miércoles, 24 de septiembre de 2014

Broncaza en PPC

Raúl Castro acusa a legisladores por falta de apoyo a candidatura y dice que los odios en el partido “vienen de adentro”.
 
Si creíamos que en el Partido Popu­lar Cristiano (PPC) se habían acabado las rencillas tras la fracasa­da precandidatura de Pablo Secada a la Alcaldía de Lima, estábamos completamente equivocados.

A vísperas de las eleccio­nes municipales, el presi­dente de la agrupación Raúl Castro disparó contra el ‘ala lourdista’ del partido y ase­guró que hay congresistas pepecistas que no votarán por Jaime Zea, debido a que existen odios internos que “tiran piedras a la campaña institucional”.

Aunque evitó mencionar nombres, al parlamentario al que hace referencia Cas­tro sería la legisladora Ma­risol Pérez Tello, quien ha­bría manifestado en el Hall de los Pasos Perdidos a un periodista de un medio local que no seguirá la corriente de Zea.

“Hay una resistencia an­tidemocrática y chantajista que busca bajarse al candi­dato del partido (…) la mis­ma que me acusó de forma infantil de estar detrás de las denuncias contra Seca­da ¿Acaso yo le pagué a Se­cada para que le pegue a sus mujeres, para que secuestre a una policía”?, indicó Castro.

BUSCA LAVARSE LAS MANOS
Para el regidor metropo­litano Jorge Villena, Castro busca “lavarse las manos” ante el mal manejo reali­zado en la presidencia del partido. Aseguró que éste busca sacar cuerpo de la campaña electoral.

“Les pido disculpas a los militantes porque estos te­mas se tratan en la interna y no se ventilan. Yo nunca he escuchado que Marisol (Pérez Tello) haya dicho que no votará por Zea. Mien­tras el señor se va a Canadá y Suecia, nuestros candida­tos se ensucian los zapa­tos”, indicó Villena tras ca­lificar de “sinvergüenza” al presidente del partido en las redes sociales.

MILITANTES SE LA TIENEN JURADA
Nos cuentan que tras lo dicho por Castro, el intranet del partido al que solo tienen acce­sos los militantes, estalló de inmediato solicitando la rectificación del presidente al breve plazo. Incluso, lo culparon de una posible derrota en las elecciones del próximo cinco de octubre. “Con suerte lograrán tener cinco alcaldías distritales en la capital”, decía uno de los mensajes.