martes, 16 de septiembre de 2014

El día que el video Kouri - Montesinos le devolvió la libertad de prensa al Perú


El 14 de setiembre de 2000, la difusión del video Kouri-Montesinos significó un triunfo para la democracia peruana. Sin embargo, para el periodismo fue la victoria definitiva de una guerra sistemática que la dictadura de Alberto Fujimori había librado en contra de la libertad de opinión y la transparencia. Hace 14 años, mientras los adultos por fin pudieron ver el verdadero rostro de la corrupción ‘fujimontesinista’, niños y jóvenes que compartimos esa generación no teníamos idea de lo importante que fue ese día para el Perú y toda la adrenalina que se vivió en ‘Canal N’, cuando el último aliado del periodismo libre colaboró con la caída de todo un régimen.

“Alguna vez, Gustavo Gorriti dijo que, en esa época, los periodistas que estábamos contra el gobierno dictatorial entrábamos en un cuarto, éramos muy pocos. El ‘vladivideo’ viene a ser la culminación de una oposición sistemática periodística, no política, al gobierno de Fujimori”. Así inicia su relato Gilberto Hume, entonces editor general de ‘Canal N’ y actual director de Willax. Con ese precedente, es de imaginar que ganarle la batalla a todo un aparato estatal corrupto no fue tarea fácil.

Por si no lo sabías (o no te dabas cuenta), esto ocurría en el Perú

Entre 1995 y 2001, las mentes de millones de peruanos estaban distraídas por los talk shows de Laura Bozzo, las bromas vulgares de los cómicos ambulantes y los ‘ampays’ de Magaly Medina. Por otro lado, quienes querían informarse simplemente no podían, pues casi todos los medios de comunicación habían sido comprados por el gobierno de turno y tapaban todos los actos ilícitos que se maquinaban desde el Servicio Nacional de Inteligencia (SIN) y Palacio de Gobierno.

Mientras Laura Bozzo montaba cortinas de humo, el Perú vivía amordazado.

A estas alturas, es fácil darse cuenta de que la segunda mitad del mandato de Alberto Fujimori era un festín de cortinas de humo; no obstante, en aquellos años eso era tan difícil que muchos periodistas y políticos decidieron tirar la toalla y salir del país por las amenazas de las autoridades y la persecución judicial que se les hacía, pues TODAS las instituciones del Estado servían al régimen.

Tal fue el acaparamiento de poder que la mafia que nos gobernaba no pudo controlarla y de a pocos fueron dejando rastros en el camino que los periodistas y políticos opositores rescataron.

El periodismo peruano... con la moral por el suelo

Además del tremendo destape del tráfico de armas por parte de Vladimiro Montesinos a los terroristas de las FARC, surgió otra grave denuncia sobre el millón de firmas que el partido ‘Fuerza 2000’ falsificó para poder inscribirlo en tiempo récord y participar de las elecciones. No obstante, la dictadura pudo silenciar los ataques en su contra gracias a que todos los medios de comunicación comprados se encargaron de eso.

Ni siquiera la ‘Marcha de los 4 Suyos’, que acabó en varios muertos, heridos y enjuiciados, hizo que el entorno fujimorista evalúe dejar el cargo, a pesar de que la misma Organización de Estados Americanos (OEA) había detectado que las elecciones del 2000 se llevaron a cabo con muchas irregularidades. La OEA no lo quiso decir, pero era evidente: hubo fraude electoral.

Tal fue el grado de frustración de los periodistas que luchaban contra el régimen que muchos no creían que un simple video podía tumbarse al monstruo de la corrupción más grande que ha conocido el Perú.

“Va a reventar una bomba”

Izquierda: Gilberto Hume. Derecha: Bernardo Roca-Rey.

Tal como relata Gilberto Hume, “Bernardo Roca-Rey me cuenta que había tenido una reunión con Fernando Olivera y le había dicho que “iba a reventar una bomba”, pero necesitaban el respaldo de ‘Canal N’ en ese momento. Yo ya estaba atento al tema, pero consideré que no debía mencionarlo a mis periodistas, porque llegado el momento lo iba a resolver”.

En ese momento, Roca-Rey era presidente del directorio de ‘Canal N’ y Hume era el editor general. Tras el destape del escándalo de la falsificación del millón de firmas, el Gobierno había entablado una serie de demandas en contra del diario ‘El Comercio’ y el canal de cable, entre otros medios que rebotaron la noticia.

Código Rojo: “Apúrate, porque acá tenemos algo importante”

“El día que llega el (primer) ‘vladivideo’ al canal, yo estaba en el Palacio de Justicia porque el Gobierno nos había puesto un juicio, ya que, según ellos, habíamos adelantado el resultado de la encuesta de las elecciones del 2000… eso lo movieron a través de la revista ‘Gente’. Entonces, estábamos en juicio por la supuesta violación de las normas electorales”, relata Hume.

Al salir del Poder Judicial, Hume llama al canal y Benjamín Sevilla, entonces productor general de ‘Canal N’, le dice “apúrate porque acá tenemos algo importante”. Demás está decir que era imposible adelantar información porque las líneas telefónicas de los opositores al régimen eran 'chuponeadas' descaradamente.

Aplicando el plan de emergencia

Lo que leerás a continuación es el relato de Gilberto Hume al llegar al canal (entonces ubicado en  la calle Madrid de Miraflores). Aunque te parezca una crónica de guerra de un país dominado por una dictadura militar autoritaria, sucedió hace solo 14 años y esa era la realidad en la que vivíamos:

“Nosotros teníamos un plan de emergencia. En caso de que nos quieran cerrar el canal, se sacaba a la puerta de la calle el plató para transmitir vía satélite. Se conectaba directo al switcher y había otra cámara apuntando a la puerta del canal en caso de que los militares lo tomaran a la fuerza. También llamábamos de emergencia e inmediato a otros canales internacionales como CNN. Ese plan de contingencia ya había sido ensayado y hasta lo llegamos a utilizar varias veces.

Llegué a las 2:30 pm. al canal y vi en la puerta todo montado y dije “la cosa está fuerte”. Entré y Benjamín me recibió con (el congresista) Luis Iberico… Entonces, me dijo “han venido en la mañana Fernando (Olivera) y ‘Lucho’ Iberico y han traído un cassette que van a sacar esta tarde; el video está malo y el audio también, pero ya hemos entrado con los ingenieros y le hemos dado una limpiada”. Le pregunté qué habían decidido y me dijo “hemos decidido que ellos lo van a mandar en una conferencia de prensa y nosotros lo tendremos acá, de backup (copia de seguridad)… Si nos cortan la transmisión de la conferencia de prensa lo lanzamos de acá” (de hecho, el video que se transmitió fue la copia que dejaron Olivera e Iberico en el canal, no el difundido en el Hotel Bolívar).

"Hoy se va a ver al hombre haciendo shopping", fue el código usado para convocar a los periodistas opositores. A los oficialistas se les dijo que el FIM dejaría la mesa de diálogo de la OEA. (Foto: Caretas).

Era imposible que hubiera una negativa (para difundir el ‘vladivideo Kouri-Montesinos’), en todo caso, yo era el único que podía negarse. Vi el video, escuché que era importante y dije que era perfecta la decisión que se había tomado. Al verlos ahí (a los congresistas) recordé lo que me había adelantado Bernardo, que Fernando Olivera tenía una “noticia bomba”.

No llegó ninguna llamada de Palacio (de Gobierno), porque nuestras relaciones eran muy tirantes. Con el presidente (Fujimori) era algo así como (una relación) de respeto, porque hay que tener en cuenta que ‘Canal N’ surge en un momento que todos los canales de televisión estaban comprados, absolutamente todos, y nosotros no teníamos una licencia, sino que salíamos en la señal de cable, por lo tanto, estábamos sujetos a las decisiones de la ‘Telefónica del Perú’. Por otro lado, estábamos en solitario y no teníamos el apoyo de otros medios más que de ‘La República’ y ‘El Comercio’ en prensa, pero de ningún canal de televisión”.

El siguiente video es la narración y comentarios de Benjamín Sevilla para Willax:

Mientras esto ocurría en Lima, Bernardo Roca-Rey se reunía en Europa con director de varios medios periodísticos para pedir apoyo y coordinar acciones. En una situación como aquella, la solidaridad de gremio debía ser más sólida que nunca. Así lo relata él:

"No es casualidad que estuve de viaje. Fue para evitar que el Comando Conjunto nos pueda capturar a todos los del directorio a la vez. Gilberto no podía estar en el canal y yo tenía que estar fuera del país mientras que transmitían el video. Había ido a visitar a los principales periódicos de Europa. Empecé con el ‘ABC’ y ‘El País’ de Madrid, ‘La Vanguardia’ de Barcelona y llegué a visitar hasta dos medios por día. En total fueron más de 20 y fueron invitados a formar parte de un directorio honorífico del ‘Canal N’. En caso de que nos sucediera algo, ellos iban a asumir el directorio y el escándalo sería a nivel internacional. La lucha por la libertad de expresión siempre es algo muy motivador. La carpeta que distribuíamos en el extranjero tenía videos y todo tipo de pruebas que no se podían mostrar en el Perú porque aún no existía la libertad de expresión y menos aún un Poder Judicial lo suficientemente limpio para procesar los casos".

La conmoción posterior a la emisión del video fue larga y duradera.


El descargo (y descaro) de 'Beto' Kouri

Tal como cuenta Hume, en el noticiero de América Televisión de las 8 de la noche apareció Alberto Kouri dando sus descargos, pero no se propaló ni un solo fragmento del video, teniendo en cuenta que la mayoría de la población no contaba con ‘Cable Mágico’.

“Entonces Kouri, dice: “Bueno, yo pedí una ayuda para mi campaña y me dieron plata para comprar un camioncito para repartir pescado”. La gente diría preguntaba: “¿De qué se defiende este tipo?”… ¡Nadie había visto el ‘vladivideo! Hasta ese momento, la cosa estaba un poco rara. A las 10 pm., Panamericana Televisión vuele a entrevistar a Kouri y se atreven a poner algo del ‘vladivideo’ para que se entendiera por qué Kouri salía a defenderse”, cuenta Hume.

Luego del destape, en ‘Canal N’ se tomó la decisión de repetir el video completo (de casi media hora) a cada rato… Nunca antes un ‘refrito periodístico’ fue tan importante y necesario. El efecto fue inmediato, pues al igual que sucedió con la ‘Marcha de los 4 Suyos’, los medios internacionales más importantes pedían permiso para colgarse de la señal del canal. Según Hume, la única respuesta fue esta: “Adelante, cuélgate con todo gusto”.

La ruta del video Kouri-Montesinos

Probablemente, Matilde Pinchi Pinchi es hasta ahora la mujer más odiada por Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, después de todo, fue ella quien se tumbó a los todopoderosos del Perú... es más, nos presentó a Montesinos a quien ni siquiera conocíamos, pues el exmandatario lo negaba todo acerca de él y sus congresistas se encargaban de bloquear toda investigación en su contra.

Años después, Pinchi confiesa que extrajo el video del SIN, según ella, porque se veía acorralada ante las atrocidades que hacía Montesinos y su vida corría peligro. Sin embargo, los rumores de los celos de la exfuncionaria hacia la nueva amante de su exjefe también fueron muy fuertes y habrían sido el otro ingrediente que motivó su venganza.

Luego de una "profunda reflexión", Fujimori acepta que su regimen se desmorona y convoca a elecciones.

Pinchi Pinchi le entregó el video a su chofer, quien a su vez lo compartió con su amigo, ‘El Patriota’ (Germán Barrera Inani) y entre ambos le buscaron el lado económico al asunto. “Se lo ofrecieron al Apra, a Perú Posible, a Baruch Ivcher y es a través de este que se entera Iberico, que a su vez se lo comenta a Olivera, quien consigue el dinero (del empresario Francisco Palacios) y le da un adelanto de US$ 10 000, pero nunca le entrega la plata completa. Barrera se entera un día que le habían hecho trampa, porque el lleva el video para que lo vean y habían tirado línea (oculta) a otra habitación donde lo estaban copiando”, precisa Hume.

La elección de ese video no fue coincidencia, pues Pinchi Pinchi sabía que el partido Perú Posible ya le había interpuesto una demanda judicial a Kouri por pasarse a las filas fujimoristas a cambio de dinero.

Y ahora… ¿en qué andan las ‘estrellas’ del primer ‘vladivideo’?

- Alberto Kouri… Cumplió sus 5 años de condena y en la última entrevista que concedió insistió en que esos fajos de dinero del Estado que recibió de manos de Montesinos fueron invertidos en un “camioncito para repartir pescado a los más pobres” y no para vender su pase de Perú Posible al partido fujimorista. Se declaró en bancarrota y señaló que quiere pagarle al país los S/. 500 mil que le adeuda como reparación civil, aunque en julio de 2012 solo había adelantado S/. 1600, motivo por el cual se realizó el embargo de sus bienes. Actualmente, promociona servicios de limpieza pública para gobiernos locales y sigue ligado al partido Chim Pum Callao, fundado por su hermano Álex Kouri.

- Vladimiro Montesinos… Fue procesado y enjuiciado, pero no reconoció la validez del video, ya que “por no ser una cinta original (recordemos que fue remasterizada para mejorar la calidad del audio) y se advierte la intervención de terceros”, no reconoció el contenido. Actualmente pugna condena por sus delitos más graves: tráfico de armas a las FARC (20 años) y la matanza de Barrios Altos (25 años).