miércoles, 13 de abril de 2016

ES POSIBLE UNA ALIANZA KEIKO-PPK - GANAR/GANAR


En todo proceso negociador, se debe tener la habilidad para comprender y llevar a la otra parte por el camino más conveniente para ambos...


Escribe: Jaime Espejo Arce
A la luz de los resultados oficiales, es decir, al 97.79% de actas procesadas a nivel nacional, el nuevo escenario nacional se presenta bastante complejo.

HEGEMONÍA - UN CONGRESO NARANJA
Los fujimoristas tendrán el manejo (casi absoluto) del Congreso con 71 parlamentarios; con ese número podrán aprobar y derogar las leyes que deseen; interpelar y censurar al Premier y sus ministros de Estado, presidir las comisiones que les apetezca y muchas, muchas cosas más (muuuuuuuuuchas).
Y si se juntan fujimoristas con apristas y acuñistas, podrían hasta nombrar (como terno a la medida), al nuevo Contralor de la República (Fuah ya acaba su gestión) y al Defensor del Pueblo que más se les acomode.
Manejo TOTAL.

SI PPK GANARA
Si PPK ganara las elecciones, estaría más amarrado que tamal dominguero, pues como le pasó a Fujimori en 1990 con FREDEMO, la oposición (esta vez fujimorista) no lo dejaría gobernar en paz, tumbaría sus gabinetes o ministros y cualquier reforma económica que quiera implementar, simplemente no pasaría. Sería un presidente decorativo, pues nada podría hacer.
A ello se sumaría el cargamontón (o bullicio) del grupo de Verónica Mendoza que sin querer queriendo, en el congreso coincidiría con los naranjas para frenar cualquier amago de liberalidad económica. Levantarían a los pueblos del sur y las calles de Lima estarían permanentemente ocupadas por marchas dizque “reinvindicativas”
O sea, todos los círculos del infierno de Dante juntos y a la vez.

SI KEIKO GANARA
Si Keiko ganara, tendrá el poder absoluto del gobierno. Es decir, EJECUTIVO y LEGISLATIVO; sería algo así como un 5 de abril pero desde las ánforas.
No tendría nadie que le ponga el pare; y estarían distanciados y hasta molestos con la gente de PPK ya que la campaña de 2da vuelta será más sangrienta que los campeonatos de la “Ultimate Fighting Championship” donde se rompen el alma y vale todo.
Y es que en esta campaña que se viene, saldrá a la luz (a flote) lo peor de lo peor del decenio de los 90s. Y cuando digo lo peor de lo peor, es para taparse la nariz.
Ello significaría, que el fujimorismo, quedaría tan molesto con sus contrincantes que de ganar las elecciones, no le ofrecería siquiera una “carterita” o algún puesto de importancia a los partidarios de PPK. 
Tendríamos 5 años de fujimorismo total y avasallante, y así como Castañeda pinto Lima de Amarillo, Keiko se encargaría de pintar el país entero de naranja.

ALBERTO FUJIMORI
Para nadie es un secreto, que una de las primeras acciones de ganar Keiko la Presidencia de la República, será reivindicar el honor de su padre. (Para los japoneses el honor es parte importantísima de sus vidas). Sino recuerden la frase: Que se escuche hasta la DIROES.
Ya la Chacón adelantó que Fujimori saldrá de la DIROES por la puerta grande. Claro, traducido significa que “encontrarán” una nueva prueba que sirva para reabrir el caso; declararan NULO todo lo actuado, y por el tiempo de carcelería lo dejarán irse a casa (o sea, por la legal pes´).
Eso, si es que no están pensando en indultarlo para ahorrarse todo el vía crucis del nuevo proceso judicial. O amnistiarlo, pues tienen el Congreso bajo control.  
Por su parte, Kuczynski, ha ofrecido que firmará una ley que le permita a Alberto Fujimori cumplir su pena en la casa.
Es decir, por angas o mangas Fujimori sale de prisión, y lo que pienses tu o yo no tiene mucha importancia, pues sólo uno de los dos (KEIKO o PPK) puede ganar las elecciones (nadie más), y los dos piensan igual sobre este tema, así que para que darle más vuelta al caldo.

COINCIDENCIAS EN LO ECONÓMICO

ANALICEMOS FRÍAMENTE Y DEJANDO SIMPATÍAS POLÍTICAS:

Keiko Fujimori tiene más o menos 40% de respaldo del electorado. PPK 20%, décimas más, décimas menos.
Lo que significa que, entre ambos suman algo de 60% de respaldo del electorado.
La propuesta económica de los naranjas y de los PPkausas son similares, o al menos se encuentran “dentro” del encuadre de lo que conocemos como “el sistema”.
KEIKO plantea usar parte del Fondo de Estabilización Fiscal para realizar un shock de inversión en infraestructura; tributación cero durante los dos primeros años para las nuevas mypes; elevar temporalmente el déficit fiscal para atender demandas sociales y obras de infraestructura.
Mientras que KUCZYNSKI, propone expansión de comercio exterior, prevención y solución de conflictos sociales, reducir el IGV de 18% a 15% de manera gradual en tres años, otorgar incentivos tributarios a la pymes etc.
O sea, o lo haces tú, o lo hago yo, da igual.
Si sumamos a los 71 votos del fujimorismo, los 18 votos de los PPkausas, estamos hablando de 89 congresistas, es decir, una mayoría tan grande como para decir, si no se hacen las reformas es porque no les dio la gana o son ineptos.
Entonces, la pregunta cae por su propio peso:
¿Porqué no pensar en juntarse ambas fuerzas políticas, y así se le evita al país gasto de plata y a nosotros ver el triste espectáculo de los puyazos televisados. pero.....

¿CUAL SERÍA EL CAMINO?
A estas alturas, creo que coincidirás conmigo que los peruanos que queremos que se mantenga "el sistema" no tenemos muchas alternativas.
Si gana Keiko tendremos un absolutismo peligroso y si gana PPK un gobierno atado de manos y pies. Así es la vida. No nos la pone fácil.
Sigo pensando que es PPK el que tiene más posibilidades de ganar. Pero, como dije, la campaña será tan sucia y caerá de todo con ventilador que una vez finalizada esta, habrá (como dice la doctora Cachetada) tanto odio y furia de los fujimoristas hacia PPK, que no querrán apoyar ninguna iniciativa legislativa que venga de los PPKuyes, y le será imposible gobernar.
De este escenario, surge una salida. 
Que hay de la posibilidad de una Alianza de Gobierno entre ambos candidatos. Es decir, un pacto que permita alcanzar los objetivos de ambos (que cómo hemos visto, son muy parecidos) teniendo en cuenta que en el Congreso unidos serían imbatibles.
¿No es descabellada la idea no?
Y creo que no sólo sería la oportunidad (que difícilmente volverá a repetirse) para alcanzar la prosperidad y el desarrollo a niveles inimaginables; sino, que la presencia de PPK en un eventual Premierato, y parte de su equipo en carteras estratégicas (ya sucedió en 1980 cuando AP le cedió dos carteras al PPC) permitiría el balance, freno o equilibrio democrático a cualquier impetu de autoritarismo naranja en el ejercicio del poder.

Creo que esa sería la mejor salida para los intereses de la patria y algo sin precedentes en la historia democrática del país. 
Ojalá, la luz ilumine a nuestros políticos y se dejen de una vez por todas de tanto pleito y tanta pelea.
Es necesario.