lunes, 29 de noviembre de 2010

CUAL ES EL LIMITE. OTRO GRAVE ESCANDALO DE CORRUPCION

No terminamos aún de digerir el escándalo del Ministro Barrios y un nuevo escándalo remece la política criolla. La recientemente cesada viceministra de la Mujer, Regina Medina Espinoza, y militante del Partido Aprista admitió anoche que asumió el cargo a pesar de que había falsificado una resolución para beneficiarse con la Cédula Viva y que cobraba una pensión bajo ese régimen durante 15 años.

Medina concedió una entrevista a Panorama y admitió la falta. Sin embargo, afirmó que fue inducida por un efectivo policial a hacer esa confesión ante la Policía, que sirvió para que la Sexta Fiscalía Superior de Lima, en abril de 2003, la encontrara responsable de falsificación de documento. No obstante, el Ministerio Público indicó que no hubo sentencia porque el delito había prescrito.

La ex funcionaria aprista reconoció que nunca trabajó en el Instituto Nacional de Rehabilitación, como decía en el documento falsificado –que le permitió acceder a la Cédula Viva– y que es responsable de los errores que cometió.