lunes, 16 de febrero de 2009

ALGO HUELE MUY MAL EN MINSA


La verdad que nadie se cree el cuento que las 822 cajas robadas del Ministerio de Salud eran sólo papeles de poco valor, y que las personas que ingresaron de madrugada a comprar “papel para reciclar” lo hicieron por ignorancia.

Lo concreto es que se ha atentado gravemente contra el acervo documental de una entidad pública, se han violado de cabo a rabo todas las normas del Sistema Nacional de Archivos; y lo peor de todo, al parecer existirían razonables indicios de que la desaparición de documentos sería para encubrir actos de corrupción.

- ¿Qué se hace?

- Se investiga.

- A ya, que bueno.

Y se investigará largamente, hasta que el tema pase al olvido. Entonces resultará que sólo se terminará sancionando a un par de "gachimanes”, se cancelará el contrato de la empresa de vigilancia Security Zak S.A; y se concluirá que los papeles eran intrascendentes. Asunto acabado.

Dicen que está descartado que el móvil del robo sea el contenido de los documentos.

¿Alguien cree sensatamente que una empresa de vigilancia y dos guachimanes pueden decidir vender documentos públicos al reciclador de la esquina, sólo porque querían hacerle el favor al Ministerio de desocuparlo de tanto papel viejo?

No insulten nuestra inteligencia por favor.

VEAN ESTE INTERESANTE VIDEO EN EL SIGUIENTE ENLACE:

ROBO EN MINSA