martes, 25 de febrero de 2014

LA IZQUIERDA QUE LA DBA NECESITA

El WTF del fin de semana pasado fueron los comunicados de distintas agrupaciones peruanas de izquierda sobre Venezuela. Vamos a evitarles el dolor de leerlas de golpe, así que vamos a ir mostrándolas de a pocos. Por ejemplo, aquí tienen la primera:
El Frente Amplio de Tierra y Libertad y varios otros partidos de la "confluencia" por Lima
El Frente Amplio de Tierra y Libertad y varios otros partidos de la "confluencia" por Lima
Ahora bien, primero que nada hay que destacar que Fuerza Social y Susana Villarán –que son parte del Frente Amplio– han deslindado de este comunicado:
Por ello, les remito nuestro pronunciamiento y deslindo personalmente con la posición expresada en el comunicado del Frente Amplio respecto de la situación en Venezuela. Es demasiado grave lo que ahí ocurre hace muchos años como para que quien siempre ha hablado con claridad sobre ella, aparezca muda ahora. Nunca lo he hecho.
He sido parte del Gobierno de Transición que trajo de vuelta al país desde Venezuela, a rendir cuentas ante la justicia a Vladimiro Montesinos. Estuvo ahí por meses, amparado por el régimen de Chávez. ¿O tan rápido nos olvidamos de la historia?
No sé hace cuánto no digo esto pero: muy bien, Susana. Lo malo es que el Frente Amplio no ha sido el único en meter la pata. Salvo FS, el resto de movimientos de izquierda se han empeñado en convertirse en la caricatura que la derecha (cierta derecha) hace de ellos. Miren esto:
Patria Roja... sin sorpresas.
Patria Roja... sin sorpresas.
Ya pues. Yaaaaa pueeeesss.
El título de este post nos lo hemos robado de Tafur:
La derecha dura prefiere una izquierda radical, anquilosada, autoritaria. Le conviene más Chávez que la Bachelet. Por eso, si bien grita dizque ofendida, en el fondo saliva con un comunicado como el del Frente Amplio respaldando a Maduro. Le es más fácil así justificar su discurso intolerante y macartista (la derecha liberal, en cambio, saluda que surja un contendor ideológico como el que representaría una izquierda democrática y promercado y en esa medidalamenta sinceramente el desvarío chavista de los izquierdistas locales).
Pero la izquierda, ay, siguió suicidándose:
¿Qué diría Javier Diez Canseco? Mejor no respondan...
¿Qué diría Javier Diez Canseco? Mejor no respondan...
Ya sé lo que están pensando: SEGURO QUIEREN ALINEARNOS AL MODELO NEOLIBERAL. No, amigos de izquierda. Piensen un poquito. Ahora lean a Dargent:
Cuando se habla de la necesidad de moderación de nuestra izquierda de inmediato se critica estos pedidos por ser una supuesta conspiración, un ardid para crear versión light, domesticada y al gusto de la derecha, un socialismo irrelevante por lo liberal. Y sí, hay en el Perú una derecha que no quiere ninguna izquierda. Una derecha que caricaturiza a diario sus posiciones. Pero les cuento algo: esta semana fueron esa caricatura. Conspirativa, sin matices, e hipotecada a un régimen corrupto y represor. Y les digo otra cosa que tal vez la burbuja las impida percibir: a esa derecha la izquierda que más les gusta, la que le conviene, es la de esta semana. Con sus comunicados fueron la izquierda que esa derecha necesita.
¿Realmente quieren ser ESTA izquierda?
maduro_4
Por favor, no se pongan esas casaquitas.
Enrique Pasquel, desde El Comercio, les ha agradecido su sinceridad:
Gracias, señores del Frente Amplio, por su sinceridad. Gracias por mostrarnos que, si por ustedes fuese, volveríamos a una dictadura con tal de poner en marcha una revolución de aquellas que añoran. Gracias, señores SantosArana, Lerner, Dammert, Lynch y compañía por dejarnos muy claro que no tienen empacho en defender a un gobierno que se asemeja a un cóctel de la peor represión de la dictadura fujimontesinista con la más descabellada política económica del primer gobierno de García. Todo con tal de seguir imaginando que se parecen al Che cuando se miran al espejo o de soñar con un día tomarse un mojito con Fidel hablando de su revolución.
¿Una caricatura? Sí, pero una caricatura en la que nuestra izquierda se ha convertido. Una caricatura, insistimos, que le conviene a la extrema derecha que nuestro país. Pero, bueno, si no se dan cuenta de eso, amiguitos de izquierda, se merecen el 5% que sacan en las elecciones.