jueves, 20 de febrero de 2014

Evidencias vinculan al hijo del alcalde Burgos con el crimen organizado

último adiós. El tercero de izquierda a derecha es el
Recta final. Testimonios, fotografías, comunicaciones telefónicas, atestados policiales y declaraciones fiscales relacionan a Carlos Burgos Gonzales con organizaciones criminales dedicadas a la extorsión en San Juan de Lurigancho por los “cupos”.
Doris Aguirre
Todo indica que llevaba una doble vida. Su padre asegura que Carlos Burgos Gonzales era su brazo derecho y que confiaba tanto en él que le encargó la administración de todos sus negocios. Los antecedentes policiales dicen otra cosa.
Una foto lo dice todo. En la imagen aparece Carlos Burgos Gonzales, hijo del alcalde de San Juan de Lurigancho, Carlos Burgos Horna, abrazado con Miguel Román García, conocido como el "Doctor Cuba",  promotor de la banda salsera "La Timba Criolla". Poco después de captada la fotografía,  el 22 de enero de este año, el "Doctor Cuba" fue asesinado junto con el cantante del grupo y su asistente, en la cuadra cuatro del jirón Los Chasquis, en San Juan de Lurigancho.
El "Doctor Cuba" recibió ocho balazos, lo que demuestra la ferocidad de los asesinos.

En la misma foto aparecen otros dos acompañantes de Carlos Burgos y el "Doctor Cuba", los conocidos como "Negro", "Colocho" y "Marcos", todos con antecedentes policiales.

Veinticinco días después de la ejecución del "Doctor Cuba", su amigo Carlos Burgos Gonzales cayó a balazos a la salida de la discoteca "Perikos", también en San Juan de Lurigancho.

Lazos delictivos
Para la División de  Investigación de Homicidios existe una relación entre uno y otro homicidio.
La muerte del "Doctor Cuba" fue un ajuste de cuentas por el asesinato de Marco Trigoso Torres, "Orejas", el 19 de octubre del 2013, en Campoy, San Juan de Lurigancho. "Orejas" pertenecía a la banda "Los Trujillanos", dedicada a la extorsión y cobro de "cupos" a los empresarios de construcción civil en San Juan de Lurigancho.
"Los Trujillanos" asumieron que el ataque era obra de "Los Malditos de Bayóvar", sus rivales en el lucrativo negocio de los "cupos". "Los Malditos de Bayóvar" es una mafia que estaba dirigida por Herminio Blas Estrella, "Papico", Juan Rayo Céspedes, "Chicharrón".

El seis de noviembre, "Los Trujillanos" acabaron con la vida de "Papico" y el 10 de enero del 2014 asesinaron a "Chicharrón".

Aquí el caso dio un giro extraordinario.
Cuando la policía investiga el origen de la pistola Bersa Thunder que usó Carlos Burgos Gonzales para defenderse de sus atacantes en la discoteca "Perikos", detectó que se trataba de la misma arma de donde salieron los disparos que liquidaron a "Chicharrón".
Este dato ubicó al hijo del alcalde en la lucha entre bandas de extorsionadores de San Juan de Lurigancho.
Amigos de la víctima consultados por este diario informaron que Carlos Burgos Gonzales estaba muy relacionado con el "Doctor Cuba", quien a su vez era parte del entorno de "Papico", el jefe de "Los Malditos de Bayóvar".
La policía ha detectado que  Carlos Burgos está relacionado con la muerte de otro delincuente.
Se trata de Walter Falla Rivera, "Marquito", ejecutado el 27 de marzo del 2013 en el asentamiento humano "Huáscar", en San Juan de Lurigancho. "Marquito" era parte de "Los Trujillanos".
Los homicidas se escaparon en un vehículo de placa C7W651, registrado a nombre de Rosa Marcaquispe Challco. Cuando la policía intervino la vivienda de Marcaquispe, encontró a Carlos Burgos Gonzales y Carlos Valenzuela Díaz, "Chato Manrique", un delincuente con antecedentes por extorsión. por eso, al ver a la policía, se dio a la fuga.
Este hecho una vez más vincula al hijo del alcalde de San Juan de Lurigancho con el crimen organizado.
Carlos Burgos se encontraba bebiendo alcohol con el "Chato Manrique" en la casa de la dueña del vehículo que usaron los asesinos de "Marquito".
Sin embargo, interrogado por la policía, cuando se le preguntó si conocía a "Chato Manrique", contestó: "Solamente conozco con ese apelativo porque jugábamos pelota de vez en cuando". Preguntado si conocía a la dueña de la casa, respondió: "Tampoco la conozco. Solo me estacioné en la puerta de su casa porque era un lugar tranquilo".

Carlos Burgos Gonzales mentía, según la División de Homicidios.

ESLABÓN CLAVE
La policía también interrogará a Germán Cárdenas León, a quien se le atribuye encabezar la principal organización de tráfico de tierras en San Juan de Lurigancho.
Es importante tener en cuenta que entre los guardaespaldas de Cárdenas se encuentran René Aroni Lima, "Loco Aroni", y los primos Christian Barraza Guevara, "Kitty", y Bryan Sánchez Guevara, "Bryant".
La policía considera que Germán Cárdenas era un enemigo declarado de Carlos Burgos Gonzales, porque su padre, el alcalde de San Juan de Lurigancho, tiene intereses en Jicamarca, donde ha construido un enorme colegio privado.
Los detectives no descartan que "Loco Aroni" y "Bryant" hayan participado en el homicidio de Carlos Burgos Gonzales, como resultado de la disputa por el control de Jicamarca.

"Loco Aroni" y "Bryant" son considerados por la policía como no habidos. Están  fugados.

Según el chofer del vehículo que transportó a los asesinos de Carlos Burgos Gonzales, Juan Tomás Almendradis, el cabecilla "Cholo Víctor" estaba acompañado de otros dos sujetos. Para la policía estos podrían ser ""Loco Aroni" y "Bryant".

La policía también se ha interesado por el proceso investigativo judicial en el que se encontraba implicado Carlos Burgos Gonzales, quien aparece como accionista, director y administrador de varias de las empresas de su padre, el alcalde Carlos Burgos Horna.
El hijo del burgomaestre, quien es investigado por el presunto delito de lavado de activos, hasta en tres ocasiones tuvo que presentarse ante el Ministerio Público para contestar las preguntas de las autoridades porque aparece estrechamente relacionado con la red de compañías sospechosas de su progenitor.
Negocios peligrosos
Carlos Burgos Gonzales , quien dijo tener una pareja y vivir con su pequeña hija, afirmó que su padre solamente le pagaba 800 soles por sus servicios y que ese era su único ingreso.

Es más, Carlos Burgos afirmó que era un estudiante universitario y que seguía siendo solventado por su padre.

Al hacer una búsqueda en Registros Públicos, los detectives determinaron que las empresas que Carlos Burgos Gonzales gestionaba eran una veintena de inmuebles adquiridos por su padre con fondos hasta ahora desconocidos.
Carlos Burgos Gonzales admitió que en el 2008, cuando tenía solamente 18 años, compró acciones de tres empresas de su papá: Publicidad y Servicios Generales Boga, Intermovil SAC y Pubibur.
Empero, Carlos Burgos Gonzales no tenía ingresos. ¿Cómo entonces compró acciones? Los detectives creen que su padre el alcalde le dio el dinero para consumar la simulación de propiedad. Esto explicaría por qué durante los interrogatorios lo niega todo.
"¿Cuál es el origen de los fondos para la compra de propiedades a nombre de la empresa Intermovil?", preguntaron las autoridades al hijo del alcalde.
AMOR AL PADRE
"Yo solo soy un director. Eso se lo deben preguntar a mi padre, que es el gerente general", contestó.
"¿Cómo está estructurada la organización de empresas a la que usted pertenece?", le preguntaron.
"No lo sé, mi padre, como gerente general, responderá a todo esto. Yo solo soy un simple director", afirmó.
"¿Y sobre las transferencias de dinero a las cuentas de la empresa, qué puede decir?", insistieron las autoridades.
"Sobre eso mi padre también debe contestar", repitió Carlos Burgos.
"¿Con cuántas propiedades cuenta la empresa que usted representa?", persistieron los interrogadores.
"Yo no sé. Pregunte a mi papá", insistió Carlos Burgos ante el titular de la Tercera Fiscalía del Módulo de San Juan de Lurigancho, Luis Espinoza Velásquez.
Para la División de Homicidios, Carlos Burgos Gonzales nunca colaboró con las autoridades para esclarecer sus  notorias relaciones con el crimen organizado. Y tampoco respecto a los negocios con su progenitor. Siempre mantuvo una actitud de encubrimiento.
Está en manos del Ministerio Público el pedido para que el secreto de las comunicaciones de los teléfonos de Carlos Burgos Gonzales sea levantado con el propósito de determinar con quiénes mantuvo contacto antes de su ejecución.
La Policía estima que el caso debe pasar a la Fiscalía de Crimen Organizado, en lugar que lo siga ventilando la Fiscalía de San Juan de Lurigancho. Hay demasiados intereses de por medio. Nada está dicho.

También investigan al artista “Chacalón Junior”
José María Palacios, la estrella de la "chicha" conocido como "Chacalón Junior", ha sido citado por la Policía para que ofrezca su versión sobre su relación con la muerte de Carlos Burgos Gonzales.
Se atribuye a "Chacalón Junior" haber invitado a Carlos Burgos para que asistiera a la discoteca "Perikos" donde ofreció un concierto. Como se sabe, a la salida, Burgos fue acribillado.
La Policía ha determinado que el delincuente "Chicharrón", asesinado con la misma arma que portaba Carlos Burgos, era compadre espiritual de "Chacalón Junior".
Los detectives creen que "Chacalón Junior" atrajo a Carlos Burgos a la discoteca "Perikos" para que lo eliminaran los sicarios.
Por su parte, Germán Cárdenas León, de quien se sospecha haber ordenado la muerte de Carlos Burgos, rechazó cualquier relación con el caso.
"Nunca conocí a Carlos Burgos Gonzales. Mucho menos los he visto en Jicamarca. No sé nada de él", dijo.
Y con respecto a su relación con el alcalde Carlos Burgos Horna, contestó: "No es ni amigo ni mi enemigo. Nada sé sobre él".
"Yo soy una persona digna, no me meto con nadie. Yo soy elegido presidente de la comunidad campesina de Jicamarca. Y jamás he invadido ningún terreno", alegó Germán Cárdenas.
Empero, el Ministerio Público registra más de 300 denuncias por usurpación contra Cárdenas.
En cifras
50 propiedades de las empresas de la víctima Carlos Burgos son investigadas por la fiscalía.
800 soles dijo Carlos Burgos que le abonaba su padre por administrar sus propiedades.
9 asesinatos se han registrado en San Juan de Lurigancho.