viernes, 4 de marzo de 2011

Pura finta.....


Las últimas fricciones entre el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos y Keiko Fujimori, en el que mostraron un cierto distanciamiento fue considerada como una maniobra política, por los líderes políticos en contienda electoral.

Uno de los que lanzó serios cuestionamientos al comportamiento mediático entre Montesinos y Keiko, fue Ollanta Humala, al considerar que “Keiko y Montesinos están realizando una maniobra para beneficiar la campaña electoral del fujimorismo. Están dando una señal falsa de que están en desacuerdo”, puntualizó.
Mientras que para el congresista Víctor Andrés García Belaunde, indicó que las confrontaciones de ambos personajes simplemente forman parte de un show.

“Conociendo todas las mañoserías, triquiñuelas y pillerías que ha montado Montesinos durante años, esto es parte de una maniobra mafiosa y delictiva, de un psicosocial con el ánimo de favorecer a Keiko”, aseguró.

Los calificativos aún han sido más duros por parte el candidato al Congreso por Alianza por el Gran Cambio Luis Iberico, al señalar que Montesinos sabe muchos chanchullos de Keiko y su padre Alberto, “y que aún hay mucha información que no ha salido”. “Fujimori y Montesinos se tienen agarrados del cuello”, puntualizó.

Mientras, Marcial Ayaipoma, candidato al Congreso por Perú Posible, opinó que la hija del ex dictador pretende “desnudarse de todo lo que es Montesinos, lo cual es imposible”.

“Todos sabemos que ella, su hermano Kenji, su padre y Montesinos vivieron juntos en el SIN (Servicio de Inteligencia Nacional) y eran una familia. Por eso es irreal que quiera maquillar todo esto”, comentó.