de la candidata, Alberto Fujimori.