martes, 16 de septiembre de 2014

FUJIMORI Y LA CAIDA DE ABIMAEL

t055dh10.jpg
Algunos datos viejos pero poco populares sobre la caida de Abimael Guzmán, hace exactamente 15 años:
1. No se la debemos a Fujimori. Sáquense esa imagen de Fujimori vencedor del terrorismo de la cabeza (aunque tuvo el buen tino de reforzar a las rondas campesinas). Hace quince años, cuando cayó Guzmán, el Chino estaba absolutamente desprevenido, en un hueving feroz en la selva (a donde solía ir a pescar utilizando aviones militares, es decir, recursos del Estado).
2. Hasta entonces, Fujimori había basado toda su estrategia antisubversiva en los miltares y, en especial, en el Ejército. El fujimorismo miraba con recelo a los policías del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), que capturó a Abimael. De hecho, el GEIN fue infiltrado en 1991 por el sanguinario Grupo Colina del Ejército. Cuenta Fernando Rospigliosi:
En 1991, algunos de los miembros del grupo Colina, los mayores Santiago Martin Rivas y Eliseo Pichilingüe, fueron destacados al Gein. Pero los del Gein los echaron al poco tiempo, cuando se descubrió que en realidad no iban a colaborar sino a espiar. Es decir, el choque de las dos estrategias [la del Gein y la de Colina] era concreto, casi físico.
3. El GEIN de Benedicto Jiménez y, en general, la Dincote de Ketín Vidal lograron mantener a raya a los Colina y Montesinos. De hecho, cuando capturaron a Guzmán, no avisaron ni a Fujimori ni al Ministerio del Interior (dirigido por militares durante todo el fujimorato) ni al SIN. Escribe Gustavo Gorriti:
Mientras el SIN de Montesinos prohijaba al escuadrón Colina, el GEIN (que logró mantener lo más lejos posible al SIN) desbarató la dirección senderista y luego arrestó a Guzmán sin causar ni sufrir ni un muerto, ni un herido, en dos años y medio de operaciones. ¿Cómo les pagaron el delito de haber vencido con limpieza? Deshicieron el GEIN, hostigaron a sus jefes y, lo que es peor, trataron de falsificar la historia. Si hay alguna recomposición de Sendero, como dice Fujimori, ya se sabe a quién agradecer.
De hecho, ahora sabemos que Sendero nunca fue derrotado plenamente por el fujimorismo (la captura de Feliciano fue casi la chiripa de un policía y hasta hoy continúan las capturas de senderistas).
4. ¿Y quién creó el GEIN? Este es el dato políticamente incorrecto de la historia, pero lo houston es lo houston. Según la Comisión de la Verdad:
En el último año del gobierno aprista se creó dentro de la DIRCOTE el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que, dos años después capturaría a Abimael Guzmán Reinoso (…) El 1° de junio de 1990, el GEIN allanó una casa cercana al cuartel general del Ejército, donde hasta pocos días antes se había alojado Guzmán. (…) El GEIN que fue reforzado por el Ministro Mantilla demostró su eficacia, operando con un presupuesto ínfimo en comparación al de otras unidades policiales.
En la casa de Monterrico se halló abundante información sobre la cúpula de Sendero. De hecho, cuando el GEIN allanó la casa, todo indicaba que Guzmán y sus secuaces acababan de escapar. Se salvaron con las justas. Toda nuestra historia hubiera sido muy diferente si Abimael caía entonces, en el penúltimo mes del primer gobierno de Alan García.
5. Los que quieran profundizar en el tema pueden leer el capítulo del Informe Final de la CVR dedicado al gobierno Fujimori, en especial de las páginas 92 a la 95 y de la 135 a la 138.
Blog: Verdades y mentiras (el morsa)
Blog: 15 años de una captura (desde el tercer piso)
Blog: 11 y 12 de setiembre (susana villarán blog)