sábado, 1 de marzo de 2014

Villa Stein amenaza a magistrados que sentenciaron a Fujimori


Villa Stein amenaza a magistrados que sentenciaron a Fujimori
 
El presidente de la Sala Permanente de la Corte Suprema, el vocal supremo Javier Villa Stein, volvió a arremeter, indirectamente, en contra de los magistrados que juzgaron y apresaron al expresidente Alberto Fujimori y a funcionarios de la década más oscura de la historia de nuestro país.
En una entrevista que dio para el medio Alerta Informativa, Villa Stein no solo atacó a los ‘caviares’, sino que además comentó que había jueces y procuradores que se habían olvidado del “principio de legalidad” y se habían unido a ese “grupúsculo” de defensores de derechos humanos de determinada cofradía.
“Yo defiendo los derechos humanos de todos, no de determinada cofradía. De un grupúsculo de conocidos de sus sucesivas alharacas. Porque son muy alharacos (sic). Muy ruidosos. Pero no tienen serios conocimientos del derecho”, dijo.
También se refirió al periodo posterior a la caída de la dictadura de Fujimori. Según el juez, sobrevino al derrumbe una persecución compulsiva a funcionarios de ese régimen, como si la condena al expresidente no hubiera sido calificada como ejemplar a nivel internacional.
“Luego de la caída del régimen de Fujimori se invirtió la lógica y todo el mundo era delincuente. Se echaron a perseguir a personalidades del régimen caído. Se construyó una dogmática (Procuraduría) Ad Hoc, (por la que pasaron Ronald Gamarra, Luis Vargas Valdivia, entre otros) con el propósito de perseguir”, se quejó.
Contrariamente a lo que su cargo sugiere, impartir justicia, la ética del juez supremo no parece ser la más imparcial. De hecho, sus declaraciones podrían compararse con un reclamo tardío, o tal vez una defensa subrepticia que lo obliga a decir que la defensa de los derechos humanos puede ser calificada como un “viejo truco”.
“Concretamente, ciertos jueces y activistas, con el viejo truco de defender los derechos humanos y combatir la corrupción, se han empezado a apartar del principio de legalidad que es tan importante y tan valioso en cualquier escenario jurídico mundial”, dijo.
La ira de Villa Stein contra quienes critican el régimen de los noventa ha llegado al punto de, al parecer, amenazar a los jueces y procuradores que lo siguen sentenciando.
“Perseguir reditúa. Hay gente que hace todo un bolso por perseguir. Por ejemplo, los grandes perseguidores que tenemos en la Procuraduría. Les encanta perseguir. Estos personajes siniestros, porque son siniestros, quieren hacerse populares a punta de perseguir. Van a terminar como Robespierre. Pueden terminar como Robespierre. Del gran jacobino a Robespierre. De perseguir terminan perseguidos”, advirtió.
Para aclararle al lector, Robespierre fue un jurista y político francés que dirigió, primero, una facción de los denominados “jacobinos”, que era el grupo que impulsaba la Revolución francesa. En su etapa revolucionaria, se mostró en contra de la pena de muerte y era conocido como el “defensor del pueblo”. Luego presidió la Convención Nacional. Desde ese puesto, sufrió una transformación de sus objetivos. Impulsó la pena de muerte y persiguió a los “enemigos de la Revolución”. Cuando las divisiones en la denominada Convención Nacional eran incontrolables, Robespierre cayó herido y fue arrestado y asesinado en la guillotina. Con ese personaje, entonces, compara Villa Stein a los jueces y fiscales que han hecho un trabajo que para la comunidad internacional es impecable, con sentencias justas y probatorias.
DEBERÁ INHIBIRSE
Ante esa avalancha de declaraciones y comentarios del presidente de la Sala Permanente de la Corte Suprema, el procurador anticorrupción, Christian Salas, adelantó que si el pedido de revisión de sentencia de Fujimori es alcanzado a la Corte Suprema, Villa Stein deberá inhibirse.
“Basta con sus declaraciones para que él se inhiba. Si no lo hace, la Procuraduría presentará una recusación contra él”, advirtió.